Se encuentra usted aquí

Automedicación, práctica altamente riesgosa

Desde el 20 hasta el 40% de las personas siguen con la cultura de buscar en las tienditas de la esquina medicamentos que no siempre son los indicados para el padecimiento que tienen.
Compartir
Foto: Archivo El Universal San Luis Potosí.
14/06/2018
03:15
María Vázquez
San Luis Potosí, SLP.
-A +A

La automedicación, es una práctica repetitiva tanto en hombres como mujeres, pues es común acudir a la farmacia para calmar algún dolor con un medicamento conocido porque alguna vez fue recetado por un médico, o porque alguien aseguró que era efectivo, sin embargo, esta es una práctica altamente riesgosa.

El coordinador delegacional de información y análisis estratégico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Erasmo López Rodríguez explicó que las personas que tienen problemas gástricos deben recordar que el ácido acetilsalicílico o el naproxeno sódico son los principales causantes de gastritis erosiva en el mundo y ésta produce sangrado gástrico, “la gente cree que se puede consumir dos, tres o cuatro pastillas al día y eso es un riesgo elevado de lesiones importantes".

Las consecuencias más graves de esta práctica es la farmacodependencia, "el enmascaramiento" de la enfermedad, las posibles reacciones alérgicas, los daños en los órganos y hasta la muerte.

Artículo
Algunos padecimientos pueden llegar a complicarse al grado de que el paciente en lugar de estar ciertos días en casa con tratamiento vía oral o inyectado, tenga que pasar a un área de internamiento.
No seguir indicaciones médicas afecta la saludNo seguir indicaciones médicas afecta la salud

A pesar de los riesgos de automedicarse, un alto porcentaje de personas lo sigue haciendo, según sentenció el doctor Erasmo López, al precisar que en muchas ocasiones influye el hecho de que se venden medicamentos en tiendas de autoservicio facilitando el acceso a las personas quienes prefieren evitar ir a una consulta, caminar hasta la farmacia o consultar a su farmacéutico.

"Desde el 20 hasta el 40 por ciento de las personas siguen con la cultura de buscar en las tienditas de la esquina medicamentos que no siempre son los indicados para el padecimiento que tienen, pero deben considerar que su cuerpo es un sistema de componentes químicos que actúan diferente a la misma sustancia, es decir, lo que a mí me hace bien no necesariamente a mi vecino o a mi sobrino puede hacerle bien", señaló.

Advirtió que cada medicamento y cada principio activo que lo compone traen consigo una reacción adversa. Estas van desde un simple enrojecimiento cutáneo hasta problemas mayores o un paro respiratorio. Asimismo puede crear errores en los diagnósticos o tratamientos que se busquen después.

[email protected]

vkc

Compartir

Comentarios