Se encuentra usted aquí

Rayomanía XX: La noche de los grandes triunfos

Dr. Wagner salió avante ante sus rivales, Hijo de Octagón el más ovacionado de la noche; luchadores potosinos demostraron que están para grandes eventos
Foto: Memo Pacheco
02/08/2018
02:04
San Luis Potosí, S.L.P.
Redacción
-A +A

El Auditorio Miguel Barragán se volvió a vestir de gala para recibir uno de los más grandes eventos de la lucha libre en San Luis Potosí, Promociones Rayo de Plata festejó su veinte aniversario con un programa, nutrido con estrellas de la república mexicana y luchadores potosinos que enfrentaron la gran posibilidad de mostrarse ante su público.

Juan Padrón Luna, “El Rayo de Plata” fue el encargado de llevar la batuta en este evento, el cual también serviría para apoyar al Rayo de Plata IV en su tratamiento contra el cáncer que lo tiene fuera de los cuadriláteros; en un emotivo mensaje, la dinastía de plata agradeció al público su asistencia y quedó la promesa de que en cuanto esté recuperado, el Rayo de Plata IV volverá a las acciones para junto a Rayo de Plata Jr. y Rayo de Plata V, continuar con el legado del máximo ídolo de la capital potosina.

rayo.jpg
Rayo de Plata y Rayo de Plata IV // Foto: Memo Pacheco

El hijo desobediente aprendió que al rey en su casa y con su gente, se le respeta

El evento estelar de la noche marcó el mano a mano entre padre e hijo; Dr. Wagner Jr. (o Rey Wagner como se le conoce sin máscara) se enfrentaba a su vástago, Hijo de Dr. Wagner Jr., acompañado de su madre Rosy Moreno (Ex esposa de Wagner) la lucha tenía ese sabor especial a venganza y traición.

El inicio fue trepidante, el hijo de Wagner arremetió con todo ante su padre, llevándolo por un paseo del dolor por las butacas del auditorio, hasta que después de un certero sillazo, el galeno del mal comenzara a sangrar profusamente de la frente, mientras que Rosy Moreno atendía a Keira, que había subido como second de Wagner.

Una masa sanguinolenta era el rosto del Dr. Wagner, cuando después de múltiples castigos, este pudo reaccionar y tomó la ofensiva ante su hijo, entre suplex, golpes de chap y su tradicional giro en la rodilla, el galeno logró inclinar la balanza a su favor, también dejando rota la máscara de su rival, como resolución final, Wagner aprovechó que el referí, Pepe “regalado” estaba inconciente después de un sillazo dado por Keira, para faulear a su hijo y con “la casita” llevarse el evento estelar de Rayomanía.

Los retos no se hicieron esperar y la guerra entre padre e hijo continuará, mientras tanto quedó claro que San Luis Potosí es la casa del Dr. Wagner Jr. y en su casa y con su gente, se le respeta.

wagner1.jpg
Rey Wagner  // Foto: Memo Pacheco

La herencia consumada 

La lucha más esperada de la noche por las féminas que se dieron cita en el auditorio fue donde se presentaría el nuevo ídolo de mujeres y niños, El Hijo de Octagón reapareció en San Luis Potosí después de un exitoso paso por el programa “Exatlón” donde se convirtiera en el favorito de la audiencia y consecuencia de ello, las entradas en las arenas donde se presenta han incrementado; se hizo acompañar de su padre, la leyenda Octagón y de Gond XXX, para enfrentar a un trío de rudos implacables, El Mesías, Canek Jr. e Hijo de Fishman serían los rivales.

Una primera caída donde la rudeza fue el plato fuerte, hizo caer al bando científico, ante el abucheo generalizado del público. Para la segunda caída la rápida reacción de los técnicos emparejaría las acciones a una caída por bando.

La tercera caída se llevó por el terreno de la técnica, Octagón mostraba a el Mesías que aunque los años han pasado, la calidad sigue vigente, por su parte el Hijo de Octagón demostraba por qué fue uno de los atletas más completos en el progama y combinado con la lucha libre, dio lujo de sus movimientos y Grond XXX siguió mostrándose como la gárgola humana con todo su poderío poco pudieron hacer los rudos. 

Al final Ricky Banderas el Mesías no tuvo de otra más que faulear a Octagón para tratar de conseguir el triunfo, pero el referí, José Muñoz estuvo atento a las acciones dando así el triunfo al bando de los técnicos.

lucha_6.jpg
Grond XXX, Hijo de Octagón, José Muñoz y Octagón  // Foto: Memo Pacheco

Cayó una máscara; lucha en jaula de mujeres

Lady Dy, ahora conocida como María del Socorro fue la derrotada en la lucha de apuesta en jaula que sostuvieron las luchadoras en Rayomanía XX; Latyn Queen fue quién pusiera fin a su incógnita al quedar solas en mano a mano.

La jaula contó con la presencia de grandes luchadoras de la república; las recién aparecidas en funciones de AAA y Liga Elite, Keira y Lady Maravilla, además de un par de rudas históricas como lo son las hermanas Cinthia y Rosy Moreno; estas luchadoras dieron muestra de que las mujeres no son el sexo débil y que la jaula no perdona en una lucha que puso de pie al público.

En las acciones la primera en escapar fue Rosy Moreno, después de tundir a sillazos a sus rivales, salió por la puerta grande, la segunda en escapar fue Cinthia Moreno, aprovechando que Lady Maravilla y Keira se ensañaron con las potosinas; la misa reina del Strong Style fue la siguiente en salir dejando a Lady Maravilla a merced de Latyn Queen y Lady D, aunque no duró mucho ya que la capitalina sacó la casta y con ayuda de Keira dejaría a las locales solas en el ring para un mano a mano máscara vs máscara.

