Se encuentra usted aquí

Vendedores potosinos de mariscos, con fe en que les vaya bien en esta cuaresma

Luis, propietario de una pescadería del mercado San Luis 400, dice que esperan tener muchos clientes en esta temporada, a la cual le destinan una “buena inversión” de forma anticipada
Vendedores potosinos de mariscos, con fe en que les vaya bien en esta cuaresma
Foto: Xochiquetzal Rangel. EL UNIVERSAL San Luis Potosí
23/02/2021
02:40
Xochiquetzal Rangel
San Luis Potosí
-A +A

“La perla de Tampico” es una pescadería que se ubica en uno de los mercados más emblemáticos de la capital de San Luis Potosí, el mercado San Luis 400. Su fundadora, la señora Rosa Delia, lo inició hace más de 25 años con el propósito de llevar a casa el sustento diario.

Pese a ser un local pequeño, en el que se ofertan mariscos traídos del Golfo, ha logrado sobrevivir por el esfuerzo que realizan los dueños ante diversos obstáculos, como las pérdidas económicas que ha dejado la pandemia por Covid-19.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Luis Ánimas, uno de los propietarios, indicó que el lugar ha pasado de generación en generación, con el objetivo de seguir ofreciendo productos del mar y platillos preparados con los mismos, como el ceviche, que se puede degustar en las bancas que están afuera del local.

whatsapp_image_2021-02-23_at_13.28.33_1.jpeg

Foto: Xochiquetzal Rangel. EL UNIVERSAL San Luis Potosí

Pese a mostrar una sonrisa y una actitud positiva por las bajas ventas de mariscos, tras 11 meses del inicio de la contingencia sanitaria en San Luis Potosí, Ánimas dijo que “se las han visto negras”, por lo que optaron por sólo ofertar los productos que más se venden en el local, como camarón, pulpo, filete de mero y otros pescados para amortiguar las bajas ventas.

“En esta [cuaresma] tenemos mucha fe en que nos vaya a ir bien. Esperemos que vengan suficientes clientes porque es una buena inversión que hacemos desde antes para estas fechas”, comentó Luis, cuyo local opera de 09:00 a 18:00 horas, de lunes a domingo.

La inversión que realizó la familia para la temporada de cuaresma, época en la que se suelen consumir más mariscos, fue de al menos 50 mil pesos, mismos que esperan recuperar pese al alza de precios entre los 10 y 15 pesos por producto, en comparación de lo que ofertaban el año pasado, cifras que se vieron obligados a incrementar debido a que la pandemia también afectó a productores y pescadores, encareciendo precios.

Luis Ánimas comentó que en el local han seguido las indicaciones de la Coepris para evitar una clausura y también ofrecer las mejores condiciones a sus clientes, ya que ante la contingencia también les da miedo contagiarse de Covid-19.

etp

Comentarios