Se encuentra usted aquí

Cuadro sale del Vaticano por primera vez en 92 años

En el Antiguo Colegio de San Ildefonso de exhibirá una rara obra de Antiveduto Grammatica, quien trabajó con Caravaggio
Las santas Prasede y Pudenciana, del pintor Antiveduto Grammatica. Foto: Notimex
08/06/2018
06:01
Ciudad de México
Notimex- El Universal
-A +A

Por primera vez desde su llegada a las colecciones de los Museos Vaticanos en 1926, una rara obra del pintor Antiveduto Grammatica (1571-1626) dejó las galerías de la Pinacoteca papal para cruzar el océano y ser expuesto en una inédita muestra en la Ciudad de México.

Se trata del cuadro Las santas Prasede y Pudenciana recogen la sangre de los mártires, fechado entre 1616 y 1619, que forma parte de una selección de piezas de inestimable valor que podrán ser admiradas en el Museo del Colegio de San Ildefonso, en la Ciudad de México, a partir del 21 de junio.

Realizado con la técnica de óleo sobre tela, esta pintura forma parte de un reducido grupo de obras que han sido prestadas por vez primera para la exposición “Las grandes colecciones vaticanas. De Pedro a Francisco, dos mil años de arte e historia”, que permanecerá en el recinto mexicano hasta el 28 de octubre.

“Este cuadro en particular representa a las santas Prasede y Pudenciana, son santas del tiempo en que san Pedro estuvo en Roma, parece que él fue huésped en la casa de estas dos jóvenes mujeres, el padre Pudente fue discípulo de San Pablo”, explicó Adele Breda, una de las curadoras de la muestra mexicana.

En entrevista con Notimex, la especialista del Departamento de las Artes de los Museos Vaticanos explicó la relevancia de Grammatica, artista de éxito y contemporáneo del entonces menos afortunado Michelangelo Merisi de Caravaggio.

“Antiveduto Grammatica es un sienés que llega a Roma muy joven y comienza a pintar en una Bodega y con él fue a trabajar Caravaggio, que era su contemporáneo, pero que entonces era menos afortunado desde el punto de vista económico”, explicó.

“Grammatica era llamado ‘el gran capocciante’ (el gran pintor de cabezas) y, con él, Caravaggio pintará algunas cabezas, pero su relación durará poco aunque la amistad entre los dos se mantendrá durante mucho tiempo más”, agregó.

De hecho, los mexicanos visitantes de la muestra podrán advertir en este cuadro la influencia de Caravaggio, ya que las dos santas se advierten en primer plano sobre un fondo oscuro y los colores de las vestiduras son sobrios, para demostrar sencillez.

Aunque se desconoce quien ordenó su realización, la obra es parte de la Pinacoteca Vaticana desde 1926.

Breda explicó que al poco tiempo de la llegada de san Pedro y san Pablo a Roma se constituyó una pequeña comunidad cristiana de la cual formaron parte estas dos mujeres, que lograron la conversión de un gran número de personas entre sus conocidos.

“La escena que vemos aquí nos muestra a estas dos mujeres en el acto de recoger la sangre y se refiere a un episodio que ocurrió en su casa, que era un espacio donde se reunían los cristianos para rezar”, explicó.

Precisó que en tiempos del emperador Antonino Pío se descubrió que en esa casa se reunían los cristianos, llegaron los soldados romanos y cumplieron una masacre asesinando a 23 de ellos.

Según la tradición, la sangre que del suelo fue recogida por Prasede y Pudenciana en vasijas, por respeto. En cambio, los cuerpos fueron todos llevados a la Catacumba de Priscilla y fueron adecuadamente sepultados. En Roma, aún existe una iglesia por cada una de estas santas.

La estudiosa de los Museos Vaticanos precisó que el cuadro de Antiveduto Grammatica será colocado en la primera sección de la muestra en San Ildefonso, que busca mostrar algunos trazos de los inicios del cristianismo.

Comentarios