El tuit de Felipe Calderón

La muerte de Gerardo Mendoza, uno de los jefes fundadores de la Familia Michoacana, tiene un beneficiario: el CJNG.
12/06/2018
12:40
-A +A

El pasado 13 de mayo asesinaron a golpes, en el penal de Puente Grande, a Gerardo Mendoza Chávez, alias El Flaco, uno de los líderes de la Familia Michoacana.

Lo habían detenido tres días antes, después de pasar casi ocho años prófugo. Las autoridades lo consideraron el asesino intelectual del ex gobernador de ColimaSilverio Cavazos, el 21 de noviembre de 2010.

La versión oficial es que Mendoza tuvo “un choque de hombros” con otro reo. Y que éste lo asesinó a garrotazos.

Era extraño que un líder de la Familia Michoacana fuera enviado a un penal controlado por sus enemigos mortales, el Cártel Jalisco Nueva Generación, CJNG. Extraño, también, que fuera encerrado, según la prensa, en una celda en la que se encontraban varios reos de su “mismo nivel de peligrosidad”.

El nuevo sistema de justicia penal ordena, sin embargo, que los presuntos delincuentes sean recluidos en el centro más cercano al lugar de su detención.

El ex presidente Felipe Calderón, a cuya administración le tocó investigar el homicidio del gobernador Cavazos, subió un tuit cargado de significación:

“Gerardo Mendoza, asesino del ex gobernador de Colima,Silverio Cavazos, fue capturado y asesinado en el penal. ¿Cómo es posible que no hayan protegido a un testigo tan importante? Posiblemente su testimonio se hubiese encaminado a altas esferas del poder, ex gobernadores, por ejemplo”.

El 22 de noviembre de 2010, Silverio Cavazos, ex gobernador de Colima (2005-2009), que había terminado su gestión apenas un año antes, fue asesinado en el fraccionamiento Real Vista Hermosa.

Cavazos había salido a pasear con su perro, acompañado por un alto funcionario de su gobierno. Un hombre descendió entonces de una camioneta Patriot robada y disparó cinco veces.

La escolta del ex gobernador abrió fuego contra el agresor. Solo estrelló los cristales de la camioneta de la que éste había descendido y, para colmo, mató a un oftalmólogo que pasaba por ahí.

En pocos meses, las autoridades señalaron como autor intelectual del homicidio a Gerardo Mendoza, el líder de la Familia Michoacana. La procuraduría estatal señaló que el ex gobernador “había estorbado” las actividades de ese grupo criminal.

Un año más tarde se reveló que el abogado Samuel Rodríguez Moreno, sobrino del ex gobernador de Colima, Fernando Moreno Peña (1997-2003), estaba involucrado en el asesinato.

Gerardo Mendoza no fue detenido; de su presunto colaborador, el sobrino del ex gobernador Moreno, no se volvió a hablar hasta que lo mataron a tiros en un taller mecánico a principios de 2016 (meses antes, otro sobrino de Moreno también fue ejecutado en Villa Álvarez).

La viuda del gobernador Cavazos denunció de manera insistente que “grandes personajes de Colima” estaban involucrados en la ejecución. Declaró a la revista Proceso que ni siquiera le habían permitido ampliar su declaración, “porque esas eran las instrucciones”.

Los responsables, según la viuda, eran funcionarios que en el tiempo de la declaración, 2014, estaban incrustados “en el gobierno estatal y el gobierno federal”.

El propio ex gobernador Moreno tuvo un atentado en octubre de 2015: desayunaba con el ex rector de la Universidad en el restaurante Los Naranjos cuando vio que dos hombres iban directo hacia él: logró lanzarse al piso y, aunque recibió seis impactos, sobrevivió.

Reportes del gobierno federal indican que el territorio en disputa, el puerto de Manzanillo, fue “administrado” por una alianza entre el Cártel de Sinaloa y la Familia Michoacana (el llamado Cártel de Colima), hasta la muerte de Ignacio Coronel en julio de 2010 (cuatro meses antes del atentado en contra de Cavazos).

Mediante el pago de “rentas”, Coronel permitía que otros grupos criminales descargaran estupefacientes en Manzanillo. Su muerte desató un vacío que el Cártel Jalisco Nueva Generación intentó llenar. La “limpia” comenzó en las calles y ascendió a las altas esferas del poder, y lleva casi una década llenando Colima de sangre.

La muerte de Gerardo Mendoza, uno de los jefes fundadores de la Familia Michoacana, tiene un beneficiario: el CJNG.

Intriga el tuit de Felipe Calderón. Llega en un momento en que el ex gobernador Fernando Moreno ha sido postulado para senador por la coalición PRI-PVEM-Panal. ¿Qué quiso decir el ex presidente?

 

@hdemauleon
[email protected]

Comentarios