Lozoya y amigos: magnates inmobiliarios en EU

El condado de Harris en Texas fue una especie de vecindario para el grupo de amigos que acompañaron a Emilio Lozoya durante su gestión en Pemex
30/10/2020
11:00
-A +A

En medio del proceso judicial que se le sigue por delincuencia organizada, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, Emilio Lozoya Austin sigue haciendo negocios con la fortuna que amasó antes y durante su paso por la dirección general de Pemex. Apenas en septiembre pasado vendió una mansión en Houston, Texas, con valor de 14 millones de pesos, según información del registro público de Estados Unidos y de inmobiliarias consultadas por esta columna.

Se trata de un inmueble en el Condado de Harris adquirido por el exfuncionario en 2013 —durante el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto—, ubicado en el número 47 de Mohawk Path Trail, en el vecindario de Woodlands, con una extensión de mil 57.60 metros cuadrados de terreno y casi 425 metros cuadrados de construcción.

Es una casa de dos pisos, cinco recámaras, cuatro baños y medio, estudio, dos salas de estar, cuarto de juegos, piscina con spa y calefacción, garaje para tres autos y balcones amplios. Sobre los acabados, las agencias inmobiliarias reportan techos altos, pisos de madera de roble, puertas francesas y nichos para obras de arte. La cocina es amplia y está construida bajo un concepto abierto, por lo que cuenta con una isla de granito y electrodomésticos hechos de acero inoxidable.

La lujosa mansión cuenta también con una recámara principal tipo suite, con armarios y tocadores dobles, chimenea, bañera de hidromasaje y ducha a ras del suelo. Su amplio jardín conecta con un sendero para caminata y ejercicio en bicicleta dentro de una reserva natural donde hay un lago. Todo, sin excepción, está al nivel de lo que Lozoya Austin consideraba que necesitaba para vivir como un multimillonario.

El precio de adquisición de ese inmueble fue de 552 mil dólares, es decir unos 7.2 millones de pesos al tipo de cambio de 2013. La propiedad se vendió hace unas semanas por 627 mil dólares, con lo que, al tipo de cambio actual, Lozoya o sus operadores obtuvieron una ganancia de casi 7 millones de pesos.

El Condado de Harris en Texas fue una especie de vecindario para el grupo de amigos que acompañaron a Emilio Lozoya durante su gestión en Pemex; por ejemplo, y de acuerdo con los diversos registros de residencia de ese estado, se localizan ahí mismo dos propiedades a nombre de Froylán Gracia Galicia, su secretario particular, en las que habitó intermitentemente desde 2005.

La primera es el inmueble situado en el 4320 de Blossom Street, una propiedad de 218 metros cuadrados, cuyo valor oscila entre 480 mil y 520 mil dólares. La segunda es el departamento 537 del número 5201 de Memorial Drive, un espacio de 101 metros cuadrados cuya renta aproximada es de 4 mil dólares mensuales.

Se detecta también en esa zona una propiedad a nombre de Carlos Roa Rodríguez, el exmiembro del Consejo de Administración de Pemex y coordinador de asesores de Lozoya. En este caso, se trata de un departamento en Dairy Ashford Road, con un valor que oscila según los corredores inmobiliarios entre 159 mil y 196 mil dólares.

El exjefe del Departamento de Administración de la Dirección General de Pemex, Francisco Olascoaga, también fue habitante del estado de Texas en el mismo periodo. Tiene propiedades en el área de Greenwood Forest; una el número 5326 de Foresthaven, con 909.8 metros cuadrados y 241 mil dólares como valor. Otra en el número 1910 de Manila Lane, con 751.77 metros cuadrados y un valor de 325 mil dólares.

Asimismo, a Arturo Henríquez Autrey, exdirector de Pemex-Procurement International —con oficinas corporativas en Houston, Texas— se le acreditan cinco propiedades de lujo en aquel estado. El más interesante de estos inmuebles es una mansión de 445.7 metros cuadrados en el número 58 de Cove View en Spring, Texas, que, al igual que en el caso de Lozoya, actualmente se encuentra en venta. El costo es de 879 mil dólares, casi 20 millones de pesos.

Nada mal para un grupo de jóvenes amigos que llegaron a Pemex con el objetivo de hacer grandes negocios y convertirse, entre otras cosas, en magnates que pudieran gozar de una vida tranquila en Texas, Nueva York y otros lugares de Estados Unidos.

Al primer círculo de Lozoya se le sigue la pista por diversos negocios que habrían hecho al amparo de sus cargos como directivos de Pemex; incluso, algunos de ellos han accedido a declarar como testigos protegidos ante la Fiscalía General de la República por los casos de Agronitrogenados, Fertinal, Odebrecht y otros.

La mayoría hoy se encuentran en Estados Unidos, a donde llegaron a refugiarse de posibles órdenes de aprehensión en su contra. La pelota está en la cancha de la Fiscalía que encabeza Alejandro Gertz Manero.

Investiga UIF a magistrada del Trife


En la Unidad de Inteligencia Financiera se trabaja una indagatoria que, en breve, podría cimbrar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife). Los implicados son el exdelegado de la Procuraduría Agraria en Baja California Sur, Eligio Soto, y un liderazgo local del PRI de nombre César Soto, padre y hermano de la Magistrada electoral Mónica Aralí Soto Fregoso.

Las pesquisas se relacionan con presuntos actos de despojo en zonas ejidales de aquel estado, en donde el funcionario y el militante priísta habrían creado toda una estructura financiera para apropiarse y comercializar los terrenos, esto a través de empresas que se encuentran ya también identificadas como parte de la investigación.

La UIF también da seguimiento a diversos depósitos en efectivo que ha recibido la Magistrada del Trife, y que podrían también estar vinculados con esta operación ilegal. Además, a Soto Fregoso se le han detectado irregularidades patrimoniales, como la adquisición de diversas propiedades en diversos estados del país.

Respiro inmobiliario


Tras la crisis que dejó el coronavirus en el sector inmobiliario, el modelo de coworking cobrará mayor fuerza en México y el mundo, así como otras opciones que facilitarán el traslado de los empleados a sus lugares de trabajo una vez que entremos de lleno a la nueva normalidad.

Así, la idea de Marcos Salame de convertir a Bosque Real, ubicado en Huixquilucan, en la primera ciudad inteligente del país, parece capitalizarse. Este grupo recién anunció su nuevo proyecto Torre Designo, un corredor de oficinas de 45 mil metros cuadrados para el que se invertirán poco más de 135 millones de dólares, lo que significa un respiro para el sector inmobiliario y de la construcción.

Con este complejo, lo que se pretende es que la gente no tenga que salir a cubrir ninguna necesidad, por lo que estarán ubicadas dentro de este sofisticado complejo inmobiliario que cuenta con toda una serie de amenidades, incluyendo un nuevo campus de la Universidad Panamericana que está por construirse, autosuficiencia en energía y agua, centros comerciales, unidades deportivas y próximamente un desarrollo hospitalario.
 
@MarioMal
[email protected]

Comentarios