Se encuentra usted aquí

Captación de agua, dejaría de pagar millonaria suma por El Realito

Alfredo Ávila argumenta que requeriría un esquema para generar sistemas de filtración
Compartir
FOTO: ESPECIAL
14/02/2018
03:15
Sergio Marín
San Luis Potosí, SLP.
-A +A

El gobierno del estado paga actualmente entre 15 y 16 millones de pesos por la infraestructura a la empresa operadora Sistemas El Realito, mientras que el Interapas gasta alrededor de 8.5 millones de pesos por concepto de operación para poder distribuir agua suficiente para abastecer parte de la zona metropolitana de San Luis Potosí.

Sin embargo, para el investigador del Centro de Investigación y Estudios de Posgrado Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Alfredo Ávila Galarza, si se captara adecuadamente el agua pluvial que se precipita en San Luis Potosí y esta pudiese ser almacenada, se tendría directamente el recurso y no habría la necesidad de ir hasta Guanajuato para traerla con los gastos enormes en infraestructura y bombeo.

El especialista hizo referencia a una propuesta en tesis ambiental en la que se considera a la ciudad como un metabolismo que genera insumos y requiere energía para su funcionamiento así como la generación de derechos.

El estudio refiere que si bien se requiere de infraestructura para lograr este proceso de captación y reutilización del agua, se necesitaría de adecuaciones al reglamento de construcción del municipio, para obligar a las industrias y a los desarrolladores a crear sistemas de filtración y de reúso para administrar mejor el recurso hídrico y no gastar cantidades millonarias en el desarrollo de proyectos como fue la Presa El Realito.

El investigador también sostuvo que el consumo de energía ha ido aumentando debido a que el crecimiento urbano sostenido es cinco veces mayor que el poblacional y esto ha generado que las áreas rurales o espacios para el desarrollo de la agricultura de municipios aledaños como Soledad, Villa de Reyes, Mexquitic y Ahualulco, estén despareciendo, lo que implica que para satisfacer las necesidades de alimento de la ciudad, se tenga que conseguir de puntos más lejanos con el consecuente aumento de combustible y otros elementos que también afectan al medio ambiente.

Se estima que alrededor del 40 por ciento del agua se pierde a través de la red, ya sea por fugas o por desperfectos, lo que hace imprescindible que se ejecuten proyectos para subsanar estos problemas y para mejorar el suministro de acuerdo a la demanda que se prevé en el futuro.

vkc

Compartir

Comentarios