Se encuentra usted aquí

"Es frustrante no poder hacer lo que amas en tu propio país": tenor Jesús León

Jesús León y Cassandra Zoé Velasco hablan para EL UNIVERSAL sobre cómo es llevar una carrera como mexicanos en el extranjero y sobre lo que representa presentarse en México con "Los cuentos de Hoffmann"
El tenor Jesús León y la mezzosoprano Cassandra Zoé Velasco protagonizan de la ópera "Los cuentos de Hoffmann" que hoy inicia temporada en el Palacio de Bellas Artes. Foto: Iván Stephens/ EL UNIVERSAL
08/12/2019
11:53
El Universal
-A +A

Los cantantes mexicanos Jesús León y Cassandra Zoé Velasco regresan a México para protagonizar la ópera "Los cuentos de Hoffmann" de Offenbach en el Palacio de Bellas Artes. El tenor se ha convertido en una de las figuras de la escena europea y la mezzosoprano está pisando fuerte en los Estados Unidos. Cantar en su país de origen, coinciden, les brinda la oportunidad de mostrar al público mexicano sus voces y que más allá de nuestras fronteras han construido una carrera sólida y, de algún modo, representan el talento operístico nacional.  

El sonorense Jesús León ha sido descrito con una voz "impecable", la temporada 2018-2019 incluyó a Elvino en "La Sonnambula" y Edgardo en "Lucia di Lammermoor" con Deutsche Oper Berlin, Alfredo en "La Traviata" con Minnesota Opera y los próximos compromisos incluyen a Romeo en "Roméo et Juliette" con Graz Opera.  "Es mi debut en 'Los cuentos de Hoffmann' y mi debut en el Palacio de Bellas Artes, son dos cosas muy grandes para celebrar. En México he podido cantar en León, en la Sala Nezahualcóyotl y en el Festival Ortiz Tirado, pero mi carrera se ha desarrollado en Europa, Asia y Estados Unidos, aunque en Viena es donde tengo más contratos y es donde radico", dice en entrevista.

La Compañía Nacional de Ópera presentará su última producción del año, "Los cuentos de Hoffmann", ópera en tres actos, un prólogo y un epílogo, con música de Jacques Offenbach (1819-1880), libreto en francés del escritor Jules Barbier (1825-1901), basado en una obra que el propio Barbier y Michel Carré habían elaborado sobre cuentos del escritor prusiano E. T. A. Hoffmann (1776-1822), los días 8, 10, 15 y 17 de diciembre en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

cuentos_hoffmann_3.jpg
Foto: Iván Stephens/ EL UNIVERSAL

En la anécdota de esta obra pueden identificarse tres de los relatos más famosos de Hoffmann: "El hombre de la arena", "El violín de Cremona" y "El reflejo perdido". "Siempre he querido cantar Hoffmann, es una ópera larguísima, es un reto para cualquier tenor, me invitaron a cantarlo en Viena pero era para sustituir a alguien, así que decidí esperar y hacerlo con calma en México. Será muy especial para mí porque he podido trabajar en una convivencia única, el director de escena, Benjamín Cann nos ha dado grandes herramientas, además estoy trabajando en mi idioma materno", explica.

León, quien grabó el disco "Bel Canto" con la Royal Liverpool Philharmonic Orchestra, con arias de ópera de Bellini, Donizetti y Verdi, y está preparando su próxima producción discográfica, cuenta que su carrera empezó desde muy joven, pero un día fue a Disneylandia y lo invitaron a cantar en un restaurante,  había mucha gente que trabaja en ópera y le dieron muchos teléfonos de personas muy importantes.

"Todo lo que pasó ese día me llevó a conocer a Plácido Domingo, quien me invitó a la Ópera de Los Ángeles como joven artista y estudié con él durante un año, después me fui a Europa en donde he podido cantar en teatros de prestigio", dice.

jesus_leon.jpg
Foto: Cortesía

Aunque ha cantado en México, por ejemplo, en 2018 inauguró el Festival Alfonso Ortiz Tirado en Álamos, Sonora, lamenta que las oportunidades de cantar en México son pocas. "México me da mucha nostalgia, uno siempre se pregunta por qué no puedes hacer lo que amas en tu propio país, por qué no hay más producciones de ópera o por qué no existe la difusión que se necesita, de algún modo sientes cierta frustración".

