Pasos pequeños hacia la igualdad

Por muchos años se consideraron enfermos a las personas que tenían relaciones sexuales o afectivas con otras de su mismo sexo. Incluso se incluyó a la homosexualidad en la Clasificación Internacional de Enfermedades.
15/05/2019
12:18
-A +A

El desarrollo del estudio del comportamiento humano y sobre todo de su psique no tuvo solo consecuencias benéficas para la ciencia. También hubo repercusiones negativas para algunos miembros de la sociedad.

Por muchos años se consideraron enfermos a las personas que tenían relaciones sexuales o afectivas con otras de su mismo sexo. Incluso se incluyó a la homosexualidad en la Clasificación Internacional de Enfermedades. Esto significó que miles de “pacientes” fueran expuestos a terapias muy agresivas que buscaban revertir o eliminar una enfermedad que no existía.

Pasó mucho tiempo para que la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud rectificara al respecto. El 17 de mayo de 1990 se quitó la homosexualidad de la lista de enfermedades. Desde entonces se han tomado acciones y se trabaja constantemente para revertir los efectos negativos que la antigua creencia ayudó a engendrar. A partir de entonces, este día se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

En ese mismo tono, en 2014 se instauró en México el Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia. Incluso se ideó un Plan Nacional por la Igualdad y la no Discriminación.

En pleno siglo XXI continúan los debates acerca de los matrimonios entre personas del mismo sexo, para lo cual se usa el aforismo “igualitario”, pero que a fin de cuentas sigue provocando distinción entre heterosexuales y todos los que no caben en ese paradigma. Para que algo sea igualitario debería simplemente contemplar a todos los actores de una sociedad. Así, “matrimonio” significaría lo mismo para todos, sin importar con quién decida uno casarse.

Existe un listado que cada año se publica y contiene a los países más amigables con la comunidad LGBT. Esto tiene que ver con sus leyes y políticas de no discriminación e inclusión de personas que pertenecen a un grupo que a pesar del ruido que hace sigue considerándose minoritario.

La lista la encabeza España y sus dos ciudades más amigables son Madrid y Barcelona. El segundo lugar es Suecia, seguida de Uruguay, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Reino Unido, Canadá, Israel y Francia. México no figura. Algunos de los lugares con mayor apertura al respecto en el país son algunas de sus playas, pero fuera de eso, estamos muy lejos de lograr cambios positivos y en un nivel nacional.

Recordemos que a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó en 2015 el matrimonio entre personas del mismo sexo, las entidades federativas han obviado a discreción y conveniencia esa medida.

La homosexualidad sigue siendo motivo para que las personas sean víctimas de acoso escolar y laboral. En San Luis Potosí unos cuantos (en la Comisión de Derechos Humanos) se sienten incómodos con un estilo de vida que no va con el suyo, y siguen votando derechos humanos, lo cual no debería someterse a consulta.

"Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Soy lectora, vinófila, ciclista y peregrina jacobea."

Comentarios