25 / enero / 2022 | 09:02 hrs.

Victoria en el Banco de México

Raúl Rodríguez Cortés

Victoria porque así se llama la nueva integrante de la Junta de Gobierno del banco central y segura propuesta presidencial para que sea su gobernadora a partir del primero de enero próximo; y victoria porque eso es para AMLO el que la mayoría de su partido en el Senado la haya ratificado ayer, aún sin contar –si reparamos en su trayectoria dentro del servicio público- con la “reconocida competencia en materia monetaria”, que reclama el párrafo segundo del artículo 39 de la Ley del Banco de México.

¿De qué se trata, en términos simples, la exigida competencia monetaria? Pues de tener capacidad y experiencia para preservar el poder adquisitivo de la moneda mexicana y garantizar el delicado equilibrio entre el dinero circulante y su interacción con los diversos participantes en el complejo mundo de los sistemas de pagos.

Victoria Rodríguez Ceja es, a no dudarlo, una bien preparada economista por el Tec de Monterrey y El Colegio de México, donde por cierto coincidió con dos secretarios de Hacienda: Carlos Urzúa y Arturo Herrera, ya ambos fuera del gabinete; el primero por abiertas discrepancias con la política económica presidencial y el segundo porque renunció al ser propuesto por AMLO para gobernar el Banxico, aunque después lo dejó colgado de la brocha.

Ella también cuenta con una buena trayectoria en el servicio público que la llevó a ser hasta hace unos días la subsecretaria de Egresos de Hacienda y, por lo tanto, la encargada de manejar la chequera del gobierno federal. Rodríguez Ceja ha destacado, por lo visto, en cargos de alta responsabilidad de política fiscal, pero no se le conoce experiencia en materia monetaria o de estabilidad del sistema financiero.

De este requisito legal pueden ser eximidos dos de los cinco integrantes de la Junta de Gobierno del instituto central, pero esos dos están impedidos de ser nombrados gobernadores, de acuerdo también con el segundo párrafo del artículo 39 de la referida ley. No será, por cierto, el caso de Rodríguez Ceja que se integrará como la propuesta de López Obrador para gobernar el banco central. Su ratificación ya tránsito ayer en el Senado con 78 votos a favor, 21 en contra y 10 abstenciones.

Pero, ¿cuáles son los riesgos de la falta de experiencia en materia monetaria al gobernar el Banco de México?

Uno, gravísimo, descuidar su integridad, vulnerar su solidez y prestigio o, peor aún, ceder su autonomía a las conveniencias políticas de Palacio Nacional y perder la independencia necesaria como contrapeso en materia económica con racionalidad técnica, sobre todo en momentos en los que el país ha pausado su rebote económico post pandemia, enfrenta un fenómeno global de alta inflación, no genera la suficiente confianza y certidumbre para la inversión y, de ribete, con la súbita aparición de la variante ómicron del coronavirus que ha cambiado radicalmente las expectativas del mundo para el año próximo.

AMLO ha centrado su defensa del nombramiento en el hecho de que será una mujer la que por primera vez encabece el Banco de México. No son ni su condición de género ni sus incuestionables credenciales académicas y laborales, las que llevan a criticar la designación de Victoria Rodríguez Ceja, sino su falta de experiencia en la materia. Hay otras mujeres que sin duda la tienen. Es el caso, por solo citar dos ejemplos, de las subgobernadoras Irene Espinosa Cantellano y Galia Borja Gómez.

Sería desastroso para el país –según experiencias más o menos recientes– que un Presidente volviera a tener al mismo tiempo en sus manos las decisiones fiscales y las monetarias. Ojalá Victoria Rodríguez Ceja y los otros cuatro integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México no lo permitan.

