13/01/2021
11:51
-A +A

Sin suponer, es probable que la mayoría de los ciudadanos de este mundo hayamos pasado el 31 de diciembre mirando el reloj y esperando la cuenta atrás que se llevaría consigo el fatídico año que fue 2020, al tiempo que abríamos las puertas y los brazos para recibir anhelantes esa nueva cifra que puede significar muchas cosas, y una de ellas es la esperanza (de que la vacuna nos llegue a todos, de recuperar el trabajo, de volver a abrazarnos).

Como suele suceder, en enero muchos se plantean propósitos para iniciar una nueva vida. Entre esos propósitos siempre se escucha “cambiar de hábitos” o “cambiar a un estilo de vida más saludable”. Buenas noticias para todos (para los que sus propósitos incluyen éstos y para los que ya vivimos algo parecido a una dieta balanceada acompañada de actividad física): La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas ha declarado el 2021 como el Año Internacional de las Frutas y Verduras.

Esto va de la mano del seguimiento al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados el 25 de septiembre de 2015 y asumidos por los más importantes líderes mundiales. Se busca cumplir estos objetivos en un plazo de 15 años. La lista completa se puede encontrar aquí:

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ha planteado unas líneas de acción para llevar a cabo durante el año de diversas maneras:

1. Promoción y sensibilización (para hacer consciencia acerca de la importancia de las frutas y verduras dentro de la vida de las personas, no solo las dietas, sino en los ámbitos económico, social, político y educativo).

2. Creación y difusión de conocimientos (se parte de la educación y de saber qué son estos bienes tan preciados que el planeta ha puesto a nuestra disposición).

3. Formulación de políticas (porque la explotación de estos bienes debe ser cuidadoso, equitativo, justo).

4. Fomento de la capacidad y educación (para que las personas entiendan que está en manos de todos cuidar, promover y consumir estos recursos).

Cada una de ellas contiene puntos específicos para atender a fin de lograr el cambio que se busca en cuanto al cuidado, producción, distribución y consumo de las frutas y verduras. Todos se pueden encontrar en este enlace: http://www.fao.org/fruits-vegetables-2021/es/

Unos de los objetivos más perseguidos son la nutrición basada en frutas y verduras dentro de una dieta balanceada, así como reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, cada vez más polarizado por el superávit de producción y la hambruna de determinados sectores sociales. Asimismo, es un área de oportunidad para reforzar la importancia del consumo de frutas y verduras para el cuidado de la salud, reflexión que el 2020 nos dejó muy en claro, especialmente en países como México, con pésimos hábitos alimenticios, y cuya población obesa, hipertensa y diabética debe replantearse seriamente y desde ya su alimentación.

Que este año vuelva a ser una oportunidad de verdadera voluntad de cambio en cuanto al cuidado de la salud y del medio ambiente. La pandemia nos ha dejado claro que son pocas las cosas que realmente están en nuestras manos, y son justamente esas las más valiosas.

"Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Soy lectora, vinófila, ciclista y peregrina jacobea."

Comentarios