23 / junio / 2022 | 11:09 hrs.

Yasuaki Yamashita, sobreviviente de la bomba atómica, visita SLP

Yasuaki Yamashita, quien visitó recientemente San Luis Potosí, ha convertido su vivencia en Nagasaki en una historia admirada por muchas personas alrededor del mundo

Yasuaki Yamashita, sobreviviente de la bomba atómica, visita SLP
En “Hibakusha. Testimonio de Tasuaki Yamashita”, se narra la historia de este sobreviviente japonés, quien radica en México desde los años 60. . Foto: Berenice Fregoso El Universal y Archivo
Más de San Luis 26/05/2022 15:24 Redacción Actualizada 17:53

Las relaciones entre San Luis Potosí y Japón están más fuertes que nunca y recientemente en la XV Convención Nacional Nikkei 2022 y la Expo Japón San Luis Potosí, se presentaron todo tipo de actividades y dieron la bienvenida al sobreviviente de la bomba atómica.

Fue a través de las redes de Margarita Cavazos Rangel, donde se viralizó una imagen de Yasuaki Yamashita en San Luis Potosí, este hombre de 82 años convirtió su vivencia en Nagasaki en una historia admirada por muchas personas alrededor del mundo.

En “Hibakusha. Testimonio de Tasuaki Yamashita”, escrito por Sergio Hernández e ilustrado por Edu Molina, se narra la historia de este sobreviviente japonés, quien radica en México desde los años 60. 

yasuaki_yamashita_bomba_atomica.jpg

Foto: Instagram margaritacavran

 

 

¿Qué es Hibakusha?

 

La palabra Hibakusha se utiliza en Japón para nombrar a los sobrevivientes de las bombas atómicas, principalmente las que fueron lanzadas por Estados Unidos en Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Sin embargo, es considerada una palabra peyorativa, ya que en ese entonces se creía eran contagiosos y a menudo eran discriminados, se dice que estaba mal visto que hombres o mujeres se casaran con oriundos de los pueblos afectados por las bombas.

Yasuaki se convirtió en uno de los casos más sonados alrededor del mundo, sobre todo su historia ha sobresalido en nuestro país, ya que actualmente vive en San Miguel de Allende, Guanajuato.

 

Lee másFrancisco Estrada, el potosino que inventó la electricidad en América Latina

 

La historia de Yasuaki

 

Tenía apenas seis años cuando la bomba cayó en su pueblo natal, muchos de sus amigos no sobrevivieron a los efectos de la bomba y aunque no fue afectado directamente por esta, las consecuencias sociales que vivió determinaron contar su historia en el mundo.

“Una luz muy fuerte, como si fueran mil relámpagos al mismo tiempo”, describió una vez a la revista Contemporánea de la Dirección de Estudios Históricos (DEH). Yasuaki se escondió durante varias semanas junto a sus tres hermanas y su madre en un refugio familiar, donde pudo ver la desolación del lugar donde creció.

Luego de eso, decidió mantener en secreto sus orígenes para evitar la discriminación y fue hasta los noventa cuando fue llamado por instituciones educativas como conferencista y su labor radica en hacer consciencia del uso de armas nucleares, pero sobretodo busca que estas no sean utilizadas para la destrucción de un pueblo. 

 

 

“A los sobrevivientes de Hiroshima y Nagasaki no nos queda mucho tiempo. En promedio tenemos más de 80 años, por eso pedimos a los jóvenes levantar la voz y decir que no necesitamos armas nucleares, no las queremos”, finalizó en aquel momento su charla virtual el 10 de agosto de 2020.

 

 

 

 

El testimonio más crudo de las bombas atómicas

 

Fue el 2 de junio de 2021, cuando el libro escrito por Sergio Hernández vio la luz con ilustraciones que muestran la lucha que tuvo que enfrentar él, su familia y vecinos, afrontando las consecuencias de la guerra.

Pese a que es una historia de apenas 31 páginas, son suficientes para enchinar la piel a quienes como Yasuaki, desean que la guerra con bombas nucleares nunca suceda.

El libro es posible conseguirlo por tan solo 14 pesos mexicanos, en El Sótano y en el Fondo de Cultura Económica.

 

libro_sergio_hernandez.jpg

Foto: Especial

 

Comentarios