25 / octubre / 2021 | 06:30 hrs.

El América, merecidamente, el más grande

Gerardo Velázquez de León

Sin brillantez, pero con la idea fija en la cabeza de cada futbolista de ser campeón, como debe ser en un equipo de la grandeza del América.

Sin brillantez, pero con la idea fija en la cabeza de cada futbolista de ser campeón, como debe ser en un equipo de la grandeza del América. No deja dudas en la Copa MX y levanta el trofeo merecida y justificadamente, convirtiéndose en el equipo de la mayor envidia para todos los demás en el futbol mexicano, porque es simplemente el más ganador de todos. 

El futbol tiene un poder especial y ayer se mostró en Ciudad Juárez. En esta ciudad golpeada por la violencia, deprimida por la inoperancia policiaca y por políticos que se han arraigado sin soluciones, logró este deporte, distraer y apasionar a su gente.

Pese a la derrota lo disfrutaron, y también, pese a que perdieron han ganado mucho, porque han demostrado ser un club con un proyecto sólido encabezado por Alejandra de la Vega, a diferencia del que existía hace algunos años, que fue incluso  desafiliado; ahora hay solvencia económica, no hay secretos bajo la mesa y hay un grupo muy capaz trabajando en el club.

Ella, la promotora más grande de este deporte en Chihuahua, al tener el puesto de Secretaria de Innovación Económica del estado, no opera al equipo, pero sí deja la responsabilidad en Álvaro Navarro, su cuñado, quien ha hecho una estupenda labor. 

Ante ese digno perdedor, el América presume su sexto título de Copa, que parecería normal en esta institución que no lograba hacerlo desde hace 45 años. Lo mejor que pudo haber hecho el dueño de este equipo fue, deshacerse de aquella administración encabezada por Michel Bauer y dejar que Yon de Luisa, Mauricio Culebro, y ahora Santiago Baños, lleven los destinos de un equipo muy bien armado, muy bien dirigido y sobre todo  que se ha acostumbrado a ganar dominando a sus rivales en  los momentos determinantes que marca el futbol, como lo son los partidos finales.

Y se dice fácil, pero Miguel Herrera se convierte en el segundo entrenador más ganador de la historia del América, empatando con tres títulos a Octavio Vial, y a Rafael Garza Récord y dejando la mira puesta para empatar a los máximos triunfadores que son Jorge Vieira y Raúl Cárdenas, ambos con cuatro estandartes en la organización. Fue un acierto contratar a Miguel, como también lo fue  regresarlo después de su época con Selección Nacional  y Xolos de Tijuana.