20 / junio / 2022 | 17:45 hrs.

Francisco Estrada, el potosino que inventó la electricidad en América Latina

Francisco Estrada Murguía es considerado como el padre de la electricidad en América Latina; aunque sus logros están olvidados

Francisco Estrada, el potosino que inventó la electricidad en América Latina
Francisco Estrada, el potosino que inventó la electricidad en América Latina
Más de San Luis 25/05/2022 14:55 Redacción Actualizada 14:55

Sus avances en la generación de la electricidad no son tan reconocidos como las aportaciones realizadas por Thomas Alva Edison, pero Francisco Javier Estrada Murguía debe ser considerado como el primer hombre en inventar la electricidad en América Latina.

Los trabajos del científico potosino se opacaron por los de sus contemporáneos Alva Edison y Guillermo Marconi, algunos insisten en que sus descubrimientos le permitieron estar diez años antes a los realizados por ambos.

En la actualidad es un genio desconocido y la Ciencia mexicana e internacional tienen una deuda con este potosino.

Su biógrafo Refugio Martínez Mendoza, considera que Estrada Murguía nunca recibió los honores que merecía, y su importante legado merece ser difundido.

¿Por qué Francisco Estrada debe ser considerado como inventor de la luz eléctrica?

El 23 de agosto de 1868 debió ser el día más feliz para el físico potosino y cuando su nombre debió escribirse como un hombre histórico para el mundo moderno.

Medios de la época relatan cómo apenas caída la noche, por medio de una máquina, Francisco Estrada Murguía iluminó artificialmente el patio central del Instituto Científico y Literario (hoy edifico central de la UASLP), ante la presencia de autoridades, estudiosos, reporteros y algunas personas que vieron sorprendidos cómo una lámpara de arco iluminaba toda la estancia como si fuese de día.

Tiempo después repitió el logro al iluminar las actuales calles de Allende y Carranza, el frente y lateral del actual Palacio de Gobierno.

Esos hechos deben considerarse como algo histórico en la ciencia nacional e internacional.

La generación de electricidad le fue posible por su máquina generadora de electricidad, artefacto que no patentó y vio como en una exhibición en Viena, apareció su invento con el nombre de “Dinamo Eléctrico de Grame”.

Pionero en telecomunicaciones

Francisco Estrada también es pionero en investigaciones del campo de las telecomunicaciones. Su invento: micrófono de carbón, fue un adelanto importante para la mejora de los sistemas telefónicos.

Este artefacto permitió contar con sistemas de comunicación con los que consiguió la comunicación a larga distancia más grande a nivel mundial, al intercomunicar telefónicamente San Luis Potosí con la Ciudad de México, en 1882.

Con mejoras, en 1886 desarrolló el primer sistema en el mundo de comunicación inalámbrica,

El logro se hizo diez años antes de que a Marconi se le reconociera como el inventor de la comunicación inalámbrica.

Sus inventos más destacados

Este genio tiene una larga lista de inventos. Entre ellos destacan los siguientes:

  • Barómetro de Mínima
  • Termómetro Metálico
  • Reproducción indefinida de electricidad estática
  • Instrumento para medir la velocidad de la electricidad
  • Empleo de rayos solares como potencia motriz
  • Máquina de vapor sin fuego, (empleando hielo en sustitución del combustible)
  • Telégrafo Impresor Potosino

Sus últimos años en el olvido

Aquejado de enfermedades y sin el reconocimiento de sus logros, Francisco Estrada mandó una carta al periódico El Minero Mexicano, donde explica sus motivos para alejarse de las investigaciones.

“A medida que mis males avanzan, mi imaginación se muestra más infatigable aumentando en razón inversa de mis movimientos. “Desde ahora te anuncio que no ha de faltar algún sabio que pretenda echar por tierra el fruto de los afanes que me han dejado sin poder ver la luz; pero esta es la recompensa que se nos espera,… nos humillamos admirando lo extranjero.

En 1906 murió en completo abandono en la Ciudad de México y sus restos fueron depositados en una fosa común.

El único reconocimiento post mortem fue el de bautizar con su nombre la oficina administrativa de la rectoría de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Temas Relacionados
personajes históricos

Comentarios