¿Por qué perdió Gallardo Juárez?

05/07/2018
11:52
-A +A

En San Luis Potosí la mayor sorpresa fue la derrota del candidato del PRD a la alcaldía, Ricardo Gallardo Juárez, y el ascenso al poder de Xavier Nava Palacios. La pregunta obligada es: ¿por qué perdió Gallardo? ¿por qué perdió si él aseguraba que tenía la reelección en la bolsa? ¿por qué perdió cuando tantos creían que iba a ganar?

A continuación ofreceré una serie de ideas desde la imagen pública, porque el tema es complejo y tiene muchos aristas.

1- En imagen pública existe un concepto que se llama reputación, algo así como la imagen que proyectas a través del tiempo y que responde a las preguntas, qué haces y cómo lo haces. Ricardo Gallardo organizó una campaña en la que se autodefinió como el virtual ganador. A mí me lo dijo cuando lo entrevisté. “No necesito ir a debates, porque mis resultados me avalan”. Pero una cosa es lo que uno cree y otra cosa es lo que realmente piensan de nosotros. Una cosa es la autopercepción y otra cosa es la imagen pública. Lo cierto es que Ricardo Gallardo llegó con una reputación negativa a la contienda electoral. Llegó con una imagen de líder populista que gastaba miles de pesos en programas sociales, que en su trienio la inseguridad creció, que detuvo el desarrollo inmobiliario, que privilegió a sus empresas y afectó a los constructores, que en su administración reinó el moche si se quería obtener un permiso.

Víctor Gordoa, experto en imagen pública, dice que “la forma por sí sola carecerá de sustento y necesitará del fondo para no derrumbarse”. Aplicadas estas palabras al caso Gallardo: quiso vender forma, pero la falta de fondo lo hizo derrumbarse. No tenía a San Luis de su lado, quizá solo al sector beneficiado con sus programas sociales.

2- La elección 2018 a nivel país tenía dos palabras fundamentales y todos los que las utilizaron ganaron: cambio y esperanza, según Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky. Pero en San Luis, Ricardo Gallardo no representaba ni cambio ni esperanza, representaba al viejo régimen.

Andrés Manuel López Obrador ganó porque nos dijo todo lo que queríamos oír, porque su triunfo significaba decirle adiós a la mafia del poder y Gallardo también formaba parte de ella.

Alejandro Llantada, consultor en imagen pública, asegura que “el blanco se ve más blanco en fondo negro. Cuando dos cosas se comparan y son diferentes o una es mejor, resulta más fácil notarlo y decidirse”. A esto le llama la Ley del Contraste. Con Ricardo Gallardo pasó lo mismo. Frente a Andrés Manuel López Obrador y Xavier Nava, el nieto de Salvador Nava, el histórico líder civilista de San Luis, Ricardo Gallardo lucía más gris, más negro, peor.

3- Robert Cialdini, el psicólogo estadounidense autor del libro “Influence”, habla de aprobación social. Dice que “las personas, por lo general, tienden a creer válido el comportamiento que está realizando un elevado número de personas”. Es decir, miles de mexicanos decidieron votar por Andrés Manuel López Obrador y sus candidatos porque sus amigos y conocidos iban a votar por él. ¿No compra usted en el puesto de tacos donde más gente está formada? Lo mismo pasa en las elecciones. En San Luis miles votaron por Xavier Nava, porque muchos otros lo iban hacer. Quizá no estaban convencidos del cambio al 100%, pero no querían quedarse atrás. Tambien votaron por él, porque era el único que podía ganarle a Gallardo, porque representaba el voto útil, porque quien votara por él quedaba como inteligente, como reflexivo, porque representaba un incentivo al votante.

4- La promesa de servicios funerarios fue otro error de su campaña por la simple y sencilla razón de que atenta contra la pulsión de vida de todo ser humano. Esperamos que un candidato nos ofrezca una vida digna, no que cubra nuestra sepultura. En los últimos meses escuché a muchas personas molestas por el ofrecimiento del seguro funerario y algunas eran simpatizantes de Gallardo.

Por último, como afirmó el notario público Eduardo Martínez Benavente. Las elecciones del domingo demostraron que San Luis no es Soledad, que las motivaciones del electorado son distintas, pero no lo entendieron.

Comunicador por profesión, periodista y contador de historias por convicción. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y con especialidad en manejo de Recursos Humanos por la misma casa de estudios.

Comentarios