106 aniversario del Ejército Mexicano

26/02/2019
11:32
-A +A

Honrar honra. (José Martí)
A los soldados del Ejército
Mexicano.

Los festejos patrióticos no son estériles, son útiles a los pueblos que requieren de inspirarse y amar algo grande, festejar símbolos, iconos, sentimientos sensibles de su pasado, su conciencia, creencias fundamentales y en ocasiones el apogeo del mito, no son otra cosa que nuestra tierra. Actualmente vivimos una revolución de las conciencias, cambios vertiginosos, no exentos de riesgos y dolores del parto. No debemos olvidar jamás de dónde venimos, para saber a dónde vamos. Recordar nuestras luchas libertarias de Independencia, Reforma y Revolución, (imágenes que desaparecieron de los salones de las escuelas), camino empedrado de esfuerzos, de una patria que nació en el pueblo de Dolores, encabezado por el padre de la patria don Miguel Hidalgo y Costilla, con la convicción de continuar por la senda de la justicia social.

Digno de encomio fue conmemorar el surgimiento y génesis del Ejército Mexicano, popular por antonomasia, heredero de una de las más puras tradiciones, garante de la defensa de la soberanía, el orden constitucional y nuestras garantías individuales. Los soldados forman parte de la institución armada más confiable, más noble, no se cansa, no titubea, no duerme. Obedecen a su comandante supremo, saben que cariñosamente se les llama Juanes que es el pueblo uniformado.

El 19 de febrero se efectuó la ceremonia solemne en Saltillo, Coahuila: recordando el origen de ese Ejército del pueblo, con la presencia del comandante supremo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, acompañado por el secretario de la Defensa, general Luis Cresencio Sandoval González, así como por el secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda y el gobernador Miguel Ángel Riquelme. Coahuila es la cuna del surgimiento del nuevo Ejército constitucionalista. Aquel 19 de febrero de 1913 cuando el entonces gobernador Venustiano Carranza envía una iniciativa al Congreso local desconociendo al gobierno usurpador, el chacal borrachales personaje torvo Victoriano Huerta, proponiendo además la creación de una nueva fuerza armada.

La iniciativa anteriormente mencionada quedó plasmada en el Plan de Guadalupe promulgado el 26 de marzo de 1913 en la hacienda del mismo nombre, este hecho marcaría la vocación de la futura Fuerza Armada, de constituirse como el pilar más sólido, defensor de la soberanía nacional, las instituciones democráticas y el pueblo. Realmente aquel Plan fue símbolo para el mundo, de que México no soportaría jamás una dictadura ni dictablanda. La creación de aquel Ejército constitucionalista según el plan mencionado fue el de restaurar el orden constitucional, quebrantado por una caterva de ambiciosos de poder, traidores, vergüenza nacional.

El mensaje solidario del Presidente y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas Andrés Manuel López Obrador, reconoció la vocación democrática del gobierno encabezado en aquel tiempo por el Presidente Francisco I. Madero sacrificado que dejó una mancha en nuestra historia. Exalto la valentía, la templanza y el patriotismo de don Venustiano Carranza por su decisión de enfrentar aquel gobierno espurio, llamando al pueblo para crear un nuevo Ejército.

El secretario de la Defensa como buen soldado por los cuatro costados habló fuerte, con una gran emoción reconoció la inspiración democrática de Carranza, padre “creador de un nuevo Ejército”, que el actual es mismo de aquel entonces por su vocación indeclinable de lealtad, obediencia y compromiso de transformar a México luchando con banderas de libertad, justicia e igualdad.

A las Fuerzas Armadas se les ha encomendado nuevas misiones al crearse la Guardia Nacional con un mando civil, fundamentada en un nuevo orden legal, que es lo que siempre pedían: “Ley de seguridad y protección ciudadana”, estableciendo este ordenamiento que permanezca en las calles 5 años más, en tanto se organiza la nueva institución.

Gracias, muchas gracias soldados de mi patria por su solidaridad con el pueblo.

 

 

 

 

 

 

Director General. Centro de Estudios
Económicos y Sociales del
Tercer Mundo AC

Comentarios