Se encuentra usted aquí

“No se culpen”, dicen padres a niños tailandeses atrapados en cueva

Autoridades dijeron que la ventana de oportunidad para sacarlos es de entre tres y cuatro días, antes de que comience a llover y el complejo de cuevas se inunde
Rescatistas están en una carrera contra el tiempo, luchando por sacar a los niños y al entrenador del complejo de cuevas de Tham Luang. Foto: EFE
07/07/2018
08:05
El Universal
-A +A

Un día después de que 12 niños tailandeses, que se encuentran atrapados en un complejo de cuevas junto con su entrenador, enviaran cartas a sus padres, éstos les respondieron: “No se culpen”, reveló el diario The Guardian, citando como fuente a la Marina del país asiático.

Rescatistas están en una carrera contra el tiempo, luchando por sacar a los niños y al entrenador del complejo de cuevas de Tham Luang, en la provincia norteña de Chiang Rai. Conscientes de que conforme pasa el tiempo, aumenta el riesgo de que llueva y se inunde el lugar.

Cuando en Tailandia todavía era sábado, la Marina tailandesa dio a conocer las cartas que los menores y el entrenador escribieron para sus familiares, que dijeron que los querían, que los extrañaban y estaban siendo bien cuidados.

El entrenador pidió perdón a los padres de los chicos y afirmó que cuidaría de ellos lo mejor que pudiera.

Ya siendo domingo, la Marina difundió las cartas de respuesta de los padres. “A todos los niños”, dice una de las misivas, escrita por la madre de Nattawut Takamsai, de 14 años y mencionada por The Guardian. 

“No estamos enojados con ustedes en absoluto. Cuídense. No se olviden de taparse con mantas, porque el clima es frío. Estamos preocupados. Saldrán pronto de allí”, dice una de las cartas. 

También escribió al entrenador Ekkapol Chantawong, de 25 años: “Queremos que sepa que ninguno de los padres estamos enojados con usted, así que no se preocupe por eso”.

Las cartas fueron entregadas a los marines tailandeses para que las lleven a los niños, localizados el pasado lunes y quienes desaparecieron desde el 23 de junio.

Las autoridades dijeron que ni los menores ni el entrenador estaban en condiciones para salir de la cueva buceando, que hasta ahora parece ser la opción más considerada. Sin embargo, el gobernador de Chiang Rai advirtió que la ventana de oportunidad para sacarlos es de entre tres y cuatro días, antes de que comience a llover y el complejo de cuevas se inunde.

Comentarios