Políticas públicas: la normatividad que le hace falta a la 4T

Un análisis del primer año de ejercicio gubernamental del Ejecutivo Federal podría resumirse en dos premisas: renovación en los diálogos políticos del pasado con el sector económico y tensión en materia macroeconómica.
30/11/2019
04:54
-A +A

Un análisis del primer año de ejercicio gubernamental del Ejecutivo Federal podría resumirse en dos premisas: renovación en los diálogos políticos del pasado con el sector económico y tensión en materia macroeconómica.

Derivado de la importancia de éste último rubro en la agenda pública, y a propósito del primer año de ejercicio gubernamental que cumple el día de mañana el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, hoy dedicamos este espacio a puntualizar algunos datos relevantes en el renglón de política macroeconómica.

La realidad actual nos exige analizar al México contemporáneo en una escala global donde los mercados acortan distancias minuto a minuto y donde las economías internacionales están en correlación unas con otras. Por ello el actuar macroeconómico de México desde la delimitación de políticas públicas debe avanzar más allá de si somos “chairos o conservadores”, para exigir una profesionalización de las políticas públicas en materia macroeconómica, puntualizar objetivos y trazar el camino a seguir por los años venideros.

El resultado indudablemente otorgará un beneficio a la sociedad, antes que a un grupo u otro, y en el efecto secundario será en la economía interna del país donde se cristalicen estos esfuerzos entre sociedad y gobierno.

México debe trazar políticas públicas transexenales que impulsen la economía interna de México, antes que cualquier otro rubro de gestión gubernamental. Establecer un esquema de cumplimiento paulatino similar al establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con su agenda 2030 y establecer mecanismos de evaluación del cumplimiento y sanción en caso de que las siguientes administraciones gubernamentales no cumplan con lo expresado en las metas macroeconómicas de México.

Así lo reconoció en campaña el ahora presidente de México López Obrador en su política de seguridad “abrazos y no balazos”, quien en aquel entonces puntualizaba por la falta de oportunidades como el mayor indicativo de desigualdad social y por ende, de acceso a la comisión de delitos en la población.

Del mismo modo, el ahorro en gasto corriente del ejecutivo y la creación de mecanismos que acorten los actos signados por corrupción parecen ser un noble indicativo que la agenda pública sigue esperando, y que sólo podrá realizarse a través de un marco regulatorio que permita a la sociedad tener la confianza en que los actos de sanción serán por la comisión de delitos y no por represalias o diferencias políticas como se hacía en el pasado. 

En el rubro de inversiones resulta necesario abrir lazos locales e internacionales para acelerar el crecimiento económico y aprovechar la apertura comercial que nuestro país tiene con Estados Unidos de Norteamérica para capitalizar esa alianza comercial que tanto nos beneficia a ambos países, al tiempo que aprovecha la guerra comercial entre USA y CHINA para obtener valor de cada uno de los acuerdos comerciales que México tiene con ambos países. 

En el renglón de la productividad individual, México tiene la obligación de impulsar la educación de su fuerza laboral para ofrecer alternativas de capacitación y especialización productiva, al mismo tiempo que debe ofertar idiomas en las aulas desde el nivel básico con un grado de aprobación que nos permita estar a la vanguardia con otras naciones, basta recordar que nuestro país es la quinceava economía más grande del mundo de acuerdo a datos arrojados por el Foro Económico Mundial.

Es necesario recordar que estos antecedentes pueden conducir exitosamente a la gestión económica de un México que debe comportarse como lo que es: una economía emergente capaz de sostener acuerdos comerciales con las potencias que integran el G20 y como un estado que otorga estabilidad económica a sus ciudadanos, y combate la brecha de la desigualdad social.

Sólo así podríamos hablar que hay verdaderamente una “cuarta transformación de la vida pública de México”. Estoy seguro que todos los sectores productivos de México nos pondríamos de pie para aplaudir una iniciativa de tal magnitud.

Hasta la próxima.

@lfernandogamez

Activista, Máster en Administración, actualmente Director de Desarrollo Urbano del Municipio de Soledad. 

Temas de Interés: Medio ambiente, desarrollo urbano, economía, temas de la agenda pública. 

 

Comentarios