Se encuentra usted aquí

Don Margarito, peluquero que ha mantenido la tradición en San Luis

Un oficio que ofrece técnicas tradicionales.
FOTO: ESPECIAL
28/01/2018
03:15
María Vázquez
San Luis Potosí, SLP.
-A +A

Con un dejo de nostalgia en el rostro, Don Margarito Rocha recuerda los cándidos años de la peluquería, oficio que aprendió cuando apenas era un niño y llegó a la capital potosina en total soledad, después de que sus padres fallecieran.

“Se puede decir por azares del destino porque cuando yo entré a la peluquería, al dueño le enterneció ver la figura de una persona...digamos de un niño de la calle” señaló.

A pesar de no tener dinero, ni la posibilidad de ir a la escuela, el entonces dueño de la peluquería prácticamente lo adoptó, le ayudó a pagar sus estudios y le enseñó su oficio, por lo que Don Margarito lo recuerda con cariño. 

A diferencia de muchos jóvenes que se guían por malos pasos, él decidió salir adelante aprovechando cada oportunidad que se le presentó, aprendiendo así diversas actividades como plomería, carpintería, herrería y soldadura, con lo que se ayudó para años después elaborar las estructuras de su peluquería y hacer un lugar agradable para sus clientes.

Este oficio le ha dado grandes satisfacciones, una de ellas fue la oportunidad de rapar a diversas figuras de la lucha libre, tras perder sus encuentros de máscara contra cabellera, relatarlo le provoca una gran sonrisa.

“Yo llegaba y les decía: perdiste, pues yo te voy a rapar, y me contestaban  'no, pero conmigo te las vas a ver’, y yo pues sí, pero es que el público pagó para venir a ver, ya perdiste, ahora te toca cumplir y yo voy a cumplir con mi trabajo”, recordó con gran ánimo.

El oficio de peluquero ha ido reduciendo su presencia a causa de los cambios tecnológicos y la aparición de modernas estéticas y salones de belleza, según cifras del observatorio laboral, este oficio que en el 2012 practicaban 317 mil 909 peluqueros se redujo a 304 mil 937 durante el 2017 en todo el país.

Sin embargo, a Don Margarito esta situación no le preocupa mucho, pues al mencionar que “el sol sale para todos” confía en sus clientes, quienes conocen el trabajo que realiza mediante técnicas tradicionales a navaja y ofreciendo un plus: los masajes relajantes.  “Nosotros los peluqueros, somos los papás de los estilistas” finalizó.

vkc

Comentarios