China y su ‘Internet censurado

28/09/2018
11:59
-A +A

El miércoles 19 de septiembre, en un evento privado convocado por la firma Village Global VC en la ciudad de San Francisco, California, Tyler Cowen, economista, preguntó sobre la posibilidad de que en los próximos años Internet pudiera fragmentarse en subredes. Eric Schmidt, expresidente de Google, afirmó que Internet, a finales de la próxima década (2028), se dividirá en dos infraestructuras. La primera resultado de la evolución del Internet actual, que estaría dominada por Estados Unidos; la segunda, se desprende del megaproyecto ‘La ruta de la seda’, iniciativa de Xi Jinping, presidente de la República Popular China, quien impondría la infraestructura de su ‘Internet censurado’ a unos 60 países en Asia y África. Ambas redes ya existen hoy.

“Si nos fijamos en China, y estuve allí, la escala de las empresas y los servicios que se están construyendo, la riqueza que se está creando, es fenomenal. El Internet en China representa un porcentaje mayor al PIB de China, que es una gran cantidad, y es el mismo porcentaje de Estados Unidos, que también es un gran número", afirmó Eric Schmidt.

El megaproyecto ‘La ruta de la seda’ (The Belt and Road) precisamente comprende unos 60 países en Asia y África, los cuales, podrían optar por incorporarse a la infraestructura que China ofrece.

El gobierno chino retiene a sus ciudadanos en una red controlada y censurada, al margen de Internet. China pretende extender esa red a los países que ha considerado en el megaproyecto ‘La ruta de la seda’.

En el ‘Internet censurado’ de la República Popular China, las operaciones privadas en Google, Facebook o YouTube  están totalmente bloqueadas. 

Empresas como WeChat (relativamente similar a WhatsApp o Facebook), bloquean en tiempo real múltiples frases de los usuarios sobre temas controversiales, inclusive en mensajes privados.

No sin cierta ironía, el eterno precandidato a la presidencia de Estados Unidos aseveró: “Si piensas en China como 'Oh sí, están bien con Internet', te estás perdiendo el punto. La globalización significa que ellos también pueden jugar. Creo que verán un liderazgo fantástico en productos y servicios de China. Existe un peligro real de que junto con esos productos y servicios surja un régimen de liderazgo diferente del gobierno, con censura, controles, etc”.

Para Estados Unidos, la extensión del ‘Internet censurado’ representa un delicado asunto de seguridad nacional, que de ninguna manera se limita a Asia y África.

La ruta de la seda pondría a 60 naciones a merced de los intereses de la República Popular China, que en días recientes, además, dio a conocer la intención de apoyar al gobierno de Venezuela en la construcción y lanzamiento de Guaicaipuro, el cuarto satélite del gobierno venezolano.

América, por supuesto, representa uno de los principales objetivos en la estrategia de expansión de la República Popular China, cuyos abundantes productos han saturado la gran mayoría de los mercados latinos.

El desarrollo tecnológico de la República Popular China se extiende inclusive a la inteligencia artificial, y Eric Schmidt ha pronosticado que podría convertirse en uno de los líderes mundiales en 2030.

En el accidentado tránsito a la cuarta revolución industrial, la hegemonía de los Estados Unidos de ninguna manera está asegurada. En el nuevo orden mundial, las telecomunicaciones son un poderoso ariete. Ello definitivamente lo entiende mejor Xi Jinping que Donald Trump.

El presidente de Estados Unidos solía ser considerado el hombre más poderoso en el mundo. Hoy, hasta produce carcajadas en importantes foros internacionales.

Comentarios