26 / julio / 2021 | 12:36 hrs.

La reunión entre Adrián y Clara Luz

Salvador García Soto

La candidatura de Clara Luz Flores —que tanto entusiasmó en su momento al presidente López Obrador porque vio en la expriista la oportunidad de conquistar un estado que siempre se le ha resistido en su proyecto político— terminó relegada a un tercer lugar en las encuestas por la gubernatura de Nuevo León y abandonada por la 4T que no pudo en campaña contra las poderosas estructuras políticas y empresariales de la entidad norteña que le declararon la guerra a la candidata lopezobradorista. Ni el poderoso consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, a quien el presidente le encargó operar el proyecto con el que pensaban tomar el poder en Nuevo León, pudo hacer que Clara Luz fuera aceptada por los grupos empresariales regios ni que se posicionara en el electorado.

Y aunque hoy se escucha que desde Palacio Nacional preparan expedientes judiciales y electorales con los que buscarían afectar, impugnar o de plano anular el resultado electoral en Nuevo León, que van desde acusaciones en contra del candidato de MC, Samuel García, y de su familia o denuncias para pedir la anulación de casillas y buscar la nulidad total del proceso, la realidad es que hoy, a cinco días de las votaciones del próximo domingo, Morena y su candidata ya no pintan nada en las elecciones nuevoleonesas y, desde un lejano tercer lugar, sólo esperan a ver cómo termina la cerrada batalla que se resolverá el domingo 6 de junio entre el emecista García y el candidato de la alianza PRI-PRD, Adrián de la Garza.

Qué tan sola y abandonada estarán viendo a Clara Luz Flores que hace 10 días, precisamente el priista Adrián de la Garza buscó a la candidata de Morena para que se reunieran en privado y hacerle una propuesta. El encuentro, nos dicen fuentes muy cercanas, tuvo lugar la semana antepasada y al lugar llegaron acompañados los dos candidatos, aunque en la reunión el diálogo fue solo entre ellos dos. De la Garza le propuso directo a Clara Luz una declinación de su candidatura en favor de él, a cambio de una negociación de posiciones en el gobierno estatal para su grupo político y sus principales colaboradores. La candidata morenista escuchó atenta la propuesta y puso ciertas condiciones y, aunque no la rechazó, pidió tiempo para analizarla y para “hacer las consultas necesarias”.

Dichas consultas, nos dicen las fuentes, se hicieron por supuesto a Palacio Nacional y a la dirigencia nacional de Morena, donde Clara Luz planteó la posibilidad de aceptar la declinación de su candidatura a favor del abanderado priista, aduciendo que ella tenía mucha gente con la que se había comprometido y a la que debía apoyar. Pero la respuesta, tanto desde el Zócalo como desde el CEN morenista fue contundente: “De ninguna manera podemos declinar en favor del PRI y de su candidato, eso es algo que iría en contra de los principios del presidente y del movimiento”, le respondieron a la candidata morenista, que no tuvo más remedio que comunicarle su negativa a su amigo Adrián de la Garza.

Las fuentes ya no dan más detalles de qué otros argumentos le dieron en Palacio a Clara Luz Flores para que desistiera de su idea de declinar en favor del candidato del PRI, pero es muy probable que parte de esos argumentos tengan que ver con la estrategia postelectoral que tienen preparada en Morena, particularmente para el estado de Nuevo León. Dependiendo del resultado final y de quién gane la gubernatura, podría haber distintas acciones para tratar de desacreditar al candidato ganador y descalificar el proceso electoral, ya sea por la vía de las impugnaciones electorales ante el INE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que buscarían llegar a una posible anulación de la elección o por la vía de activar y procesar las acusaciones judiciales contra los candidatos ganadores, como las dos denuncias que ya inició la Fiscalía General de la República el pasado 11 de mayo por “compra del voto” en contra de Adrián de la Garza, por el uso de sus tarjetas rosas y por “aportaciones en dinero o en especie de origen ilícito” recibidas en la campaña de Samuel García, por las que acusan también a su esposa, a su padre y a su suegro.

Cualquiera de esas acusaciones podría llevar a la FGR a judicializar el expediente pasando los comicios y de esa forma se buscaría incidir en el resultado electoral de Nuevo León que claramente será desfavorable para Morena y para su candidata Clara Luz Flores. Es decir, que como en el futbol, el presidente y su partido buscarían recuperar en la mesa, en este caso del Tribunal Electoral o de los jueces federales, lo que no pudieron ganar a juego limpio en Nuevo León.

NOTAS INDISCRETAS… 

Si las elecciones en los estados se cerraron en varios casos en los que Morena perdió la holgada ventaja con la que arrancó las campañas y hoy hay varias entidades en las que no se puede definir con claridad quién ganará la gubernatura, algo similar le pasó al partido gobernante en la Ciudad de México. De las 11 alcaldías que hoy gobierna Morena y en las que tenía una amplia ventaja en las encuestas, hoy varias de ellas se han cerrado y la alianza PRI-PAN-PRD podría dar la sorpresa en Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Tláhuac y Tlalpan. Coyoacán quedaría en manos del PAN e Iztapalapa e Iztacalco, junto con Azcapotzalco, Xochimilco, y Magdalena Contreras seguirían en manos de Morena. Veremos cómo se define todo el día de las votaciones, pero lo que sí se ve venir es un golpe fuerte a Morena en la capital del país que es con mucho el principal bastión de votos del presidente López Obrador. De confirmarse esos números, sería un doble golpe, primero para el presidente y luego para la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, a quien López Obrador le delegó todo el manejo político y la definición de las candidaturas en la CDMX. A ver si no le afecta a la gobernante capitalina en sus aspiraciones al 2024… Hablando de aspirantes, quienes han visto en fechas recientes al canciller Marcelo Ebrard, nos dicen que al funcionario lo ven algo “bajoneado y deprimido”. Lo único que lo mueve en estos momentos, comentan, es conseguir más vacunas contra el Covid y ese asunto ha hecho que su conversación se vuelva casi “monotemática”. Sin duda el papel de Ebrard en la gestión de las vacunas ha sido muy importante y, aunque aún no se cumple su frase que tanto dijo al principio de “misión cumplida”, el esfuerzo que han realizado el secretario de Relaciones Exteriores y su equipo, destacadamente la subsecretaria Martha Delgado, es de reconocerse. Lo extraño es que un político como Marcelo, con toda la experiencia y la cancha política que tiene y que hoy es, sin duda de los pocos activos del presidente López Obrador, esté proyectando esa imagen depresiva. Tal vez será por el golpe que significó para él el trágico colapso de la Línea 12 del Metro o tal vez, como piensan algunos, es que Ebrard ya se dio cuenta de que los guiños y las señales del inquilino de Palacio Nacional no le favorecen a él sino a la vecina del Zócalo… A propósito de los estados donde habrá sorpresas y expedientes. En altos círculos del gobierno suena fuerte la versión de que “viene un golpe duro” en San Luis Potosí. No dan mayores detalles, sólo que el golpe sería para uno de los candidatos punteros en la gubernatura y que más que a él, sería contra un miembro de su familia. ¿Habrá noticias judiciales en la elección potosina? Y si las hay, como nos aseguran las fuentes del gobierno federal, ¿serán antes o después de las votaciones?... Agitamos los dados. Escalera y subimos.