06 / diciembre / 2021 | 05:43 hrs.

El impacto del Oscar en las oportunidades cinematográficas de México

Ricardo Homs

El Oscar recibido por la película Roma en los rubros de mejor película extranjera y mejor director, tienen un gran impacto que genera oportunidades.

La trayectoria de Alfonso Cuarón en la industria cinematográfica de Hollywood, con óscares por dos películas, más la de Guillermo del Toro y la de Alejandro González Iñárritu, los tres premiados en años recientes por la Academia de Ciencias Cinematográficas, que es la que otorga los óscares, más los reconocimientos a ellos y a otros directores, actores y técnicos mexicanos, premiados en otros importantes festivales cinematográficos, coloca a México en posición privilegiada en la industria fílmica global.

Esto indica un reconocimiento internacional al talento mexicano y oportunidades para otros cineastas mexicanos, además de darnos la oportunidad de fortalecer a la industria cinematográfica y convertirse en un generador de divisas internacionales a favor de la economía mexicana.

Esto equivale a lo que fue en los años sesenta y setenta Inglaterra como forjador de grandes bandas y solistas del rock, a partir del éxito internacional de The Beatles, Rolling Stones y otros cientos de grupos británicos que hoy a cincuenta años de distancia siguen vigentes, como lo demostró en el cine otra película premiada como fue Bohemian Rhapsody, que narra la historia de Freddy Mercury y Queen. Por algo, varios idolos del rock, nacidos en suburbios ingleses, han recibido de parte de la corona británica títulos de nobleza, en reconocimiento a sus aportaciones económicas a su país.

También, a partir del surgimiento de Pelé como fenómeno del futbol, se inició la leyenda de Brasil como forjador de los más importantes futbolistas del mundo y estos desde hace más de 50 años se han convertido en el origen obligatorio de los mejores jugadores de las ligas premium del mundo.

A partir de aportar varias “Miss Universo”, Venezuela se forjó la imagen de mujeres bellas que llegaban a ser reinas de belleza.

Después de Maradona, Argentina se convirtió en otra potencia exportadores de futbolistas excelentemente bien pagados y hoy Lionel Messi continúa dando vida a esa leyenda.

Si en algo ha destacado México desde hace años, es como poseedor de una rica y fina cultura popular y ser un venero de talentos artísticos, no solo en la industria cinematográfica, sino también músicos, cantantes, pintores, escultores, bailarines entre muchas opciones.
Lo que nos ha faltado a nivel gubernamental, es impulsar al arte y la cultura mexicana como un generador de divisas para el país.

El arte y la cultura pueden llegar a ser una gran industria nacional que compita entre lo mejor del mundo.

México debe aprovechar que tenemos una importante generación de cineastas de prestigio internacional, para invertir en películas hechas en México, que logren estimular la economía interna.

No podemos dejar de reconocer que nuestros cineastas y artistas de los que nos sentimos orgullosos, han tenido que emigrar para jugar en las grandes ligas, porque en México no se logran realizar grandes producciones internacionales con el escaso presupuesto disponible.
Cuando llegan las oportunidades es cuando deben aprovecharse.
¿Usted cómo lo ve?

Facebook: @Ricardo.Homs1
Twitter: @homsricardo
Linkedin: Ricardo Homs
www.ricardohoms.com.