Los Testigos de Madigan Núm. 7

16/07/2020
11:52
-A +A

Si hay un ámbito del desarrollo humano que más ha prevalecido y se ha compartido durante la pandemia del coronavirus es el del arte y la cultura. Hemos visto cómo en distintos países las personas se han agarrado de sus instrumentos musicales para amenizar los eternos ratos de aislamiento, y también para compartir a sus agradecidos vecinos. Por su parte, teatros, museos, compañías de danza; han abierto las puertas virtuales de sus escenarios y galerías para que la gente asome ahí sus narices (ahora tapadas por el cubrebocas) y recuerde que sí hay belleza en el mundo antes del virus, y que seguro la habrá después.

Afortunadamente, y gracias a que las comunicaciones y los espacios virtuales nos ayudan a burlar distancias, y al mismo tiempo mantener esa que nos permite seguir vivos (la distancia física, claro), el grupo de aguerridos colaboradores que cada número construyen Los Testigos de Madigan, nos ha traído la más reciente publicación, que ─al contrario del contagio del mentado virus─, sí que nos invade de palabras de aliento.

Los lectores de este número sabrán lo suficiente para esperar con ansias a tener entre sus manos el más reciente libro de Jorge Humberto Chávez: Un rosario de huesos, publicado por el Fondo Editorial Universidad Autónoma de Querétaro, en el cual, el poeta juarense habla acerca de eso que nos ronda tanto estos días: la muerte; pero muy a su manera, con un lenguaje que solo él es capaz de articular, pero cuya belleza disfruta cualquiera.

Daniel Bencomo nos aproxima a la obra del poeta alemán Ron Winkler, que nos lleva a experimentar con las palabras y los sentidos. Violeta García hace una necesaria reflexión acerca del arte y su crítica y censura en tiempos en que la libertad de expresión se ha visto amordazada. Julián Mitre nos presenta la obra de Alejandro Tarrab, en la cual incursiona acerca del suicidio a partir de una reflexión sobre una fotografía y la vida animal. José J. Alvarado nos presenta un cuento extraordinario sobre la ya triste pero innegable (y terriblemente impune) realidad que se vive en México a manos del crimen organizado.

También aparecen las aportaciones maravillosas y sesudas de Félix Barbosa, con un diabólico estudio en la historia de la música; la reseña de Josué Sánchez a la obra de Ave Barrera; la paranoia que todos vivimos encarnada en las experiencias de Francisco, y las geniales pausas gráficas de Sergio Grande, Paula Pissaco, Carlos Palleiro, Geraldine Guillén y Chema Skandal.

La edición digital puede disfrutarse aquí: https://issuu.com/lostestigosdemadigan/docs/testigosdemadigann_7

Para los que quieran más información y no quedarse con la versión en línea, pueden escribir a este correo: [email protected]

"Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Soy lectora, vinófila, ciclista y peregrina jacobea."

Comentarios