27 / octubre / 2021 | 17:36 hrs.

No, la violencia no se contuvo en los 100 días

Alejandro Hope

En su informe de 100 días de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló lo siguiente: “Se ha logrado contener la incidencia delictiva, pero no reducirla significativamente como lo deseamos. Digo esto porque se mantiene prácticamente el mismo número de homicidios y de robo de vehículos de antes de que llegáramos al gobierno. En homicidios el promedio diario de enero a noviembre de 2018 fue de 91.3 homicidios diarios; y de diciembre a marzo de 2019 ha sido de 88.2.”

¿Son correctas esas cifras? ¿En efecto disminuyó el promedio diario de homicidios entre diciembre y marzo, con respecto al promedio enero-noviembre de 2018? Francamente lo dudo. Van algunos cálculos para explicar mi escepticismo.

Entre diciembre y enero, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registró 5,699 víctimas de homicidio doloso. Eso equivale a 91.9 víctimas por día en promedio (https://bit.ly/2VzjBsf). Excluyo a las víctimas de feminicidio del cálculo, no porque crea que no importan, sino porque así procedió quien produjo las cifras que mencionó el presidente.

Dados esos números ya conocidos, llegar a un promedio diario de 88.2 víctimas en el periodo diciembre-marzo requeriría que el promedio diario de febrero y los primeros diez días marzo fuese de 82.2 víctimas

Esa cifra no proviene del SESNSP: los datos de febrero se conocerán hasta el 20 de marzo y los de marzo hasta el 20 de abril ¿De dónde sale entonces ese promedio? Del informe diario sobre homicidios dolosos que publica el gobierno federal (https://bit.ly/2TwbBLQ). De acuerdo a esa fuente, fueron asesinadas 3,125 personas entre el primero de febrero y el diez de marzo. Eso equivale a un promedio diario de 82.2 víctimas.

Pero, como se demostró en diciembre y enero, esa cifra subestima seriamente el número de homicidios con respecto a lo reportado en el SESNSP. En diciembre, el promedio diario del informe de seguridad del gobierno fue de 79.7 víctimas contra 91.8 en el SESNSP. En enero, la diferencia fue de 75 contra 92.

Es decir, en diciembre y enero, el informe diario de seguridad sólo capturó el 84 por ciento de las víctimas registradas en el SESNSP. Si se mantuvo esa relación en febrero y el inicio de marzo, el promedio diario de víctimas en ese periodo fue de 97.7. Ese número sería consistente con un incremento de 12 por ciento con respecto al mismo periodo del año previo. Es decir, aproximadamente la misma tasa de crecimiento anual registrada en el periodo diciembre-enero (10.6 por ciento).

Si esa estimación es correcta, el promedio diario para el periodo diciembre-marzo fue de 94.1 víctimas, un número mayor al del promedio enero-noviembre 2018 (91.3).

En resumen, con altísima probabilidad, el promedio diario de homicidios no disminuyó en los primeros 100 días de gobierno de Andrés Manuel López Obrador con respecto al promedio del periodo enero-noviembre de 2018. Más bien, aumentó aproximadamente 3 por ciento. El equipo del presidente llegó a una cifra más alentadora porque cometió un gazapo metodológico: se mezclaron y se compararon datos de fuentes distintas. Espero que haya sido error y no mala fe.

Como sea, es una muestra de los riesgos que entraña la producción y uso de bases de datos oficiosas, construidas sin mayor rigor metodológico. El presidente acaba patinando y la opinión pública termina confundida.

Por eso, reitero una humilde recomendación: al hablar de homicidios, ciñámonos todos, gobierno y analistas, a las cifras oficiales. No son perfectas, pero son lo mejor que tenemos.