06 / diciembre / 2021 | 06:29 hrs.

Operación cicatriz AMLO-empresarios

Alberto Barranco

A diferencia de los ayeres de gloria, esta vez el ingreso y la salida del presidente de Kimberly Clark de México, Claudio X. González, a la asamblea de cambio de estafeta en la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial, se dieron en solitario, acaso por el fin de su papel de gran elector en el organismo

A diferencia de los ayeres de gloria, esta vez el ingreso y la salida del presidente de Kimberly Clark de México, Claudio X. González, a la asamblea de cambio de estafeta en la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial, se dieron en solitario, acaso por el fin de su papel de gran elector en el organismo.

Esta vez el fiel de la balanza en el arribo de Carlos Salazar Lomelín al organismo cúpula de cúpulas fue el Grupo Monterrey, con énfasis en dos de sus empresas estelares, Fomento Económico Mexicano (FEMSA) y Grupo Alfa.

Señalado como el artífice de la campaña para descarrilar al puntero en las encuestas por la Presidencia en la República en 2006, Andrés Manuel López Obrador, el expresidente del Consejo Mexicano de Negocios quedó en posición incómoda en la tercera es la vencida, por más que se apresuró a tomarse la foto con el presidente electo.

Lo cierto es que, a contrapelo de los augurios de que en su toma de poder desenvainaría la espada flamígera de la venganza, el talante de López Obrador camina más hacia la reconciliación que al cobro de agravios.

Ahí está, por ejemplo, la comida del borrón y cuenta nueva con los empresarios más poderosos del país: Carlos Slim, Germán Larrea Mota Velasco y Alberto Baillères, reyes de las telecomunicaciones, del cobre y de la plata.

El primero había manifestado frontalmente su inconformidad por la cancelación del aeropuerto en Texcoco; el segundo y el tercero fueron parte del grupo que acudió ante el presidente Enrique Peña Nieto para solicitarle que el candidato priista, José Antonio Meade, declinara a favor del panista Ricardo Anaya para darle a éste opción de alcanzar a López Obrador.

Lo cierto, como lo expresó en su discurso ante el cambio de presidente del CCE, es que el Presidente de la República está plenamente consciente de que ninguna meta de su gobierno, ya en materia de crecimiento, de empleo y de justicia social, se podría lograr sin el concurso de la inversión privada nacional y extranjera.

En la operación cicatriz pareciera contribuir a una nueva visión empresarial, más cercana al marco social del gobierno, el discurso de Salazar Lomelín, de quien López Obrador dijo ser su amigo desde hace 20 años, en el que habla de empresas que ofrezcan de manera fidedigna y sin engaños bienes y servicios de calidad a los mejores precios; cumplir con la ley; pagar impuestos y contribuciones sociales; tratar a los trabajadores con respeto y dignidad, con salarios justos, de acuerdo con su productividad, y ser incluyentes en el otorgamiento de plazas laborales.

Del dicho al hecho, empero, pese a las ovaciones de pie al nuevo dirigente, pese al aplauso nutrido al Presidente de la República cuando comprometió a los empresarios a sumarse a la cruzada contra la corrupción, al término del evento se desgranaban burlas contra uno y otro.
“Ahora sí se acabó la pobreza y la corrupción”, decía la sorna.
Gobierno nuevo; empresarios a la antigüita.
 
Balance general

Separado voluntariamente de su cargo de director general de Pemex Exploración y Producción al involucrársele en las telarañas de la “Estafa Maestra”, ahora resulta que sin cargo alguno Miguel Ángel Lozada sigue influyendo en las decisiones de Petróleos Mexicanos.
De hecho, se le acusa de mantener el control, junto con Juan Javier Hinojosa Puebla, de la filial de la empresa productiva del Estado.
De hecho, las apuestas se inclinan por su pronto regreso al cargo.
Más de lo mismo, pues.
 
Abuso, no delito

Cierto que no se le podrían fincar responsabilidades al director sectorial empresarial del Infonavit, Sebastián Bernabé Fernández Cortina, por hacer uso de su derecho al cambiar hacia el organismo un crédito hipotecario pactado con un banco comercial. Sin embargo, es evidente el abuso.
No es lo mismo trocar un préstamo de 200 o 300 mil pesos de un trabajador afiliado a la instancia, que una hipoteca para la compra de una mansión con valor de 22 millones de pesos, con 5.2 de saldo, de acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.
El rédito de 12% que le pagaba a HSBC, ahora será de la tercera parte.
¿Cuántos créditos hipotecarios de trabajadores se hubieran traspasado con el monto del que tenía el funcionario?
La posición de Fernández Cortina la empujó en su momento el entonces presidente de la Concamin, León Halkin.
 
Bolas en el Poli
A pesar de que el sitio Compranet señala que el Instituto Politécnico Nacional promueve bajo el esquema de adjudicación directa la contratación del servicio integral de limpieza, su director, Mario Alberto Rodríguez Casas, niega haber realizado invitación alguna a proveedores.
En el marco, hete aquí que el secretario de Administración de la casa de estudios, Jorge Quintero, dice que será la Secretaría de Hacienda quien lleve el proceso de contratación, y que de no ser así, éste se pelearía vía licitación.
La suspicacia apunta a que la balanza se estaba inclinando a las firmas Tecno Limpieza Ecotec y Grupo Profesional de Servicios U4.
 
Sí, pero no
Aunque en carta enviada al columnista, la empresa Sixsigma Networks defiende la justeza con que se le otorgó un contrato por parte del Servicio de Administración Tributaria para desarrollar un Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera, soslaya la participación en el consorcio que encabeza de la división tecnológica de El Corte Inglés.
La mención del asunto apuntaba justo a una indagación que realiza la firma ibérica sobre los procesos en que participó, dado que sus directivos en el país tienen en propiedad firmas en paraísos fiscales.
Objetado el fallo por una de las firmas participantes, el asunto llegó a un tribunal colegiado, quien resolvió que no hubo justeza en la puntuación, por lo que el SAT revivió el procedimiento, sosteniendo nuevamente que el ganador había obtenido 92.48 puntos.
 
Limpia
En el inédito de la temporada, la oficina de la Ciudad de México del Instituto Nacional de Migración a cargo de Gustavo Javier Olvera Herrera, ordenó al cierre de ventanillas para trámites incompletos, que en la práctica se habían convertido en un foco de corrupción, coyotaje y violación a derechos humanos.
Naturalmente, la medida provocó airadas protestas de la vieja guardia del priismo.
El funcionario ha ido fortaleciendo las instalaciones estratégicas del organismo como la Estación Migratoria de Iztapalapa, además de realizar cambios radicales en el aeropuerto de la Ciudad de México.