24 / junio / 2022 | 18:20 hrs.

5 de junio: cuatro definidas, una en guerra y otra cerrada

Salvador García Soto

El escenario no va a variar mucho de lo que se observó en 2021

De las entidades que elegirán gobernador dentro de 18 días y ya en la recta final de las campañas, cuatro de ellas parecen totalmente definidas a juzgar por los números que dan las encuestas: Oaxaca, Quintana Roo e Hidalgo, donde la ventaja de Morena parece irreversible; Aguascalientes, donde la alianza Va por México de PAN-PRI-PRD, cierra también con cómoda ventaja.

En el caso de Durango, la ventaja del candidato aliancista se ha reducido y el cierre fuerte de la abanderada de Morena hace prever un final de fotografía; mientras que en Tamaulipas, aunque prevalece la ventaja amplia del candidato morenista, la guerra electoral desatada en el Estado, con acusaciones penales sobre financiamientos ilegales y la intervención directa del gobernador Cabeza de Vaca para levantar al candidato del PAN, hace incierto aún el desenlace, pues aunque hubiera un triunfo de Morena, lo más probable es que haya un conflicto poselectoral.

Poco variaron los números y las tendencias en los seis estados desde el arranque de campañas el pasado 1 de abril. Morena arrancó con ventajas claras en Oaxaca, donde el candidato Salomón Jara, casi ni se tuvo que despeinar ante un PRI que prácticamente entregó la plaza y un PAN y PRD que se desdibujaron sin la alianza opositora. Lo mismo ocurrió en Hidalgo, donde el abanderado morenista, Julio Menchaca, no hizo sino ampliar su ventaja a pesar del enorme gasto que se veía en la campaña de la candidata aliancista Carolina Viggiano, a quien le pesó demasiado el rechazo del gobernador Omar Fayad.

En el caso de Quintana Roo, la operación previa del Niño Verde, Jorge Emilio González, que le limpió el camino a Mara Lezama, la candidata verde por Morena, funcionó a la perfección y a pesar del crecimiento que logró la candidata del PAN-PRD, Laura Fernández, la división del PRI que postuló a Lesli Hendricks, nunca permitió que la ventaja de Lezama se viera amenazada. Y aunque a nivel local hay versiones de una posible declinación de la candidata priista a favor de Fernández, la realidad es que hay “compromisos y pactos” que suscribieron los dirigentes nacionales del PRI, el PAN y el PRD por los que decidieron competir separados allanándole el camino a la candidata del Niño Verde.

Tamaulipas es otro estado donde nunca varió la ventaja inicial de Morena en las encuestas y, salvo por el enrarecimiento del clima electoral en los comicios tamaulipecos, derivado de la filtración de expedientes que señalan a Morena y a su candidato Américo Villarreal, como beneficiarios de “aportaciones y transferencias” del empresario Sergio Carmona, y por las investigaciones que ordenó en ese sentido el gobernador panista, no hay duda de que la gubernatura será para Morena, lo que no queda claro es cómo incidirá en los resultados la campaña penal y de guerra sucia emprendida por Cabeza de Vaca y su Fiscalía, y si las graves acusaciones contra los candidatos morenistas, darán pie a impugnaciones postelectorales.

Lo mismo ocurrió en Aguascalientes, en donde la candidata de la Alianza Va Por Aguascalientes, Teresa Jiménez, arrancó en el primer lugar de preferencias, algo que se ha mantenido en este mes y medio de campaña y que difícilmente podrá cambiar en las poco más de dos semanas que restan para las votaciones. El crecimiento de las candidatas de Morena, Nora Ruvalcaba; de MC, Anayeli Muñoz, y de la coalición PT y PVEM, Martha Márquez, nunca fue suficiente para poner en jaque a la abanderada del PRI-PAN-PRD que mantiene una cómoda ventaja.

