04 / agosto / 2021 | 23:18 hrs.

Para evitar aglomeraciones, Central de Abastos de SLP opera al 30% de aforo

El patronato estableció sólo permitir el acceso de una persona por familia en un horario de lunes a domingo hasta las 18:00 horas

Para evitar aglomeraciones, Central de Abastos de SLP opera al 30% de aforo
Foto: Nancy Lizet Hernández
Metrópoli 27/01/2021 17:15 Nancy Lizet Hernández San Luis Potosí Actualizada 17:15

El patronato de la Central de Abastos de San Luis Potosí, informó que derivado del escenario por el que pasa San Luis Potosí al permanecer en semáforo rojo con riesgo máximo en contagios de coronavirus, se conminó a los comerciantes establecidos en las bodegas de la zona a intensificar acciones que coadyuven a la protección de visitantes, trabajadores y locatarios que diariamente acuden a este espacio. 

Para evitar concentración de personas, y de acuerdo a lo dispuesto por la autoridad sanitaria en el estado, la Central de Abastos trabaja con un aforo del 30%, y se permite únicamente el acceso a una persona por familia a los establecimientos; el horario de operación de lunes a domingo es hasta las 18:00 horas y se establece una protección estricta a la población vulnerable. 

Lo anterior, además de las medidas de sana distancia, lavado de manos en forma constante y uso adecuado de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial y marcas en el piso para hacer que se respete la sana distancia. 

La administración de la central, advierte que las medidas son obligatorias sin excepción alguna, y, es susceptible de que se apliquen las sanciones administrativas marcadas en la Ley General de Salud para quienes no acaten estas acciones. 

Asimismo, se continuará con monitoreo itinerante de signos propios de infectados con el virus Covid-19 como son: temperatura, tos, presión arterial, todo lo anterior diariamente de lunes a domingo por el equipo de enfermeras que para el efecto, colaboran con el patronato siempre con apego a los derechos humanos y manteniendo como premisa fundamental privilegiar la salud y la vida.

Comentarios