Se encuentra usted aquí

Holanda crea el primer calzado hecho con chicles de la calle

Esta iniciativa tiene como propósito eliminar desechos en diferentes áreas metropolitanas, fabricar calzado y beneficiar a la ciudad aumentando su atractivo.
La reutilización de chicles dio como resultado estos tenis rosas. Foto: cortesía
27/12/2018
12:54
El Universal
-A +A

¿Te imaginas unos tenis hechos completamente con chicles? Pues esto ya es una realidad ya que en Ámsterdam se ha convertido en la primera ciudad en lograr esto. La hazaña se debe a una iniciativa que recoge chicles de la calle y a continuación te contamos todos los detalles sobre este increíble proyecto.

gumshoe-product-1.jpg
Foto: cortesía

 

Jolande Penninks es una ciudadana holandesa que fundó Gumbudy, una organización que tenía como propósito que las personas tuvieran un lugar disponible para deshacerse de las gomas de mascarGumbudy comenzó a instalar tableros en distintos puntos concurridos como centros comerciales o estaciones de trenes autobuses de Ámsterdam, Róterdamy otras ciudades holandesas. Dichos tableros tenían un mapa del mundo para que la gente pegara el chicle en ellos señalando su lugar de origen. El objetivo consistía en limpiar las calles.

El proyecto dio un paso más cuando la compañía lanzó Gumshoe, el primer calzado del mundo hecho a base de los chicles que Gumbudy recogió con sus tableros. Estos tenis son color rosa chicle y tienen un mapa deÁmsterdam en la suela.

gumshoe-product-3b.jpg
Foto: cortesía

De esta manera se busca concientizar a la población sobre un grave problema ambiental y, al mismo tiempo, se demuestra que la innovación, creatividad y reutilización de materiales dan como resultado productos sorprendentes. "Nuestro compromiso diario es brindar a la gente buenas condiciones de vida, trabajo y ocio en la capital de Holanda", explica Mustafa Tanriverdi, del Área Metropolitana de Ámsterdam.

gumshoe-product-2.jpg
Foto: cortesía

Cada año alrededor de 1.5 millones de kilos de chicle son tirados a las calles de Holanda, esto de acuerdo con un reporte del diario español El País. Un chicle tarda entre 20 y 25 años en biodegradarse. Además, los chicles tienen ingredientes que hacen extremadamente difícil que se rompan, entre ellos la goma sintética, que se emplea también para fabricar neumáticos para los autos y revestimientos para suelos.

gumshoe-product-4.jpg
Foto: cortesía

¿Qué opinas?

Comentarios