Medio ambiente: área de oportunidad del T-MEC

El 2020 será sin duda un parteaguas para que nuestro país profundice en materia de políticas públicas medioambientales, para alcanzar el desarrollo sostenible establecido en los compromisos de la agenda 2030 de las Naciones Unidas.
13/12/2019
02:30
-A +A

 

“Ser un buen socio se ha convertido en un importante activo. En una economía globalizada, tener capacidad de crear y sostener alianzas estratégicas da a las compañías una significativa posición competitiva."

-Rosabeth Moss Kanter

(Catedrático de Negocios, Harvard Business School)

Esta semana, sin duda, resulta relevante el acuerdo comercial alcanzado entre los tres países del norte del continente: Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC). Esto derivado de la conmutación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) que desde 1994 impulsó la economía de nuestro país, y que el presidente de Estados Unidos Donald Trump categorizaba como un mal acuerdo para los Estados Unidos.

Cabe resaltar que el T-MEC, además de cambiar de nombre, sufre modificaciones sustanciales en materia laboral, médica, comercio digital, y ambiental, e incluye la cláusula “China” que establece el impedimento para que México o Canadá signen un acuerdo comercial con una economía categorizada como “de mercado”. Entendiendo que es una ligadura para impedir un acuerdo en mejores condiciones con China.

En materia ambiental, los demócratas norteamericanos establecieron la inclusión de cláusulas que normen la evaluación y el cumplimiento medio ambiental, estableciendo agregados ambientales en la Ciudad de México que vigilen el debido cumplimiento de los tres países en la materia.

Sin embargo, México enfrenta diversos problemas medio ambientales que debe remediar para permanecer a la altura de la exigencia del tratado. Esto implica establecer políticas públicas y mecanismos de vigilancia y cumplimiento medio ambiental para ordenar y combatir la deforestación, la falta de agua, monitoreo y mejoramiento de la calidad del aire, establecer un compromiso que eficiente el uso del transporte público, garantizar el ordenamiento territorial responsable, así como promover la llegada de vehículos eléctricos y energías renovables a la industria y el sector automotriz.

El 2020 será sin duda un parteaguas para que nuestro país profundice en materia de políticas públicas medioambientales, para alcanzar el desarrollo sostenible establecido en los compromisos de la agenda 2030 de las Naciones Unidas y para alcanzar el cumplimiento del T-MEC en materia medio ambiental, ya que la observancia de éste importante rubro prepara a México para alcanzar niveles competitivos en materia económica, en el cuidado responsable del medio ambiente, y en desarrollo de tecnologías.

Basta recordar que en el futuro será la automatización de la industria, la generación de energías alternativas y la producción de vehículos híbridos y eléctricos, quienes dominen el mercado.

Por todo ello es importante que México tome con responsabilidad su calidad de socio estratégico de la economía más importante del mundo.

Hasta la próxima.

@lfernandogamez

Activista, Máster en Administración, actualmente Director de Desarrollo Urbano del Municipio de Soledad. 

Temas de Interés: Medio ambiente, desarrollo urbano, economía, temas de la agenda pública. 

 

Comentarios