23 / octubre / 2021 | 10:13 hrs.

Dos Bocas en vilo

Raúl Rodríguez Cortés

Los trabajadores paristas de ICA Fluor se quejan de una fuerte presión de trabajo

“Tantos años de marquesa para no saber mover el abanico”, burlón desdén alguna vez expresado por La Diva María Félix en una de sus memorables interpretaciones cinematográficas, queda como anillo al dedo a la empresa ICA Fluor en su más reciente jornada de conflictos laborales en la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Paraíso, Tabasco.

La constructora que ahora encabeza Guadalupe Phillips, le provocó ayer una migraña de los mil demonios a la Secretaría de Energía (Sener) y a su titular Rocío Nahle, luego de que cinco mil trabajadores inmersos en la edificación de la inobjetablemente más emblemática obra pública del gobierno de AMLO, se fueran al paro tras denunciar malas condiciones de trabajo, inseguridad y rechazo al pago de horas extras.

No fue la de ayer la primera protesta de los obreros. En febrero pasado, esa misma plantilla de ICA Fluor hizo otro paro de labores con exactamente las mismas reivindicaciones. En los ocho meses transcurridos de entonces a la fecha, las irregularidades –evidentemente– no han sido atendidas.

¿Omisión, incapacidad, desdén? Cuesta trabajo creer que sean las causas tratándose de una empresa con la historia y experiencia de ICA. El hecho es que no fueran atendidas, a grado tal que el conflicto obligó a que efectivos de la Secretaría de Marina-Armada de México tomaran el control de las instalaciones para evitar un escalamiento del conflicto.

El contexto es sumamente complicado para la otrora empresa más poderosa del país que, recordemos, se sujetó por insolvencia a un proceso de concurso mercantil entre 2017 y 2018. El vuelo hacia su salud financiera lo levantó gracias al apoyo del gobierno de la 4T, pero por lo visto en Dos Bocas, ICA Fluor no parece entender lo que es la reciprocidad, no sin soslayar que además está obligada, por contrato, a realizar el trabajo de manera profesional y eficiente, y a entregarlo en la forma y el tiempo convenidos, factor este último que es un compromiso político de López Obrador y que, de incumplirse, lo pondría en grave entredicho y afectaría, a no dudarlo, las posibilidades de continuidad en el poder de su movimiento.

De acuerdo con la Sener, la refinería de Dos Bocas tiene este mes un avance de 64 por ciento en obra física y de más de 80 por ciento en la parte mecánica. El compromiso de AMLO se mantiene: estará lista en junio de 2022. Faltan ocho meses para llegar al plazo.

Los trabajadores paristas de ICA Fluor se quejan de una fuerte presión de trabajo que exige horas extras que, aseguran, la constructora se niega a pagarles, incluso con amenazas de despido. Pero entre los propios trabajadores hay confrontación, pues han surgido “líderes” que les cobran elevadas sumas de dinero para contratar y recontratar. Ese conflicto intergremial fue una de las razones por las que se recurrió a marinos para evitar enfrentamientos entre trabajadores y líderes sindicales.

Quienes denuncian a los líderes cobracuotas acusan que no son beneficiarios de una verdadera representación sindical. Es por ese hueco por donde el asunto podría filtrarse hacia un arbitraje internacional, ya que uno de los principales compromisos del gobierno mexicano en el TMEC es garantizar la organización sindical democrática, representativa y auténtica. ¿Qué pasaría si en el marco del TMEC, se comprobara que los reclamos de los trabajadores sobre un liderazgo sindical impuesto por ICA Fluor en Dos Bocas son ciertos? Seguramente, el conflicto traspasaría los muros de la refinería hasta la relación con Estados Unidos y Canadá.

La Sener presiona a ICA para que solucione este conflicto cuanto antes y se cumpla una de las promesas más reiteradas de López Obrador. Anoche se supo que se ha puesto en marcha una supervisión a fondo del desempeño de Asención Medina, director de proyectos de ICA Fluor, quien horas antes todavía estaba al frente de la construcción de Dos Bocas y quien no ha podido (¿o querido?) resolver este conflicto que, por lo menos ayer, puso en vilo la continuación de la refinería.

Fuentes cercanas a la empresa detallan que uno de los puntos por esclarecer es que Medina habría dado paso a que el líder de un sindicato estatal de nombre Ricardo Hernández Daza, obtuviera la representación de los trabajadores sin que ellos dieran consentimiento para ello. Bajo esa premisa, los acuerdos del TMEC estarían siendo totalmente desoídos por el directivo.

Sobre el tema, la diputada local de Morena, Susana Prieto, denunció ante medios locales de Tabasco que el organismo sindical cobra cuotas estratosféricas de hasta 200 mil pesos para poder trabajar en el complejo.
Instantáneas:

1. ¿CHEQUEO? Quien estuvo internado al menos una noche en un hospital del sur de la ciudad de México fue el expresidente Felipe Calderón. Salió del nosocomio la tarde-noche del pasado viernes 8 de octubre acompañado de su esposa Margarita Zavala. Según fuentes del hospital estuvo para un chequeo al que se somete periódicamente después de padecer la Covid19. A la pareja se le veía bien y de buen ánimo.

2. DESCONTÓN le dieron ayer al grupo parlamentario de Morena y aliados en el Senado, los cinco legisladores que distintas bancadas que conformaron el llamado Grupo Plural. Hicieron público su rechazo a la reforma eléctrica en los términos planteados por AMLO. Los votos de las senadoras Nancy de la Sierra y Alejandra León Gastélum, y de los senadores Germán Martínez, Gustavo Madero y Emilio Álvarez Icaza son necesarios para que Morena y aliados completen las dos terceras partes de la votación total, requeridas para una reforma constitucional.

3. SEGUNDO PERIODO. Funcionarios del Poder Judicial de la Ciudad de México comentan que todo se encamina para que el magistrado Rafael Guerra Álvarez, actual presidente del Tribunal Superior de Justicia capitalino se electo por un periodo más. Al momento de registrarse como aspirante a un segundo periodo, Guerra Álvarez destacó que el tribunal ahora es más fuerte y moderno, no obstante, los retos planteados por la pandemia de Covid19. Dijo confiar en el respaldo de sus compañeros magistrados para continuar con el trabajo realizado en estos últimos tres años.