23 / octubre / 2021 | 14:12 hrs.

Custodio intentó sobornar a reo por fuga; le pidió decir que se durmió y no lo vio

Un custodio del Reclusorio Preventivo Varonil Sur es la pieza principal en la carpeta de investigación que integra la Fiscalía Antisecuestros (FAS), por la fuga de tres integrantes del Cártel de Sinaloa

Foto: Especial
Nación 03/02/2020 09:50 El Universal Actualizada 09:50

Un custodio del Reclusorio Preventivo Varonil Sur es la pieza principal en la carpeta de investigación que integra la Fiscalía Antisecuestros (FAS), por la fuga de tres integrantes del Cártel de Sinaloa el pasado 29 de enero. Éste encabezó la operación al lado de 10 custodios más para que los prófugos pudieran subir a la parte trasera de la camioneta oficial que los sacó del penal.

Consta en la carpeta de investigación CI-FXH/XO-1/UI-1S/D/0137/01- 2020 que el custodio identificado como Roberto “N” fue el primero que confesó la evasión de Víctor Manuel Félix Beltrán, El Vic, operador financiero de los hijos de El ChapoLuis Fernando González Meza, y Yael Osuna Navarro.

Horas después del escape, Roberto sostuvo una discusión con el subdirector de Seguridad de Centros Penitenciarios, Fallarbill Castañeda, y fue en ese momento cuando le contó que él los había sacado del penal; refirió que un mes antes recibió varias llamadas telefónicas para colaborar y que de no hacerlo lo matarían a él y a su familia.

Sin embargo, durante la audiencia, el Ministerio Público reveló que también intentó cooptar a sus compañeros del tercer turno y a las autoridades del Sistema Penitenciario que, tras la fuga, arribaron al Reclusorio Sur, según declaró el subdirector de Seguridad del Reclusorio Sur, Óscar Labastida Galván.

“Déjennos ir, no tenemos nada qué ver o ¿cuánto quieren para que nos dejen?”, les dijo el imputado.

Una vez que los integrantes del Cártel de Sinaloa bajaron de la camioneta con número B-162, hizo varias llamadas, que escuchó el reo Víctor “N”, a quien debían llevar al Hospital Rubén Leñero.

El único testigo presencial de la fuga le oyó decir: “Allá ya se dieron cuenta”. Contó a las autoridades que cuando lo sacaron de su estancia un custodio, al que se refirió como “el de lentes”, le propuso que dijera que “se había quedado dormido” y no vio la fuga, a cambio recibiría 200 mil pesos. Al no acceder lo amenazó de muerte a él y a su familia.

Roberto “N” es uno de los nueve custodios que son investigados por la fuga y solicitaron la duplicidad del término constitucional para que se resuelva su situación jurídica. Se encuentran en prisión preventiva en el Reclusorio Oriente.

Los datos de prueba fueron leídos por el Ministerio Público y por el fiscal antisecuestros, Luis Fernando Trejo Vargas, durante la audiencia de formulación de imputación, que inició la tarde del sábado y concluyó entrada la madrugada de ayer.

En la misma, nueve custodios asesorados por su defensa legal solicitaron la duplicidad del término constitucional, por lo que el próximo miércoles se define su situación jurídica; mientras todo el proceso pasa permanecerán en el interior del Reclusorio Oriente.

Los dos custodios restantes fueron vinculados a proceso por el delito de evasión de reos agravada y se determinó tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

La evasión

Consta en la carpeta judicial 012/0097/2020/AO, que el pasado 29 de enero, 11 custodios del Reclusorio Sur, en complicidad de acción y omisión dolosa, beneficiaron a los integrantes del Cártel de Sinaloa para que escaparan.

El plan de fuga comenzó cuando a las 19:00 horas del 28 de enero los encargados de hacer rondines y de controlar las estancias (Raúl “N”, Enrique “N” y Arturo “N”, además de Adrián “N”, jefe de grupo) dejaron abiertas las esclusas de la zona 1, para que los tres pudieran fugarse a las 5:00 horas del día siguiente.

Luis Fernando González; Víctor Manuel Félix Beltrán, El Vic, y Yael Osuna, que se encontraban en las estancias siete, ocho y nueve, respectivamente, salieron de sus celdas y cruzaron cinco esclusas.

Una vez afuera, se posicionaron en la estancia seis, en donde quitaron un barrote y descendieron al jardín sur, luego utilizaron una escalera de colores para brincar la barda que divide la estancia y la aduana del penal, para eso cortaron con pinzas la malla ciclónica.

Todo ese movimiento fue frente a la Torre 1, presuntamente vigilada por Emmanuel “N” y Eduardo “N”, quienes no reportaron los movimientos inusuales.

Del otro lado de la barda los esperaba la camioneta tipo van con número económico B-162, del Sistema Penitenciario, tripulada por Roberto “N”, Antonio “N” y Daniel Hiram “N”. Una vez que salieron de las celdas, llegar a la camioneta les tomó seis minutos, pues a las 5:06 ya estaban dentro del vehículo.

Las cámaras de videovigilancia registraron como Roberto “N” hizo maniobras extrañas y condujo de reversa hasta un punto ciego, en donde pudieron ingresar a la parte trasera. En el vehículo se encontraba el reo Víctor “N”, quien debía ir al hospital para ser atendido.

La camioneta espero dos minutos sin movimiento, luego avanzó hasta la aduana, en donde los custodios Víctor “N” y Miguel “N” le permitieron salir sin revisarla; 50 minutos después los prófugos se bajaron y abordaron otro vehículo que los esperaba para escapar.

Comentarios