Dicen que Emilio Lozoya

Dicen que habló con Peña Nieto hace relativamente poco, pero otros dicen que, más bien, viajó a España justamente para reunirse con él y pactar una estrategia de negociación con el gobierno.
13/02/2020
10:30
-A +A

“Me gusta el momento en que rompo el ego de un hombre” Bobby Fischer. 

Dicen que Emilio Lozoya recibió varios millones de dólares de Odebrecht para financiar la campaña de Enrique Peña Nieto, sin embargo, únicamente una parte de ese dinero fue utilizado realmente para ese fin, dicen que el resto, varios millones de dólares adicionales, fueron salpicados en cuentas al extranjero a prestanombres el ex presidente.

Dicen que Emilio Lozoya autorizó las compras de empresas chatarra de fertilizantes y astilleros bajo las órdenes directas del expresidente Peña, a modo de cochupo, dicen, Lozoya habría recibido, a título de su esposa, con los atentos saludos de Altos Hornos de México, una mansión en Ixtapa valuada en más de 1.9 millones de dólares.

Dicen que Emilio Lozoya recibió también otra mansión en Lomas de Bezares en la Ciudad de México.

Dicen que la corrupción de Lozoya era de tal grado que cuando fue director de Pemex las citas con él se cobraban por la sola oportunidad de que el interesado fuese escuchado, los contratos, de prosperar, siempre llevaban un porcentaje de beneficio, de tranza, que se repartía entre la élite de la paraestatal con el conocimiento pleno y la venia de Los Pinos.

Dicen que Emilio Lozoya no fue pulcro en sus operaciones ni en su entramado financiero, que dejó un rastro brutalmente obvio, evidente, que hoy se convertirá en un caso sólido en su contra, que será pan comido probarle no solo el cohecho y la corrupción sino también el delito de delincuencia organizada que lo mantendrá en prisión durante mucho tiempo, de menos, un par de décadas.

Dicen que Emilio Lozoya usó a su esposa, a su hermana y hasta a su madre para poder triangular cientos de millones de dólares que hoy se encuentran parcialmente congelados en diversas cuentas del mundo. Dicen que eso les costará una parte de su vida en prisión.

Dicen que vivía en una residencia valuada en más de 10 millones de Euros en Málaga, en la Costa del Sol, en España. El alto poder económico de Lozoya y el hecho de casi nunca saliera de su residencia complicó su detención, hasta que a inicios de este año, luego de más de nueve meses de investigación, la policía española dio con su ubicación exacta.

Dicen que habló con Peña Nieto hace relativamente poco, pero otros dicen que, más bien, viajó a España justamente para reunirse con él y pactar una estrategia de negociación con el gobierno, que veía débil al fiscal Gertz y quería aprovechar la coyuntura para tender un pacto con el gobierno de la Cuarta.

Dicen que a Emilio Lozoya le ganó el ego y la avaricia, que nunca necesitó el dinero, que nació en cuna de oro, que a su modo era un genio de los negocios pero un ingenuo de la política.

Dicen que no va a caer solo, que su canto podría hundir la tranquilidad y hasta la libertad de Peña Nieto, de Osorio Chong, de Luis Videgaray e incluso de un ejecutivo de una gran televisora.

Dicen muchas cosas, probarlas es, justamente, es otro cantar.

DE COLOFÓN 

Santiago Nieto, de la UIF, se ha llevado las palmas en el caso Lozoya, son sus investigaciones, desde su paso por la Fepade, las que construirán un expediente sólido. Además, fue el primero en felicitar al Fiscal Gertz. En este asunto, para desgracia del grupo Atlacomulco, van juntos y con todo.

@LuisCardenasMX

Tengo el privilegio de ejercer el oficio más bello del mundo.

Comentarios