17 / enero / 2022 | 10:39 hrs.

El revire de EU contra México

Raúl Rodríguez Cortés

Mientras las buenas formas, la cordialidad y el lenguaje cortés dominaban ayer en lo que fueron, después de tres años en el Palacio Nacional, los primeros encuentros personales del presidente López Obrador con su homólogo estadounidense, Joe Biden, y con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, la realpolitik de Washington avalaba una ley que permite a Estados Unidos perseguir en cualquier país a quienes ataquen a sus agentes.

Y no es que la diplomacia carezca de sentido y peso. No es desdeñable que los tres líderes de América del Norte hayan ratificado su empeño en la integración regional, ni que Biden comprometiera un trato de iguales a México, no más como patio trasero, ni que AMLO reconociera como acto de justicia la reforma migratoria que pretende el mandatario de Estados Unidos para regularizar a los once millones de mexicanos que sin documentos residen en el vecino país, promesa incumplida por sus tres últimas administraciones. Fueron, cierto es, pronunciamientos significativos de los nuevos términos de la relación.

Dominó, pues, la diplomacia, el discurso público, aunque se antoja imposible que en las conversaciones privadas no hayan salido a relucir temas que son motivo de confrontación como el de la reforma eléctrica que pretende nuestro país, el del desordenado y creciente flujo migratorio del sur al norte o el de los términos de la cooperación en seguridad y las reticencias estadounidenses hacia la política de la 4T de abrazos y no balazos.

En este último tema es por donde parece que saltó la liebre, pues horas antes de recibir a AMLO en la Casa Blanca, Biden firmó una ley que permitirá al Departamento de Justicia estadounidense perseguir donde sea a quienes ataquen a sus agentes, en franca violación a soberanías y al derecho internacional.

Al argumentar los motivos de esa ley, la Casa Blanca recordó el ataque del crimen organizado a los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas, Jaime Zapata y Víctor Ávila, ocurrido el 15 de febrero de 2011 cuando circulaban a bordo de una camioneta de Monterrey a la CDMX. Ávila sobrevivió pese a la gravedad de sus heridas, pero Zapata murió. Los responsables fueron detenidos, juzgados en Estados Unidos y, dos de ellos, condenados a cadenas perpetuas por diversos delitos, más no por asesinato, ya que la ley no dejaba claro que el Departamento de Justicia podía perseguir a quien mate o intente matar a uno de sus agentes federales fuera de ese país. Biden subsanó la limitante con la ley que firmó ayer.

No se pueden descartar razones con más fondo y una principalísima. Estaríamos, acaso, ante la respuesta legal de Estados Unidos a una decisión legal de México.

Recuérdese la detención en octubre del año pasado en Los Ángeles del exsecretario de la Defensa Nacional Salvador Cienfuegos por su presunta protección a un cártel de la droga. El alto mando militar fue entregado a la justicia mexicana y ésta lo exoneró. La decisión caló hondo en la DEA, agencia que coordinó el operativo y caló más cuando dos meses después, el Congreso mexicano aprobó en la nueva Ley de Seguridad Nacional severas restricciones a la operación de agentes extranjeros en territorio nacional.

Entre otras: la obligación de compartir información de inteligencia, la prohibición de que detengan personas en territorio nacional, la autorización específica para que porten armas, la restricción de su inmunidad judicial y la expulsión si infringen la nueva normativa.

Estos asuntos no están saldados y podrían escalar, pese a las buenas formas de la diplomacia mostradas ayer en Washington.

Instantáneas:

1. ¿CONTRA ESCUELAS PRIVADAS? Dicen los que saben que con la misma soberbia con la que se conducía cuando era el abogado litigante de Emilio Lozoya al frente de Pemex, el ahora director de Normas de la Secretaría de Economía, Alfonso Guati Rojo, proyecta una Norma Oficial Mexicana (la NOM-237-SE-2020) que pretende una expropiación de facto de las escuelas privadas. En ella se promueve una sobrerregulación que les exige mejorar sus programas (incluso arrebatando facultades a la SEP), mete en camisa de fuerza el cobro de sus servicios y limita su publicidad. El rechazo al proyecto de NOM-237-SE-2020 no se ha hecho esperar por parte de asociaciones de padres de familia y de escuelas particulares. Estas últimas han declarado que podría llevar a la quiebra a un buen número de centros escolares. Guati Rojo, por cierto, fue quien diseñó la NOM 051 para el etiquetado frontal en base a semáforos en rombos negros, que generó un sobrecosto de 25 mil millones de pesos a la industria de alimentos y bebidas, sin evidencia hasta ahora de que haya contribuido a mejorar los hábitos alimenticios de los mexicanos.

2. MORENA Y LAS ENCUESTAS. Pese a la insistencia de AMLO de que las encuestas son el mejor método para elegir a los candidatos de Morena, el líder de ese partido en el Senado, Ricardo Monreal, dijo ayer que no se ha caído su propuesta de llevar a cabo elecciones primarias para la selección de aspirantes. Y argumentó que no se ha caído porque ni siquiera se ha puesto a consideración. Monreal insistió en que no quitará el dedo del renglón para que se democraticen los procesos electivos del partido en el gobierno. Dijo que la opinión del Presidente es muy fuerte y respetable, pero que faltan dos años en que Morena debe implementar mecanismos innovadores.

3. Q.R. Y SU DIAMANTE NEGRO. El que quiere saltar de los escenarios a la política es el actor Roberto Palazuelos. Luego de que se ha diluido la posibilidad de que sea candidato al gobierno de Quintana Roo por Movimiento Ciudadano, el llamado “Diamante Negro” ha tenido conversaciones con el presidente del PRD, Jesús Zambrano, quien comentó que Palazuelos quiere, pero que lo está platicando con el PAN y el PRI para que, en todo caso, sea el candidato de la coalición opositora. Acaso sea esta la reacción perredista, luego de que AMLO dijo que prevé invitar al gobernador saliente de Quintana Roo, Carlos Joaquín (postulado en su momento por el partido del sol azteca) para que se incorpore a su gobierno.