18 / octubre / 2021 | 01:47 hrs.

El crimen no había golpeado a la CDMX como en 2018

Héctor De Mauleón

El año pasado, un día promedio en la vida de la ciudad de México registró 103 robos con violencia, 48 asaltos a transeúnte, 46 robos a negocio, 31 robos de vehículo y 21 robos a casa habitación.

En 2018, en la ciudad de México sucedieron diariamente, en promedio, dos violaciones, una extorsión, tres homicidios dolosos y dos homicidios culposos.

Cada día, alrededor de 16 personas fueron detenidas en diversos puntos a consecuencia de actividades relacionadas con el narcomenudeo.

Al mismo tiempo, entre 85.70 y 88.40 por ciento de los capitalinos se sintieron inseguros en las colonias del norte, el poniente y el oriente de la ciudad.

El crimen golpeó como nunca antes. El Reporte 2018 sobre incidencia delictiva en la capital del país, realizado por el Observatorio Nacional Ciudadano Seguridad, Justicia y Legalidad, y por el Observatorio Ciudad de México (documento que será presentado hoy en un hotel de la colonia Roma), confirma que la metrópoli alcanzó el año pasado algunas de las peores tasas en su historia en materia de violencia e inseguridad.

Los hallazgos de ambos Observatorios son descorazonadores.

Los asesinatos tuvieron en la ciudad el mayor crecimiento anual de que se tiene registro: 16.9 por ciento. Todas las alcaldías resintieron el alza en este delito. Pero en tres de ellas el repunte alcanzó niveles preocupantes:

En Iztacalco, el homicidio doloso creció 62 por ciento; en Xochimilico, 54.3; en Magdalena Contreras, 50.2.

En Tlalpan, la tasa de feminicidios fue 22.1 por ciento mayor que la tasa nacional, y 96 por ciento más grande que la de toda la ciudad de México.

Por lo demás, acaso nunca habían robado tanto y con tal violencia a los capitalinos como en 2018. Ese año se presentó la tasa más alta del sexenio en materia de robo con violencia: 427.86 por cada cien mil habitantes.

En 15 alcaldías, el repunte fue de más de 25 por ciento.

 

En Cuauhtémoc, el robo a transeúnte fue, sencillamente, ¡880 por ciento más grande que la tasa nacional, y 251 por ciento mayor que la tasa de la ciudad de México!

Según el documento, Cuauhtémoc es en este sentido la peor alcaldía del país: ocupa el primer lugar en el ranking nacional y tiene la peor tasa de robo a transeúnte por cada cien mil habitantes: 700.55.

Mientras la tasa nacional es de 71.52, en la Ciudad de México la tasa fue de 199.85: durante los últimos cuatro años del gobierno de Miguel Ángel Mancera, la CDMX ocupó el segundo lugar en el ranking nacional.

Para no quedarse atrás, en las tasas de robo a negocio la capital ocupó también el segundo lugar. Su tasa fue 156.2 por ciento mayor que la del resto de México. Una alcaldía se llevó el primer lugar nacional en este delito: Benito Juárez. Ahí, la tasa de robo a negocio fue de 492.22.

Por primera vez en diez años, aumentó la tasa de robo a vehículo. El delito de violación creció 124.2 por ciento con respecto a 2017, lo que representó “el mayor incremento de este delito desde que se tienen registro”.

En Iztapalapa, la violación creció 230.8 por ciento.

 

Las cifras indican que desde fines de 2016 el narcomenudeo comenzó a dispararse. La tasa de narcomenudeo correspondiente al último trimestre de 2018 es también la más alta desde que se tiene registro: 26.36.

El número de carpetas de investigación creció 128.1 por ciento. Mientras la tasa nacional es de 46.90, en la capital la tasa fue de 67.94. De nuevo, la alcaldía con mayor tasa fue Cuauhtémoc. En Benito Juárez, el narcomenudeo creció en un año 385 por ciento.

2018 fue en la capital del país un infierno de robos y homicidios. Cundió el narcomenudeo, creció el robo de vehículos, se disparó la violación.

Es la ciudad que nos dejaron.
 

 

@hdemauleon
demauleon@hotmail.com