Se encuentra usted aquí

Por malas prácticas peatonales, crece cantidad de atropellados

En el último año se han incrementado en 14% la cantidad de atropellamientos de peatones en San Luis Potosí.
Foto: Especial
21/08/2018
03:10
María Vázquez
San Luis Potosí, SLP.
-A +A

En el último año se ha incrementado en 14 por ciento la cantidad de atropellamientos de peatones en San Luis Potosí, una de las principales causas es la falta de precaución de los transeúntes al cruzar calles o avenidas, sin medir la velocidad de los vehículos y la longitud de la vialidad, consideró el delegado estatal de Cruz Roja en San Luis Potosí, Óscar Segura Rodríguez.

Aunque la mayoría de los ciudadanos utiliza los pasos peatonales, puentes y semáforos para cruzar las calles, aún es común observar a personas que lo hacen entre los coches, en arterias de alta velocidad o en medio de las calles, poniendo en riesgo su vida, por lo que una de las alternativas es poner rejas que impidan el paso en todas las vialidades de alto riesgo.

Las vialidades donde se repite esta situación con mayor frecuencia es la carretera a México, la avenida Salvador Nava, Acceso Norte, carretera a Matehuala, y carretera a Rioverde, donde a pesar de contar con puentes peatonales la gente prefiere arriesgarse a pasar por los arroyos vehiculares.

Artículo
Falta de precaución, principal causa de accidentes: la avenida Salvador Nava Martínez, el Río Santiago y la avenida Venustiano Carranza, son las vialidades que históricamente reúnen el mayor número de motociclistas accidentados.
A la baja accidentes en motoA la baja accidentes en moto

Una zona en el centro de la ciudad conocida por esta práctica, es la avenida Reforma, en el cruce con la calle Alhóndiga (al lado del mercado República), donde hasta de forma popular, los ciudadanos prefieren cruzar corriendo y detener el tráfico, que usar el puente peatonal que se encuentra justo en esa intersección, explica Segura Rodríguez.

Son diversos los factores que ocasionan que una persona no utilice los puentes peatonales para cruzar la calle, desde la dificultad para hacerlo —en el caso de personas mayores, discapacitados, enfermos o con carriolas— hasta la prisa.

 "Yo no lo uso porque voy aquí enfrente y la verdad es que tendría que caminar el doble y todavía subir las escaleras, se me hace el doble de tiempo y más cansado andar subiendo y bajando escaleras, aparte que me da miedo porque ya está todo oxidado", asegura una comerciante que cruza de un lado a otro de la calle varias veces al día en la zona centro.

En muchas ocasiones, el mal estado de los puentes, lo oscuro que se encuentran o lo alejados del lugar al que se dirigen, son un motivo para que la gente no los utilice.

[email protected]

vkc

Comentarios