Y agrega: "Sin embargo, cuando vengo veo que tenemos muchas ganas de hacer las cosas y que lo podemos hacer mejor, los mexicanos le echamos muchas ganas y creo que eso es justo lo que nos destaca de los demás. Claro que nos gustaría que nuestro país hiciera más por los nosotros, pero llega el momento en que piensas que tú también puedes hacer más por México. Sólo espero que haya más ópera y que muchos de nosotros podamos volver para compartir nuestro talento que sí es muy apreciado en otras partes. Los cantantes, de algún modo, representamos a México. Gracias a cantantes como Ramón Vargas, Francisco Araiza, las casas de ópera empezaron a abrir más sus oídos a los mexicanos.

casandra_zoe.jpg
Foto: Germán Espinosa/ EL UNIVERSAL 

"Lo más difícil de trabajar en Estados Unidos es que te encasillan": Velasco

Por su parte, Cassandra Zoé Velasco, se fue de México hace casi 10 años y han pasado casi cinco años desde su debut en el Metropolitan Opera House de Nueva York, desde entonces ha estado en seis temporadas y en doce producciones con esa casa de ópera, ha cantado todo tipo de roles, desde muy pequeños hasta roles sencundarios; próximamente regresará para cubrir su primer protagónico en "Agripina", protogonizado por Joyce DiDonato.

"Es algo realmente muy positivo para mí contar con el apoyo de unos los teatros del mundo, he seguido dándole impulso a mi carrera en Estados Unidos y espero que muy pronto pueda estar en Europa, tengo dos agencias por allá que ya está moviendo mi nombre. Voy a piso firme y de manera estable", dice Velasco, quien también ha cantado en ciudades como Nashville, San José, Cincinatti, entre muchas otras ciudades de la Unión Americana.

Sobre su experiencia en Estados Unidos, advierte que el Metropolitan  ha cambiado de administración prácticamente cada año, eso significa que a pesar de estar contratada tiene que hacer audiciones cada año para mantener su lugar en la compañía.

"Las audiciones siempre son un reto personal pero cuando se trata de hacerlo en uno de los más grandes teatros el estrés es muy grande, aunque el compromiso es el mismo en cualquier escenario; para cubrir mi primer protagónico me realizaron audiciones muy específicas de lo que ha sido mi repertorio a lo largo de estos años, como el barroco y Rossini. Siempre he dicho soy una cantante belcantista pero sé que mi instrumento tiene otras cualidades, me gusta explorar y permitirle que crezca", dice.

Para Velasco la competencia es pesada porque trabaja en un nivel en el que todos son excepcionales. "Todos son muy buenos, todos están preparados, todos son muy "fit", todos se cuidan, todos invierten mucho en sí mismos para brindar lo mejor en un escenario, así que la competencia empieza en lo personal y en la disciplina tengas desde levantarte temprano y hacer ejercicio hasta aprenderte todas las coloraturas todos los días. Es estresante tener compañeros con tanto potencial, pero también es muy gratificante porque aprendes mucho, ahora mismo estar con Joyce DiDonato es como tener una clase magistral diaria sobre cómo cantar barroco, estas con especialistas todo el día, por eso es un gran logro".

Velasco tiene doble nacionalidad, es mexicana y estadounidense. "Lo más difícil de tener la etiqueta de latinos en Estados Unidos y en cualquier parte del mundo es que te ponen en una caja, es decir, esperan que llegues a las audiciones con cabello alzado, vestido rojo y pestaña postiza, y es algo que me he negado a hacer, he querido demostrar que soy buena cantante y que abordo barroco, contemporáneo, bel canto. Le pedí a mi agente que me ayudara a que no me encasillen, no está mal que te vean como "femme fatale" pero lo mejor es que vean todas tus posibilidades para seguir creciendo. Ahora en mis audiciones la nacionalidad es lo último que ven".

cuentos_hoffmann_2.jpg
Foto: Iván Stephens/ EL UNIVERSAL

Finalmente comenta que "Los cuentos de Hoffmann" le ha llegado en un periodo de transición. "Todos me conocían como la mezzosoprano que cantaba Rossini y ahora puedo demostrar que he crecido y que estoy lista en todos los sentidos, y que puedo abordar roles más líricos".

La dirección escénica estará a cargo de Benjamín Cann, la escenografía será diseñada por Jorge Ballina, mientras que la iluminación corresponde a Víctor Zapatero. El vestuario será creado por Mario Marín del Río y el maquillaje por Carla Tinoco. El Coro de Bellas Artes será dirigido por Andrea Faidutti. Todos ellos, junto con la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, estarán bajo la batuta del maestro Jonas Alber.

Se ofrecerán cuatro funciones; los días 8, 10, 15 y 17 de diciembre; a las 20:00 horas los martes y a las 17:00 los domingos

Comentarios