13 / agosto / 2022 | 00:57 hrs.

De lenguas hablamos

Montserrat Morales

La lengua que hablamos determina la forma en que nos relacionamos con el mundo, en que nombramos las cosas. Cada lengua, como elemento de identidad de una cultura, trae consigo una manera de ver la realidad, las relaciones personales, con los objetos cotidianos y con el poder creador del universo. Si una lengua llega a perderse, todo lo que nace con ella, muere también.

La UNESCO declaró que a partir del 2002 se celebraría cada 21 de febrero el Día Internacional de la Lengua Materna con la finalidad de hacer visibles las lenguas del mundo y emprender acciones de preservación y cuidado de todas aquellas que están en riesgo de desaparecer, cerca del 43  por ciento del total que se habla en mundo (http://www.un.org/es/events/motherlanguageday/).

El Atlas de la UNESCO de las lenguas del mundo en peligro trabaja varios niveles del riesgo de desaparición de cerca de tres mil lenguas en todo el mundo. Éstos van de vulnerable, en peligro, seriamente en peligro, situación crítica y apagada. De acuerdo con este instrumento actualizado a 2017, en México hay 21 lenguas en situación crítica, 32 en peligro serio, 38 en peligro y 52 vulnerables de un total de 143 lenguas registradas en todo el país (Moseley, 2010).

En México, todas las lenguas indígenas mantienen el estatus de oficial al igual que el español. Todos los hablantes de determinada lengua deben tener acceso a sus derechos y servicios en su lengua materna, ya sean servicios médicos, judiciales, comerciales y educativos, por mencionar algunos. No se debe ni puede discriminar a nadie por el hecho de hablar una lengua distinta a la propia.

De acuerdo con el Catálogo de las Lenguas Indígenas Nacionales: Variantes Lingüísticas de México con sus autodenominaciones y referencias geoestadísticas del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, las lenguas indígenas en México se agrupan en once familias lingüísticas: álgica, yuto-nahua, cochimí-yumana, seri, oto-mangue, maya, totonaco-tepehua, tarasca, mixe-zoque, chontal de Oaxaca y huave, que engloban 364 variantes lingüísticas repartidas por todo el país.

A pesar de que los avances tecnológicos y la globalización han representado por mucho tiempo amenazas para el desarrollo de lenguas maternas de menor difusión, más recientemente se han impulsado iniciativas para promoverlas como la grabación de audiolibros, la publicación digital de cuentos tradicionales de una cultura indígena, por ejemplo. Así que Internet y sus herramientas se están usando ya para sacar a relucir la riqueza de nuestros pueblos indígenas reflejada en sus lenguas maternas.

 

Fuente:

Moseley, Christopher (ed.). 2010. Atlas des langues en danger dans le monde, 3ème edn. París, Editions UNESCO. Versión en línea: http://www.unesco.org/culture/en/endangeredlanguages/atlas

Aquí se puede consultar el catálogo: https://www.inali.gob.mx/pdf/CLIN_completo.pdf