Se encuentra usted aquí

“Se pierden” 118 mdp del nuevo estadio de los Diablos Rojos

Instituciones de la CDMX ignoran si se pagó la contraprestación por la casa de los Diablos Rojos
Foto: ISAAC ESQUIVEL. CUARTOSCURO
29/04/2019
11:58
El Universal
-A +A

El gobierno capitalino desconoce en qué se invirtieron al menos 118 millones de pesos que los dueños del estadio de beisbol de los Diablos Rojos del México, en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, debieron pagar como contraprestación por el uso, explotación y administración de ese espacio de 2015 a 2018.

El Instituto del Deporte de la Ciudad de México (Indeporte) y la Secretaría de Administración y Finanzas local —que asumió en esta nueva administración las facultades de la Oficialía Mayor— respondieron, vía solicitudes de transparencia hechas por EL UNIVERSAL, que no tienen información sobre los detalles de este pago y que está parcialmente facultada, respectivamente.

A través de la solicitud de información con número de folio 03150000016319, se le requirió al Indeporte la lista de todas las obras, trabajos, instalaciones o mejoras que se hayan realizado con motivo de ese pago en especie que consiste en 29 millones 500 mil pesos anuales, según el Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) que el mismo organismo descentralizado entregó y firmó el 3 de noviembre de 2015 para permitir la construcción del estadio de beisbol.

En respuesta, con fecha del 9 de abril, el Indeporte entregó dos oficios en los que tanto la Dirección de Administración de Finanzas, como la Jefatura de Unidad Departamental de Recuperación y Conservación de Espacios Deportivos respondieron, por separado, que su área “no genera, adquiere, transforma o posee información” sobre la lista solicitada.

El PATR fue otorgado, con aval de la Oficialía Mayor y Consejería Jurídica, por el Indeporte cuando el titular era Horacio de la Vega. La vigencia es por 10 años; inició el 3 de noviembre de 2015 y termina ese mismo día y mes, pero en 2025, con posibilidad de dos prórrogas más, cada una por 10 años.

En ese documento se establece que cada año los titulares del PATR pagarán en especie al gobierno de la Ciudad de México, 29 millones 500 mil pesos, por lo que, si está vigente desde 2015 hasta 2018, suman 118 millones de pesos.

En tanto, la Secretaría de Administración y Finanzas respondió a la solicitud de información con número de folio 0106000209619, en un oficio fechado el 9 de abril de 2019, que si bien se declara parcialmente competente, establece que el PATR no se formalizó en su Dirección Ejecutiva de Administración Inmobiliaria, sino fue en el Indeporte. Dicha dependencia asumió la Oficialía Mayor en la presente administración.

El estadio de beisbol de los Diablos Rojos del México fue inaugurado el 23 de marzo pasado, con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, y se construyó en una superficie de 77 mil 798.89 metros cuadrados, cuyo terreno se entregó en la gestión del exjefe de gobierno Miguel Ángel Mancera al Centro Deportivo Alfredo Harp Helú.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el 9 de abril, el subdirector de Asuntos Jurídicos de Indeporte, Raúl Israel Romero, confirmó que el pago en especie anual de la contraprestación es de 29 millones 500 mil pesos. Comentó que se debe ir a mantenimiento del estadio y otras áreas.

Sin embargo, al preguntarle cómo acreditó el pago de los 29 millones de pesos anuales, el funcionario dijo que son varias dependencias involucradas y en todo caso la Secretaría de Finanzas es la que debe garantizar que se lleve a cabo la contraprestación.

Al insistirle, comentó que el detalle de cómo se ha acreditado ese pago en especie debe darlo Finanzas, pero, acotó, en caso de que no se hubiera cumplido, el asunto ya sería del conocimiento del instituto, pero aseveró que no es así.

Más tarde, Indeporte refirió que entregaría más información al respecto, pero hasta el momento no ha reportado más datos.

El funcionario informó que el costo de la inversión privada para la construcción del estadio fue de 2 mil 538 millones 279 mil 467 pesos y dijo que al término de la vigencia de la PATR —y aún si se hacen valer las dos prórrogas más— la infraestructura pasará al gobierno de la Ciudad.

En el PATR se indica que es la única contraprestación que está obligado a dar el centro deportivo a favor del Indeporte, durante la vigencia de todo el permiso, incluyendo prórrogas, la construcción y mantenimiento del Centro Deportivo Diablos Rojos del México, cuyas características están señaladas en el Anexo 6 —que no está en el portal de transparencia— “comprometiéndose desde este momento el Centro Deportivo en realizar la justificación de gastos por la cantidad mínima de 29 millones 500 mil pesos anuales conforme al avalúo”.

Comentarios