22 / mayo / 2022 | 17:38 hrs.

Construcción de brazos de distribuidor fomenta uso de automóvil: especialista

El investigador y urbanista de la UASLP, Benjamín Alva advierte que no resolverá problemas de movilidad puesto que no incluye medios alternos.

FOTO: Archivo. El Universal San Luis Potosí.
Metrópoli 03/02/2018 03:00 Sergio Marín San Luis Potosí, SLP. Actualizada 08:39

El proyecto para la construcción de dos nuevos brazos sobre el distribuidor Juárez, no resolverá un problema de movilidad para la capital potosina porque va en contra de lo que establece la agenda urbana de las Naciones Unidas para desarrollar proyectos incluyentes, donde esta obra no sólo alienta el uso del vehículo, sino que segrega al peatón y la bicicleta, además de que su costo es alto y su beneficio real será poco, consideró el profesor e investigador en Desarrollo Urbano de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) Benjamín Alva Fuentes.

El especialista dijo que este tipo de proyectos son similares a un segundo piso en la Ciudad de México que de acuerdo a estudios, hace que los vehículos impriman una mayor fuerza para ascender, generan mayor contaminación y por consecuencia el ahorro en el tiempo del trayecto es de únicamente de dos a tres minutos, junto al problema que ocasionará la reducción de carriles en la zona baja para acceder a los nuevos brazos.

“Aquí en San Luis Potosí en términos de nuestras autoridades, somos pocos sensibles para darle prioridad con base en una agenda global a los compromisos que está asumiendo el gobierno de la República. Nuestro sistema de planeación está basado en un modelo del siglo pasado, seguimos construyendo por obras y por proyectos en lugar de un proyecto de ciudad incluyente”, sostuvo Alva Fuentes.

Consideró que el problema como tal no son las obras de construcción, sino la falta de proyectos de movilidad como zonas como el periférico y sus rutas de conexión que desahoguen el flujo vehicular sobre la carretera 57, Salvador Nava y los puntos que confluyen sobre el distribuidor Juárez, incluso advirtió que una vez que la obra sea inaugurada en un año y medio aproximadamente, el parque vehicular habrá de crecer en razón de al menos 70 mil unidades para rondar sobre los 250 mil, por lo que el problema seguirá siendo prácticamente el mismo.

Finalmente advirtió que las reglas y criterio de operación del Fondo Metropolitano, cambiarán para este ejercicio 2018, donde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, habrá de apoyar proyectos específicos que presenten los gobiernos, siempre y cuando incluyan el uso de la bicicleta, las áreas peatonales y el transporte público, donde San Luis Potosí, corre el riesgo de no ser considerado porque su cartera de proyectos no cuentan con estos criterios.

vkc

Comentarios