El único estado que registró una variación importante en las encuestas de arranque es Durango, donde la ventaja cómoda con la que inició el candidato de la Alianza Va Por Durango, Esteban Villegas, se vio reducida ante el embate del aparato federal movido por Morena en el Estado. La candidata morenista, Marina Vitela, repuntó la desventaja con la que inició campaña, en buena medida por la fractura interna provocada por el senador José Ramón Enríquez, que se negó a aceptar la derrota. Hoy las encuestas hablan de una muy ligera ventaja del abanderado del PRI-PAN-PRD y de un cierre fuerte de la abanderada morenista, lo que pone a Durango como la elección más cerrada para este 5 de junio, que podría resolverse por ventaja mínima a favor de cualquiera de las dos opciones.

Así es que, a reserva de lo que decidan los votantes en las urnas, que siempre tendrán la última y definitiva palabra frente a cualquier encuesta o sondeo, el escenario que se ve venir en las seis entidades en disputa no se ve que vaya a variar mucho de lo que se observó en los comicios del 2021: con Morena ganando la mayoría de posiciones en disputa, la alianza Va por México obteniendo dos posibles triunfos pero sin poder aún poner en jaque al partido gobernante y el Partido Verde volviendo a fungir como el aliado cada vez más necesario para Morena, sin el cual no hubiera podido ganar Quintana Roo y se hubiera tenido que conformar con tres gubernaturas. Quizás lo único es que en estas votaciones estatales MC prácticamente se verá desdibujado con sus candidatos.

NOTAS INDISCRETAS…
En vísperas de la reunión que hoy tendrá en Palacio Nacional el presidente López Obrador con el enviado de la Casa Blanca, Christopher Dood, para tratar el tema de la Cumbre de Las Américas, ayer el presidente de Guatemala, Alejandro Giamattei anunció que él no asistirá a dicha cumbre y que defenderá la soberanía de su país. Hasta ahí parece uno más que se suma al llamado del presidente López Obrador que, aunque dicen que no es boicot ni quiere bronca con Estados Unidos, ya metió ruido a esta cumbre con las expresiones de varios países que secundan al mandatario mexicano. Lo más fuerte es que el presidente guatemalteco dijo ayer que se enteró que no sería invitado a Los Angeles, “porque me lo dijo el presidente de México” en su reciente visita a Guatemala el pasado 5 de mayo. Quién sabe cómo verán en Washington que el presidente de México se haya adelantado a avisarle a su colega de Guatemala que no era bienvenido a la Cumbre. El caso es que hoy en Palacio tendrá que haber algún avance sobre la asistencia de México, que para Estados Unidos es vital su presencia en la Cumbre. Habrá que ver que se negocia y si hay entendimiento, pero lo cierto es que, aunque en Palacio y en la cancillería insisten en que “no hay boicot, sino un nuevo discurso para la unidad de los países del continente americano”, lo que está pasando en los hechos cada vez se parece más a una acción concertada para doblar al Tío Sam…La que se quedó literalmente congelada en plena ola de calor en el país, fue la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier. Y es que su NOM 236, publicada en el Diario Oficial y que anunciaba la implementación, a partir de noviembre próximo, de verificaciones vehiculares en todo el país para revisar puntos de seguridad de todos los autos con más de 4 años de antigüedad, fue rudamente descalificada por el Presidente que dijo desconocer el tema, pero de paso desconoció a su secretaria a la que lo menos que la llamó fue “tecnócrata insensible”. Y es que la citada verificación apuntaba a convertirse en un nuevo impuesto para los mexicanos que tienen automóvil que no sea de modelo reciente, que son la inmensa mayoría, y eso en plena crisis, con la inflación a tope y sin la aprobación del Presidente, simplemente terminó en un regaño público para la tía Tatis que no ha dicho ni pío sobre una propuesta que se tardaron 3 años en armar entre la Secretaría de Economía y los fabricantes y distribuidores de automóviles en el país. Y aunque ella recibió el tema al llegar al cargo, ahora que lo publicó se llevó tal regaño público del Presidente que ya no se sabe qué va a pasar ni con la Norma Oficial que ya está publicada y en teoría entraría en vigor, ni con la secretaria de Economía que cuestionaron duramente en Palacio…Se baten los dados. Capicúa. Repetimos tiro.