26 / septiembre / 2021 | 08:39 hrs.

Zacatecas entrega su cuota de sangre

Héctor De Mauleón

Está fresca la sangre de los 15 civiles inocentes que este sábado fueron cazados en calles de Reynosa por una fracción de Cártel del Golfo.

Continúan en Salvatierra las investigaciones alrededor de la ejecución de siete personas que el lunes pasado fueron acribilladas por sicarios del Cártel de Santa Rosa de Lima en un taller de motos –entre estas, dos muchachos de 16 y 17 años de edad.

Y Zacatecas entrega ahora su cuota de sangre.

A las tres de la mañana de ayer, dos cuerpos sin vida aparecieron colgados en el puente vehicular Arroyo de las Sirenas, en la capital del estado. Dos horas mas tarde se determinó que correspondían a dos policías estatales de San Luis Potosí que se hallaban desaparecidos desde el 17 de junio.

Desde que su patrulla apareció abandonada en los límites del municipio de Villa de Cos, se había realizado un operativo de búsqueda que peinó municipios de San Luis Potosí, Zacatecas y Durango.

Una semana más tarde los agentes aparecieron al lado de una narcomanta, cuyo contenido la fiscalía general de justicia de Zacatecas se negó a revelar.

En la misma madrugada, vecinos de la colonia Las Flores, de Fresnillo, reportaron que estaban escuchando detonaciones procedentes de un domicilio.

Ahí la policía encontró siete cuerpos acribillados. No había nada qué hacer. Todas las víctimas –cuatro mujeres y tres hombres– habían perdido la vida.

Había también cinco niñas, que estaban ilesas, y que habían presenciado los hechos.

A principios de este año, el gobernador del estado pidió apoyo al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y resumió todo lo que rodeaba la vida cotidiana de los zacatecanos: “ajustes de cuentas de manera permanente, enfrentamientos con daños colaterales, secuestro y extorsión”.

Zacatecas figura entre los estados con mayor número de homicidios vinculados con la delincuencia organizada. En 2020 ocupó los primeros lugares en secuestro y el primer lugar nacional en extorsión.

Punto nodal para el paso de la droga que va hacia el norte, Zacatecas es epicentro de una guerra sangrienta que han emprendido el Cártel del Golfo, el Cártel Jalisco Nueva Generación, el Cártel del Noreste, el Cártel del Pacífico y un remanente de los Zetas conocido como Los Talibanes –debido a sus métodos de decapitación.

Cada grupo controla una parte del estado y en ocasiones hace uso de alianzas para lanzarse contra sus contrarios. Según un documento del gobierno federal sobre la situación de seguridad en el estado, el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco se han aliado para combatir al Cártel del Pacífico y a Los Talibanes.

Este último grupo, con larga presencia en la entidad, fue fundado por Iván Velázquez Caballero, El Talibán o El Z-50. Al romper con los Zetas de Miguel Ángel Treviño Morales, El Talibán se alió con el Cártel del Golfo.

Fue enviado a Zacatecas en 2007. Ahí sembró el terror hasta 2012. El liderazgo del grupo quedó en manos de sus hermanos, Daniel Velázquez Caballero, El Talibancillo, y Rolando Velázquez Caballero o Roel Velázquez Caballero, apodado El Rolis. Este último es señalado como el nuevo líder de esa organización, cuya presencia se extiende en 14 municipios del estado.

Desde 2019 Gonzalo Mendoza Gaytán, El Sapo, operador de alto nivel del Cártel Jalisco Nueva Generación, instaló células operativas en Zacatecas, Guadalupe y otros municipios aledaños. Lentamente se adueñó de municipios del sur del estado.

También el Cártel de Sinaloa codició esa entidad estratégica. Anunció su llegada a Zacatecas con un video en el que varios hombres interrogaron a 15 sicarios del Cártel Jalisco cuyos cuerpos aparecieron después envueltos en cobijas en un tramo de la carretera federal 45.

Lo que siguió ha sido un rosario de decapitados, degollados, encobijados: hombres descuartizados metidos en bolsas de plástico. Una serie de narcomantas –un día, hasta 48 repartidas en 25 municipios– y de ejércitos armados irrumpiendo en los pueblos y las ciudades del estado. Solo el 21 de abril del año pasado se avistaron en Valparaíso 22 vehículos con un centenar de sicarios del CJNG.

Talibanes contra el Cártel del Noreste. Cártel del Noreste contra el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco. El Cártel Jalisco contra el Cártel del Golfo… una orgía de sangre que se repite una y otra vez, y que la madrugada del miércoles sacudió de nuevo Zacatecas y Fresnillo.

 

Twitter: @hdemualeon