Latyn Queen demostró que tener sangre de la dinastía Hernández en SLP no es poca cosa y con un dominio total de las acciones dio cuenta de Lady D aplicando un tremendo suplex con puente olímpico, quedándose así con la máscara de María del Socorro.

lucha_5.jpg
Latyn Queen con el triunfo  // Foto: Memo Pacheco

Cuadrangular de apuesta; “la mosca española” definió la lucha

Rayomanía fue el marco ideal para terminar con rivalidades y este fue el caso del cuadrangular de apuesta en relevos increíbles, dos parejas de Rudo – Técnico se enfrentarían y la pareja perdedora definiría en un mano a mano si caía una máscara o una cabellera.

Bogar Jr. y Sabú Jr. hicieron causa común para derrotar a Meteoro y Dangerous; la lucha parecía no tener rumbo fijo, ya que las parejas designadas no podían acoplarse, era más el odio deportivo que el hecho de buscar la victoria lo que se impuso al principio; al poco tiempo la experiencia de de los “jrs” los sacaría adelante y después de un suplex hacia el esquinero sobre Dangerous y un Moonsault sobre Meteoro, Bogar Jr. y Sabú Jr. salvarían máscara y cabellera respectivamente.

Para definir la lucha, el mano a mano entre Dangerous y Meteoro fue implacable, el rudo trataba con certeros castigos, desde “Canadian destroyers” hasta topes suicidas, pero el técnico no se daba por vencido tras el empuje de la gente; al final Dangerous tuvo un terrible descuido al estar en el esquinero, situación que aprovechó Meteoro para subir a lo más alto y desde ahí proyectarse con un Spanish Fly, siendo así el ganador después del conteo de 3.

Dangerous quedó pelón pero el público reconoció su gran valía como luchador a pesar de su juventud.

lucha_4.jpg
Dangerous es rapado en el centro del ring // Foto: Memo Pacheco

Nuevos campeones, llueve dinero en el Barragán

El arrojar dinero al ring después de una lucha no es una limosna, es la manera más grande de reconocer el trabajo de los luchadores para los aficionados, demostrándoles que su lucha valió más que el boleto que pagaron; esto sucedió en el triangular por el campeonato de tríos del centro de la república, Cirujano, Bogar y Black Fantasy se quedaron con los cinturones al destronar a la familia turbo.

Una tercia atípica en promociones Rayo de Plata logró este importante triunfo, Cirujano, Bogar y Black Fantasy dieron cuenta de la conocida “Familia P-Lucha” conformada por Destello, Prince Turbo y X- Turbo Jr. (el cual sustituyó a su padre X-Turbo por lesión), en la lucha también estuvo la tercia de Vaquero de Texas, Futuro 2000 y el exótico número 1 de SLP, Sexy Salazar, a quiénes poco les duró el gusto, pues fueron los primeros eliminados.

Muy alto nivel fue mostrado, ya que la juventud de los turbos, combinado con la experiencia de los demás luchadores fueron los ingredientes perfectos para esta lucha; el momento de la noche fue cuando seis vuelos en cadena encendieron a los espectadores, los luchadores se entregaron al máximo.

Para finalizar la contienda, el maestro Cirujano quedaría en mano a mano ante el líder de los “P-Lucha” Destello, al cual rindió con un nudo y toque de espaldas, dando así los campeonatos de tríos del centro de la república a sus compañeros.

El público reconoció la calidad de tal lucha arrojando dinero al ring y con una ovación de pie para los luchadores potosinos.

lucha_3.jpg
Cirujano, Bogar (abajo) y Black Fantasy, campeones de tríos del centro de la república  // Foto: Memo Pacheco

¿Somos luchadores o payasos?

En otro cuadrangular de apuestas, el consentido de los niños dejaría su cabellera en el sagrado ring de Rayomanía XX, el payaso chimichurri fue la víctima del Uniko, sumando así otra cabellera a su vitrina.

La rivalidad que nació entre payasos y luchadores llegó a su fin en Rayomanía, los rudos Fuerza Maligna y Uniko apostaron sus cabelleras ante el payaso foforito y el payaso chimichurri; los vistosos personajes dieron muestra de que cuentan con conocimientos luchísitcos y pusieron en serios predicamentos a los rudos, pero al final el colmillo de los luchadores los sacó avante y después de un faul que no vio “Pepe regalado” la cabellera del payaso chimichurri caería a los pies del Uniko.

lucha_2.jpg
Fuerza Maligna castiga al payaso chimichurri  // Foto: Memo Pacheco

Para calentar lona…
La primera lucha de la noche presentó a los jóvenes queretanos Samuray Azteca y Animal Boy, acompañados por Black Extreme Jr., los cuales cayeron ante Black Extreme, Arcángel Inmortal y Bacter.

lucha_1.jpg
La primera de la noche  // Foto: Memo Pacheco

Y así sucedió el veinte aniversario del evento Rayomanía, dejando en claro que los luchadores potosinos están para eventos grandes y que tal vez se vuelva a ver otra época dorada de la lucha libre en San Luis Potosí, cuando los locales abarrotaban el escenario más grande de la capital, el Auditorio Miguel Barragán.

 

Con información de: Guillermo Pacheco y El Sabor del Ring 

 

Comentarios