Instantáneas:

1. LA VOTACIÓN. En la ratificación de Victoria Rodríguez Ceja para el Banxico bastaba la mayoría en el Senado de Morena y aliados. De los 128 senadores votaron 109. Bastaban 65 para la aprobación. Pero fueron 78 los que votaron a favor, lo que habla de la consecución de algunos consensos con la oposición negociados por el líder senatorial de Morena y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), tarea que –según adujo– fue la que le impidió estar presente el lunes en el mitin convocado por el Presidente en el Zócalo de la ciudad de México para celebrar los tres años de su toma de posesión. Este hecho desató todo tipo de especulaciones sobre las crecientes desavenencias del senador y su demanda de someter a elecciones primarias la designación del candidato presidencial del partido en el gobierno, con el jefe del Ejecutivo que insiste en el método de las encuestas y no oculta su respaldo a las aspiraciones de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum. Cabe recordar aquí una regla no escrita: en política, lo que parece es.

2. RECONOCIMIENTO. Hablando de autonomía y contrapesos, el que pronunció ayer un sólido y emotivo discurso al despedirse de los plenos de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo de la Judicatura, así como de integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, fue el ministro Fernando Franco González Salas, quien hizo un llamado a los integrantes del máximo tribunal del país a mantener la unidad para defender la autonomía e independencia del Poder Judicial Federal (PJF). Franco González Salas, quien la semana próxima concluye su encargo de quince años como ministro de la Corte, dio interesantes datos de los cambios que se hicieron a la Constitución al cabo de sus quince años de gestión. Hubo 86 decretos legislativos que reformaron 97 artículos constitucionales. El 73, referente a las facultades del Congreso de la Unión, fue el que más modificaciones registró, un total de 34. El ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea reconoció en Franco González Salas a un conciliador, un hombre de Estado, un juez constitucional consistente y un ministro intachable.

3. MOMENTOS. Con la venia de Stefan Zweig, recurro a su maravilloso título “Momentos estelares de la Humanidad” para recuperar los que –para bien y para mal– han marcado el primer trienio de AMLO: el 28 de octubre de 2018, un mes y tres días antes de tomar posesión, una muy limitada consulta popular lo lleva a decidir la cancelación del aeropuerto internacional de Texcoco y decantarse por el de Santa Lucía; el 18 de enero de 2019, en medio de semanas de escasez de gasolina que el gobierno atribuyó a su combate al huachicol, explota un ducto de Pemex que era ordeñado por pobladores del Tlahuelilpan, Hidalgo, con saldo de 137 muertos; el 2 de junio empieza la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco; el 9 de julio renuncia Carlos Urzúa a la secretaría de Hacienda; el 17 de octubre empiezan las obras del aeropuerto de Santa Lucía; el 17 de octubre el Ejército captura y luego libera por órdenes presidenciales a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, en el episodio conocido como el “Culiacanazo”; el 4 de noviembre ocurre la masacre de integrantes de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora; el 27 de febrero de 2020 se registra el primer contagio en México del nuevo coronavirus; el 4 de junio inicia la construcción del Tren Maya; el primero de julio entra en vigor el T-MEC; el 8 de julio López Obrador se reúne en Washington con Donald Trump; el 15 de septiembre se lleva a cabo la rifa del avión presidencial; del 15 de octubre al 18 de noviembre se desarrolla el caso del exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos; el 24 de diciembre empieza la vacunación en nuestro país contra la COVID19; el 3 de mayo de 2021 colapsa la Línea 12 del Metro de la ciudad de México con saldo de 27 muertos; el 6 de junio se llevan a cabo las elecciones intermedias en las que Morena pierde su mayoría calificada en el Congreso y casi la mitad de las alcaldías capitalinas, pero gana once de quince gubernaturas en juego; el primero de agosto se lleva a cabo la primera consulta popular constitucional sobre actores políticos del pasado; el 9 de noviembre AMLO pronuncia un discurso en la ONU al presidir el Consejo de Seguridad; el 18 de noviembre se lleva a cabo en Washington la cumbre trilateral de mandatarios de Estados Unidos, Canadá y México; el 22 de noviembre el Presidente firma un acuerdo para declarar de interés público y seguridad nacional la realización de obras a cargo del gobierno, lo que lo exime de las exigencias de la transparencia; y el 2 de diciembre se confirma en el país el primer caso sospechoso de la variante sudafricana de SARS-COV-2 nombrada ómicron y traída por un viajero procedente de ese país africano.