Pemex-Repsol, otro escándalo que toca al gabinete de EPN

19/06/2019
10:24
-A +A

En 2014, durante la gestión de Emilio Lozoya, el Consejo de Administración de Pemex decidió que era buen momento de comenzar a vender las acciones que la petrolera mexicana tenía en la española Repsol. No fue así y resultó en un daño al patrimonio de la empresa por las triangulaciones que hicieron sus subsidiarias en paraísos fiscales, según una serie de solicitudes de transparencia en poder de esta columna.

La historia comenzó en 2014, cuando Pemex decidió vender sus 104,057,057 acciones en Repsol SA, correspondientes a 100% de su tenencia accionaria (67,969,767 acciones) y a 65.4% de la tenencia de PMI HBV (36,087,290 acciones) utilizando el mecanismo denominado accelerated book building.

La operación fue aprobada por el Consejo de Administración, entonces encabezado por Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía; Luis Videgaray, secretario de Hacienda, y Emilio Lozoya, director general de Pemex, durante la sesión extraordinaria 871 (acuerdo CA-047/2014) del 3 de junio de 2014, apenas un día antes del anuncio.

El 4 de junio de 2014, mediante un escrito a la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, Pemex detalló que la operación implicó 2 mil 91 millones 546 mil euros, alrededor de 36 mil 790 millones de pesos, a un tipo de cambio de 17.59 pesos por euro, registrado el día en que se dio la noticia.

El monto del reembolso fue transferido a las empresas privadas no paraestatales que Pemex posee en el extranjero, cuyos recursos se manejan fuera del presupuesto público en la tesorería centralizada que el Grupo PMI radicó en Holanda.

Se trata de la holandesa PMI Holdings, BV (tenedora de las acciones); la española Pemex Internacional España, SA (intermediaria); la irlandesa PMI Trading, Ltd, y la mexicana PMI Norteamérica, SA (estas últimas, encargadas de aportar el capital, producto de los dividendos que se agencian por la comercialización del crudo mexicano en los mercados internacionales).

Según se dio a conocer en la Memoria Documental, el precio de venta fue de 20.10 euros por acción, lo que significó un descuento de 3.7% sobre el precio de cierre de las acciones de Repsol en el mercado de valores del 3 de junio de 2014.

En 2014 la participación de PMI HBV (19,068,080 acciones) no formó parte de esta colocación, toda vez que se encontraba en garantía de pago del financiamiento utilizado para la adquisición de acciones de REPSOL realizada en 2011 por PMI HBV.

Así, el monto total obtenido por Pemex después de la oferta acelerada fue de 118.6 millones de dólares.

El proceso de desinversión en Repsol inició en 2014 y concluyó hasta octubre de 2017, de acuerdo con una solicitud de información. De esta manera, Pemex perdió 3.7 mil millones de pesos. La filial “privada” PMI Holdings abarató a 14.17 euros cada acción.

Los mayores detrimentos se registraron en 2017, cuando totalizó la venta de acciones a precio castigado –a 14.17 euros por acción– a través de PMI Holdings, BV, una de sus entonces 61 empresas “privadas” offshore.

En el manejo accionario estuvieron involucradas cuatro de las 14 empresas fachada del Grupo PMI, radicadas en paraísos fiscales y que no están obligadas a rendir cuentas.

La alianza Repsol-Bardahl

En julio de 2018, Repsol anunció la adquisición de 40% de la compañía mexicana Bardahl para producir y distribuir lubricantes en México.

De acuerdo con la petrolera, la adquisición es la mayor operación realizada por Repsol en su negocio de lubricantes, el más global de la compañía.

Mediante un comunicado señaló que la alianza permitirá a Repsol fabricar y comercializar sus lubricantes en México a través de Bardahl.

Tras la operación, México se convertirá en uno de los principales mercados de Lubricantes para Repsol y en un centro productivo para Latinoamérica. Esta inversión se suma al plan de aperturas de estaciones de servicio de la compañía en el país.

Repsol prevé invertir cerca de 400 millones de euros en la apertura de entre 200 y 250 estaciones de servicio al año en México hasta 2022, con el objetivo de alcanzar una cuota de mercado de 8% a 10%.

La red actual de Repsol está integrada por 60 estaciones de servicio en nueve estados: Ciudad de México, Estado de México, Veracruz, Baja California Sur, Jalisco, Oaxaca, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala.

La nueva empresa conjunta comercializará en México lubricantes de las marcas Bardahl y Repsol, dada la complementariedad que existe entre ambas enseñas, tanto en posicionamiento como en canales de distribución.

Defraudan a inversionistas

Múltiples denuncias por fraude se han acumulado en contra de la empresa inmobiliaria Jama Investment Group, así como de sus asociados Mauricio Jasso y Daniel Maza, quienes presuntamente se dedican a ofrecer ganancias estratosféricas a sus inversionistas, pero al final simple y sencillamente desaparecen.

Se calcula que el dúo dinámico se ha quedado por lo menos con mil millones de pesos que han conseguido para el financiamiento de proyectos fantasma. No obstante, parece que no saldrán ilesos ya que desde el despacho de abogados Nassar Nassar y Asociados detallan una serie de denuncias operadas por el socio y abogado de la firma, José Luis Nassar Peters.

Según relatos de los afectados, Mauricio Jasso se encarga de atraer la esfera empresarial mexicana gracias a las conexiones adquiridas de su padre, Belisario Jasso Baldini, quien se dedica al suministro de equipo hospitalario. Por último, Maza Noriega se encarga de cerrar el trato al acreditar su residencia en Las Vegas, Nevada. Sin embargo, al final no existen ni los negocios prometidos, ni mucho menos las ganancias estimadas, o al menos no para quienes financian a la empresa.
 
@MarioMal
[email protected]

Comentarios