Lo que no se nombra no existe

24/01/2020
10:36
-A +A

Lo que no se nombra no existe

Tras darse a conocer la desaparición y posteriormente el hallazgo del cuerpo sin vida de Aurelio Gancedo Rodríguez, expresidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), nos cuentan que romantizar el homicidio de Gancedo Rodríguez y su desmembramiento al señalar que falleció, murió o perdió la vida, no borra el hecho y simplemente lo desaparece de la opinión pública.

Asimismo, nos dicen que más que una actitud de solidaridad con los deudos del político, parece una estrategia para evitar rozar la delicada piel del funcionariado estatal, cuyas respuestas ante la inseguridad son de lo más desafortunadas...

Sin declaraciones por caso Aurelio Gancedo

Nos comentan que el gobierno del estado llegó a un acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE) para que esta última sea la única que dé declaraciones sobre los avances en el caso de la muerte del expresidente del PRI Estatal, Aurelio Gancedo, por lo que los demás miembros del gabinete estatal no están autorizados a hablar del tema o tendrán que referir a la FGE.

Tras homicidio de Aurelio Gancedo, exigen acuciosa búsqueda en todos los casos

Detrás del desafortunado evento que cobró la vida de Aurelio Gancedo, hubo -además de una consternación de la clase política al hecho que pone en entredicho la labor de seguridad de los policías en todos los niveles- un repudio social por el trato especial que hasta el momento se le ha dado al caso para concentrar todas las energías de los cuerpos de investigación en la búsqueda de él o los responsables de la muerte del priista.

En redes sociales no han faltado ciudadanos que exigen al igual que el caso de Gancedo, una misma y acuciosa búsqueda tanto de personas como de aquellos victimarios, para que respondan ante la ley por sus actos.

En los delitos de alto impacto y máxime si se trata de un político -que de cualquier modo no deja de ser lamentable-, la sociedad le exige a sus gobiernos tanto a nivel municipal, estatal y federal, que hagan su trabajo con la misma intensidad que como ahora lo hacen con éste tipo de eventos, pues aún existen cientos de familias, si no es que miles, las que aún esperan una respuesta y una resolución satisfactoria sobre sus seres queridos que también han perdido la vida por un hecho violento.

 

Comentarios