Premio Nacional de Dopaje

Álvarez dio positivo por clembuterol, por lo que fue suspendido seis meses. Y por más que digan que fue un accidente, recuerden también que todo deportista es responsable de lo que entra en su cuerpo
07/11/2018
12:26
-A +A

Se dieron a conocer los ganadores del Premio Nacional de Deportes 2018Saúl Álvarez fue elegido como el mejor en el rubro de profesional y recibirá este galardón, aunque no queda claro, o no se entiende, cuáles fueron los argumentos para llegar a esta resolución.

Nadie hubiera protestado si dejaban vacante este premio de “deportista profesional—, ya que parece que —al no tener a un atleta destacado para postular— simple y sencillamente esperaron a la segunda pelea entre el Canelo y Gennady Golovkin, que ganó el mexicano, para hacer oficial la candidatura única de un hombre que en todo el tiempo de actividad que se supone se toma en cuenta, solamente tuvo una pelea... Y un castigo de seis meses por dopaje. Es por eso que resulta inmoral que se le dé un premio que otorga el Gobierno.

Parece más un “quedabien” de quienes decidieron postularlo para esta distinción, ante la falta de un deportista profesional, con méritos reales, para ser considerado. Sin embargo, esto no es nuevo en el PND, ya que el año pasado el ganador fue Javier Hernández. Distinción más por populismo barato y cuestiones de imagen que por lo deportivo. Y, al final, ni siquiera viajó para recibir el premio.

Fue el 15 de octubre, a cinco días de que terminara el plazo para las postulaciones, que Carlos Padilla irrumpió en la entrega del cinturón que acreditó a Álvarez como campeón de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo: “Es un consenso general que Canelo tenga la gloria de ser uno de los mexicanos que son distinguidos con el Premio Nacional de Deportes, por el Presidente de la República”.

¿Consenso general? ¿De quién o quiénes?

Quizá se les olvidó que en febrero de este mismo año, Álvarezdio positivo por clembuterol, por lo que fue suspendido seis meses y la pelea con Golovkin se tuvo que posponer hasta septiembre, para no perder la importante bolsa que estaba en juego. Y por más que digan que fue un accidente, por consumo de carne contaminada, que recuerden también que todo deportista es responsable de lo que entra en su cuerpo.

Y no es quitarle mérito a la victoria del Canelo sobre Golovkin, pero en esto del premio al deportista profesional nunca se ha entendido maldita la cosa lo que toman en cuenta para considerar a uno u otro personaje, porque —incluso— han premiado cuando ya no están en ese buen momento de sus carreras o, como fue en el 2009, cuando lo ganó Cuauhtémoc Blanco, en lo último de su trayectoria. En este caso, ya cuando jugaba en equipos del Ascenso MX.

El Canelo, además, no ha estado exento de escándalos. Además del dopaje de este año, hay que recordar las amenazas y demanda que Ulises Solís, ex boxeador, interpuso tras ser golpeado por Álvarez, con quien llegó a un acuerdo económico para retirar los cargos. Otro escándalo involucró una acusación de incumplimiento de contrato por parte de la promotora All Star Boxing, del puertorriqueño Félix Tutico Zabala.

Es cierto que Álvarez ha avanzado en su carrera, pero de ahí a la sobada de espalda que le dieron con el PND, hay mucha diferencia, y un mensaje de falta de ídolos.
A veces, es mejor dejar desierto el premio, no pasa nada. 

 @gvlo2008
[email protected]

Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.

Comentarios