01 / diciembre / 2021 | 02:47 hrs.

El entrenador fake

Gerardo Velázquez de León

Una conferencia de prensa que, si la hubiera ofrecido un comediante, hubiera sido más seria

Irrepetible. Una conferencia de prensa que, si la hubiera ofrecido un comediante, hubiera sido más seria. Pedro Caixinha no tuvo piedad y, al tratar de saber todo, demostró que no sabe nada. Debió iniciar con un simple concepto: el que generaliza, absuelve, porque por más que haya intentado denostar a los medios de comunicación deportivos, fue contraproducente. Una imagen lejana a lo que, como empresa, debe entregar Cruz Azul.

El portugués cometió un pequeño error: no fijarse de dónde salió su información, tan vacía como sus conceptos futbolísticos. Asegurar que, en México, el 43% de las notas periodísticas son Fake News es una verdadera irresponsabilidad, y mucho más cuando no tuvo la delicadeza de fijarse que esos datos no son más que producto de una encuesta realizada por la empresa Reuters Institute, resultado de la percepción de los encuestados sobre qué país tiene más exposición de Fake News. Dar estos resultados como un hecho es ignorancia.

“Un alto nivel de alfabetización de noticias es importante, cuando se trata de separar los hechos de la ficción e identificar una noticia falsa. La encuesta encontró que las personas con altos niveles de interés en las noticias tienden a tener un mayor nivel de preocupación con respecto a las noticias falsas. Donde los niveles de alfabetización eran altos, era más probable que las personas identificaran noticias satíricas, giros y ejemplos de periodismo deficiente. La cifra es alta en Estados Unidos, con un 31%, aunque esto no es sorprendente dado el surgimiento de noticias falsas durante las elecciones de 2016 y su predominio desde entonces”, es la explicación a esta encuesta, que si bien revela datos interesantes, solamente es eso: un sondeo en una sola semana.

Pedro Caixinha defendió su trabajo, por el que —dicen los enterados— percibe 1.7 millones de dólares anuales. Claro que una crisis deportiva no le importa; lo que busca, porque así lo dijo, es informar a la opinión pública, a los aficionados a Cruz Azul, que tiene contrato hasta 2020. Asegura que no ve televisión, escucha radio o lee portales de internet o diarios, pero —eso sí— dice que México está plagado de Fake News. ¿No será al revés, que el futbol mexicano a veces recibe con bombo y platillo a DT’s Fakes?

Algunas Fake News con las que convive diario Caixinha y que tanto le molestan son: a) 21 años sin ser campeón de Cruz Azul; b) en enero, salió junto con Ricardo Peláez a decir que no pasaba nada después de perder la final, que estaban más unidos que nunca; c) eliminados en primera ronda de la Copa por un equipo del Ascenso MX, en el Azteca, ante tres mil 500 personas; d) Iván Marcone se fue del club; e) Walter Montoya habló pestes de él, cuando fue transferido a Gremio. La lista es amplia, pero la realidad es que un hombre que quiere saber de todo y a veces demuestra no saber de nada, no es digno DT de un equipo como Cruz Azul.

 

Ricardo Peláez es un hombre inteligente, que sabrá liar con este extraño personaje, porque cuando los cruzazulinos querían escuchar el porqué de la crisis futbolística, intentó dar una cátedra de Fake News, sin tener idea. Tal vez el futbol perderá a un entrenador, pero el mundo de La Academia ganará con este tipo de personajes.