26 / septiembre / 2021 | 08:44 hrs.

“Ampliación de concesión carretera mejorará conectividad de SLP”

El subsecretario de enlace interinstitucional del Ejecutivo estatal con el legislativo, Juan Ramón Nieto Navarro, negó que la aprobación de la ampliación se trate de “un favor” a una de las constructoras más grandes de México.

Foto: Especial
Metrópoli 20/08/2018 09:47 Samuel Estrada San Luis Potosí, SLP. Actualizada 09:48

Aunque fue fundada en 1950, la Compañía Contratista Nacional, mejor conocida como COCONAL, es una de las constructoras más importantes de México, factura anualmente alrededor de 10 mil millones de pesos por obras y concesiones, principalmente derivado de obras públicas, en concesión o en asociación; desde el inicio del siglo XXI ha sido la empresa favorita y la que más ha crecido al amparo del dinero público, llegó a San Luis Potosí en 1998.

Durante el sexenio del ex gobernador Fernando Silva Nieto, COCONAL a través de su filial potosina Concesionaria de Infraestructura de San Luis S. A. de C. V. (COINSA) obtuvo las concesiones para la construcción de dos “supercarreteras”, una que iría de la carretera 57 hacia Rioverde para evitar las “curvas” de la ruta libre y el segundo tramo de las afueras de la capital potosina hacia Villa de Arriaga y evitar las “cuestas” de Escalerillas, ambas concesiones fueron otorgadas para que pudieran cobrar cuota de entre 100 y 110 pesos por su utilización hasta el año 2035.

Así lo hicieron durante más de 20 años sin mayor problema y solo algunas manifestaciones de ejidatarios inconformes, y aunque tuvieron la visión, fue el “boom” industrial de la zona metropolitana de San Luis Potosí que de manera natural se conectaría con el bajío, especialmente con la conurbación León-Silao y su tramo concesionado era la ruta más corta para esta conexión, no previeron el desenvolvimiento exponencial hacia el municipio de Villa de Reyes.

El problema para ello fue que durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal decidió modernizar el tramo carretero que une a Silao con San Felipe, San Felipe con Villa de Reyes y este último con la carretera 57 hacia la capital potosina, incluso con un puente superior vehicula recién inaugurado.

Esto significó que la “supercarretera” de COCONAL quedará obsoleta, porque los vehículos ni de carga ni de pasajeros iban a preferir su ruta, ya que además de la cuota, es más estrecha y más tardada que la nueva vía libre que incluye pasos superiores y hasta el libramiento a Villa de Reyes, convirtiéndose en la ruta más adecuada para el comercio y la movilidad entre el bajío y la zona metropolitana de San Luis Potosí.

Lo anterior derivó de inmediato en un descenso considerable de los ingresos de COINSA por el cobro de la cuota de esta ruta, ante tal “agravio” los concesionarios, incluyendo los directivos nacionales de COCONAL, decidieron “persuadir” y solicitar una ampliación de su concesión para conectarla con la nueva ruta a Villa de Reyes.

Para lo cual y con la premura de los tiempos se solicitó incluso un periodo extraordinario de sesiones, para que el legislativo local apruebe esta ampliación de la concesión, bajo la justificación de una mejor conectividad para la zona fabril de la zona metropolitana potosina.

A este respecto, el subsecretario de enlace interinstitucional del Ejecutivo estatal con el legislativo, Juan Ramón Nieto Navarro, negó que se trate de “un favor” a una de las constructoras más grandes de México y aseveró que esto se está haciendo con la única intención “de darle fluidez a la cuenca de productividad manufacturera automotriz de Silao- León con la de San Luis Potosí”.

Dijo además que se trata de solo seis kilómetros que permitirán que los vehículos de carga no tengan que salir hasta la carretera 57 y volver a entrar a través de la carretera a Villa de Reyes, aunque en este caso sí tendría un cobro, “porque ellos son los inversionistas privados, gobierno no gastará ni un centavo, está ya todo preparado”, concluyó.

 

apl

Comentarios