22 / septiembre / 2021 | 15:24 hrs.

La desaparición de las plurinominales

Ricardo Homs

Definitivamente los partidos políticos han abusado de las candidaturas plurinominales, pero eso no justifica su desaparición, sino su reorientación y replanteamiento para que cumplan su verdadera vocación.

Se han convertido en el lugar de privilegios para agasajar a los amigos o familiares, premiar o compensar a compromisos políticos, o simplemente ubicar a militantes con liderazgo y poder dentro del partido.

Sin embargo, las curules plurinominales siempre han tenido un papel muy relevante en el contexto legislativo y lo debiesen seguir teniendo hoy.

Es evidente que por ser cargo de representación popular, llegan al Congreso de la República legisladores sin el perfil intelectual mínimo para cumplir su misión, que es legislar. Muchas veces ni la escolaridad básica poseen y por eso escuchamos barbaridades .

Sin embargo, en esta propuesta que pretende presentar MORENA para desaparecer las plurinominales, se asoma sospechosamente una intención disfrazada de reducir gastos, pero bien podría ser que se pretenda eliminar gente pensante, principalmente de la oposición, para hacer del poder legislativo un órgano dócil al servicio de quien exige lealtad incondicional de los legisladores de su partido.

El verdadero fin de las plurinominales debiese ser reservar estas curules para ciudadanos con perfil técnico, intelectual, preparación académica y experiencia para que tomen el liderazgo de las discusiones legislativas. Debiese ser el lugar de privilegio donde se ubique a lo mejor de nuestros políticos, reconociéndose su trayectoria profesional en el ámbito público y privado también; aquellos que tienen mucho que aportar para tener siempre un mejor país.

Siempre será importante tener, tanto en la Cámara de Diputados, como en la de Senadores, a gente experimentada, con conocimientos y vocación, que garanticen las mejores decisiones y un ejercicio legislativo profesional, sin improvisaciones.

Por tanto, en lugar de desaparecer las plurinominales, debe reglamentarse el perfil de esta categoría de legisladores para que respondan a una necesidad legislativa y no se sigan utilizando como la caja de premios y recompensas de los partidos.

Por tanto, debiese crearse una certificación que califique a cada uno de los prospectos de los partidos para recibir esta asignación y esta debiese estar coordinada por el INE después de crear este perfil que sirva de referencia para la calificación.

POSDATA

Nadie le ha explicado al presidente que nuestra luchona clase media es la que produce y con ello, ha ayudado a construir la estabilidad de México.

Esta esforzada y trabajadora clase media es la que mantiene a este país de pie.

Entre las micro y las PYMES, fieles representantes de las familias de clase media mexicana generan el 70% de los empleos del país, pues las grandes empresas no son en total más de 500 grandes corporativos distribuidos en todo México.

Mientras tanto, las micro y PYMES antes de la pandemia eran poco más de cuatro millones de negocios familiares y hoy, habiendo sido traicionadas por este gobierno sin tener el apoyo de un programa de ayuda efectiva, disminuyó en un millón el número de negocios porque debieron cerrar, afectando a igual número de familias. A esto debemos añadir el importante número de trabajadores que junto con ellas perdió su empleo.

La clase media ha sido muy vulnerada por los efectos colaterales de esta pandemia del COVID, al grado de que un importante porcentaje de familias dejó de pertenecer a ella, puesto que perdieron su patrimonio. ¿Cómo debe sentirse una familia que pierde su patrimonio, construido a lo largo de años de esfuerzo?

La clase media no sólo esta compuesta por micro y pequeños empresarios que poseen fonditas, tienditas de barrio, talleres mecánicos, taxis, talleres de fabricación manual y gran cantidad de productos y servicios. Esta clase media también está compuesta por todos los trabajadores que prestan sus servicios en micro pequeñas, medianas y grandes corporativos, tanto nacionales como multinacionales, así como la burocracia de mediano y bajo nivel y todos ellos juntos hacen de México este gran país, tan fuerte que aguanta hasta los errores y las peores decisiones de los políticos que nos gobiernan.

Esta clase media día a día, semana tras semana, se esmera por tener un poquito más y vive de ilusiones, levantándose de los fracasos, esperando que llegue su oportunidad. Por tanto, debiese ser tratada con respeto, pues es la que genera vía impuestos un importantísimo porcentaje de los recursos que la 4T utiliza para sus programas sociales.

Los políticos que nunca han pertenecido al sector productivo del país, porque se han dedicado toda su vida a vender ilusiones, promesas y palabras, no saben lo que es levantarse cada mañana para abrir un negocio y tener que aguantar el acoso de inspectores de los tres niveles de gobierno, lo cual hoy sigue sucediendo, y además, ante la indiferencia gubernamental, aguantar las amenazas y extorsiones de la delincuencia organizada, a lo que en estos últimos años se añade el cobro de derecho de piso.

Sin menospreciar a nadie, debemos reconocer que la clase media es el verdadero soporte de nuestro país. ¿Alguien no lo entiende?

¿A usted qué le parece?

 

Facebook: @Ricardo.Homs1
Twitter: @homsricardo
Linkedin: Ricardo Homs
www.ricardohoms.com