Ruptura en lo que queda del PRI; ¿habrá desbandada?

20/06/2019
10:21
-A +A

Lo dicho: al PRI no se le da la democracia; siempre que intentan practicarla terminan divididos, fracturados, confrontados. Ayer el viejo partido sufrió una nueva ruptura con la renuncia de José Narro Robles, quien dejó su militancia de más de 4 décadas y abandonó también la contienda interna de dirigente nacional. El exrector de la UNAM y exsecretario de Salud calificó el proceso priista como un “acto de simulación” y una elección manchada por un “padrón alterado”, además de afirmar que “ya hay un candidato favorito” al que, dijo, apoyan indebidamente el ex jefe político del priismo, Enrique Peña Nieto, y el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La renuncia de Narro sacudió al partido, cuya dirigente Claudia Ruiz Massieu ayer lamentó su decisión y se encerró durante varias horas en  “reuniones de emergencia” con su equipo del CEN para emitir por la tarde un comunicado donde aclaraban que el proceso de renovación de su dirigencia seguirá con el compromiso de “equidad, neutralidad e imparcialidad”. Señaló que la dirigencia nacional sólo acata el mandato del Consejo Político Nacional y, sin referirse a la grave denuncia de Narro Robles, sobre la existencia de 700 mil nuevas afiliaciones al padrón, promovidas recientemente por grupos afines al candidato Alejandro Moreno Cárdenas, el comunicado priista sólo señaló que el padrón que se va a utilizar en esta contienda es el que les remita el INE “verificado, actualizado y depurado”.

Hasta el cierre de esta columna sólo una renuncia más siguió a la de José Narro y se trató de la exsenadora priista y periodista Beatriz Pagés Rebollar, quien argumentó también razones de inconformidad con las decisiones y posiciones “erráticas y lamentables” que está tomando ese partido, mientras que el ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, lamentó en su cuenta de Twitter la renuncia de Narro y descalificó la confiabilidad de la elección interna al asegurar que “no acudiré a votar en la elección del 11 de agosto, con ese padrón irregular del que habla la convocatoria”.

Otros priistas de la cúpula descalificaron también lo que consideraron “la farsa y el fraude” de la elección interna, y acusaron a Claudia Ruiz Massieu de no cumplir los acuerdos que hizo con todos los aspirantes a la dirigencia, al haber permitido que el padrón de 6.3 millones de militantes, validado al cierre del 23 de enero de este año, fuera adicionado con 700 mil registros más de militantes “afiliados al vapor” en lo que, aseguran, representa una trampa para favorecer a uno de los candidatos. “El CEN del PRI debe rectificar de inmediato dejando fuera las 700 mil afiliaciones evidentemente amañadas y promovidas por Alito y sus cómplices para la parcialidad en el proceso por parte de funcionarios y dirigentes en favor del candidato de Peña Nieto”, acusó Ulises Ruiz, precandidato también en la elección priista, mientras que la única mujer aspirante, Ivonne Ortega dijo: “coincido y suscribo todas las razones del doctor Narro”, aunque pidió “no rendirnos porque no puede ganar la cúpula”.

Veremos cómo termina la elección interna del PRI, para la que éste sábado acudirán a registrarse los candidatos que decidan participar aún en estas condiciones; y si hay nuevas renuncias o algún efecto de desbandada o simplemente se trata de una ruptura a título personal del exrector de la UNAM. Como sea, el proceso priista queda tocado y será observado con lupa por un electorado que hace rato le dio la espalda al PRI y también por un sector de la militancia que vuelve a ver cómo su partido está secuestrado por las cúpulas que se resisten a soltar el cadáver del partido que alguna vez fuera todopoderoso y gobernara este país por más de 70 años ininterrumpidos.

NOTAS INDISCRETAS…La detención ayer por la tarde del sacerdote católico, Francisco Javier Bautista Ávalos o “Francisco N”, como fue presentado por la Procuraduría de Justicia de la CDMX, representa el primer golpe fuerte de la procuradora Ernestina Godoy y de la Policía de Investigación criminal de la procuraduría, recientemente reforzada con la llegada de Omar García Harfuch. El sacerdote es considerado el presunto asesino del joven estudiante y diácono, Leonardo Avendaño, que desapareció el pasado 11 de junio y 48 horas después apareció muerto con signos de asfixia en su automóvil. El cura fue la última persona a la que vio Leonardo, según comentó a sus familiares al salir la noche de aquel 11 de junio de la colonia Aculco. ¿Qué motivos pudo tener un religioso para asesinar de esa forma tan cruel a un joven universitario? Eso es algo que comenzarán a arrojar los interrogatorios del presunto asesino. Por lo pronto, punto para la PGJCDMX y sigue faltando que capturen a los desalmados secuestradores y asesinos de Norberto Ronquillo….En este espacio dimos a conocer las irregularidades y la presunta corrupción en Capufe, por el contrato que firmó con la empresa Intermex Comercializadora Internacional S.A., por un monto de mil 128 millones 149 mil pesos, para la “Prestación de servicios para la subcontratación de personal especializado para la operación y conservación de la red de carreteras del Fondo Nacional de Infraestructura”. Por ese caso los cinco funcionarios de Capufe que firmaron dicho convenio están siendo investigados, y el presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó ayer, en su conferencia de prensa matutina, que “no habrá impunidad” y que los resultados de las pesquisas se darán frente a toda la sociedad. El presidente reconoció que la prensa denuncie e investigue estos casos de corrupción y reconoció a los periodistas como “una contraloría del ciudadano, porque al final de cuentas ustedes representan a la gente. Yo se los agradezco mucho”. Vaya, un elogio a la prensa del presidente, entre tantas quejas por las críticas de los “medios fifí” es para reconocerlo…Giran los dados. Escalera doble.
 

Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.

Comentarios