Se encuentra usted aquí

Don Liborio cambió de piel

Fue el afortunado receptor de un trasplante de piel que duplicó sus expectativas de vida.
Foto: Especial
27/05/2018
03:05
María Vázquez
San Luis Potosí, SLP.
-A +A

Liborio Salinas es un hombre de 74 años de edad, fue víctima de un incendio en la madrugada del pasado 2 de mayo, luego de que se quedó dormido con un cigarro encendido en la mano.

Esto le provocó quemaduras de segundo y tercer grado en el lado izquierdo de su cuerpo, principalmente en el torso, brazo y pierna, con ello los pronósticos de vida disminuyeron en más del 60 por ciento.

"El doctor nos daba sólo tres semanas de sobrevivencia porque venía muy mal de sus heridas, incluso nos comentaba que era posible que falleciera", señaló María de Jesús Salinas, hija del paciente.

Artículo
Tras sufrir una enfermedad renal crónica que le fue detectada hace algunos años, Araceli se enfrentó a un cambio total en su vida. Los pronósticos eran poco favorables para su futuro.
Testimonio. Donar órganos es donar vida Testimonio. Donar órganos es donar vida

Afortunadamente la noticia de la recepción de la donación de piel cadavérica al Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto llegó a cambiar el panorama para esta familia, se realizó el primer trasplante de piel en San Luis Potosí, que se concretó el pasado 23 de mayo en dicho nosocomio. La cirugía estuvo a cargo del doctor Mario Martínez Jiménez quién con este procedimiento logró duplicar la expectativa de vida de Don Liborio.

"El trasplante es una piel que está mallada, puede tener una expansión hasta más de cuatro veces de lo normal por las fenestraciones y el procedimiento es muy sencillo porque al momento de colocar la piel cadavérica sobre la piel que está quemada, quitamos todo lo que está totalmente desvitalizado, el procedimiento se lleva entre media hora y 45 minutos porque entramos cuatro personas para hacer el procedimiento y entonces el paciente tiene un periodo muy corto de quirófano y de recuperación", explicó el médico.

Se espera que en un lapso no mayor a dos semanas, la recuperación del paciente sea efectiva para darlo de alta. Y que en un plazo menor a seis meses pueda recobrar la calidad de vida que tenía antes del accidente.

"La piel trasplantada se queda en forma temporal, nada más dura entre 7 y 10 días y el paciente después de la colocación puede levantarse con la rehabilitación y tiene menos probabilidades de infecciones, se hidrata fácilmente y además la persona tiene mejor forma para tener más tejido de piel, son muchos beneficios, solamente con el hecho de poner piel cadavérica", concluyó.

                                                                                         [email protected]

vkc

Comentarios