24 / octubre / 2021 | 12:08 hrs.

La decadencia de Chivas catapulta al América

Gerardo Velázquez de León

Amaury Vergara tomó una decisión efectivamente consensuada y siempre con el aval de su padre.

Desde algún lugar de Estados Unidos fue consultado y dio todo el apoyo a su hijo. Amaury Vergara, al ver que su equipo caía contra Pumas, tomó una decisión efectivamente consensuada y siempre con el aval de su padre, el dueño del equipo: Jorge Vergara.

Mariano Varela apoyó en todo a Amaury. Es el hijo que tiene todo el peso de llevar los negocios del padre por buen camino; entre éstos, las Chivas Rayadas del Guadalajara. Y fue así, porque a la otra parte de la directiva no le importó mucho la derrota. Había más preocupación por tomar el vuelo a Madrid y estar presente en la semana de la votación del Salón de la Fama, en donde nada tienen que hacer, pero les encanta aparecer.

En Chivas se dio un golpe de realidad. Ahora sí aparecieron los verdaderos dueños, no los que creen tener ese papel y han tomado la decisión de convertir a este equipo en algo que nunca debió desaparecer. Quieren regresar la grandeza y para eso saben que no hay en el mercado nacional un entrenador que pueda tomarlo, por más que presuman sus logros en la televisión los que son analistas, y, por mucho que haya decenas de directores técnicos inactivos, tiran hacia Europa, les interesa Quique Setién; parece inalcanzable.

Alberto Coyote, un hombre que manejaba el medio campo como pocos, fue extremadamente populista al tomar el cargo de entrenador interino. Irán por la Liguilla, algo que ni el más recalcitrante optimista creería, y mucho más cuando conoce a fondo lo que sucede por haber sido parte del cuerpo técnico de José Saturnino Cardozo.

Y mientras en las Chivas se desgarran en medio de la oscuridad deportiva, su rival menos querido, el más odiado, intenta alargar sus éxitos recientes. Obligación para llegar a la final de Copa MX, una de las asignaturas pendientes de Miguel Herrera y de un equipo que si bien es —junto con Tigres— el más ganador de la década, tienen una espina clavada en este certamen.

Xolos no tiene nada que perder esta noche en el Estadio Azteca ante el América, sale como la víctima y eso lo convierte de alto riesgo para el equipo que ya busca jugar contra Pumas la final, sobradas declaraciones que suelen hacer futbolistas antes de un partido de esta magnitud. Ahora bien, gane quien gane esta noche, tendrá que visitar Juárez o Ciudad Universitaria para definir el título. Eso pasa por no hacer la tarea completa en la primera fase.

Así son los contrastes que se viven en los dos equipos más populares de este país. Mientras que en el Guadalajara rezan por ganar algunos puntos en este torneo y alejarse para la siguiente temporada de la zona de descenso, en América aspiran a ganar todo lo que se disputa en México. Así de dura y humillante es la comparación entre dos equipos que siguen siendo los antagonistas del torneo nacional.

Directivos de vacaciones en Madrid y otros que saben que es muy serio el momento del campeonato que viven. Por eso está prohibido moverse, pero también fracasar, porque si esta noche el América no derrota a Xolos, sumaría el primer gran fracaso de 2019. 

@gvlo2008
gerardo.velazquez@eluniversalbgwire.com.mx