Se encuentra usted aquí

Ahora se castigará en CDMX a quien comparta un pack sin autorización: Olimpia

Difundir un "pack", es decir, una o varias imágenes o videos con contenido íntimo o sexual, ya será castigado hasta con 9 años de prisión en la CDMX
Foto: Especial
03/12/2019
08:54
El Universal
-A +A

Por unanimidad, el Congreso de la Ciudad de México aprobó la aplicación de la Ley Olimpia que busca castigar a todo aquel que difunda imágenes de contenido íntimo o sexual sin consentimiento. 

"Con 56 votos a favor. Ahora se castigará hasta con 9 años de cárcel a quien comparta un pack sin autorización", dijo a EL UNIVERSAL Olimpia Coral Melo, activista que fuera víctima de acoso cibernético en 2012, cuando tenía 18 años y cursaba la preparatoria en su natal Huauchinango, Puebla.

Olimpia accedió a grabar un video íntimo con su pareja, mismo que fue subido desde su celular a grupos y páginas pornográficas de internet.

La grabación se viralizó y la imagen de Olimpia fue explotada en al menos seis páginas porno a nivel mundial. “Mi nombre es Olimpia Coral y deje de serlo para convertirme en la Gordibuena de Huauchinango”, relató la activista, quien fue víctima de burlas, acoso y extorsiones que la llevaron a tratar de suicidarse en tres ocasiones

Incluso llegaron a pedirle dinero a cambio de bajar el video. Su imagen la explotaron en el ciberespacio como escort y prostituta en Huauchinango.
 

Qué implica la difusión de "packs"

Adquirir un "pack", es decir, una o varias imágenes o videos con contenido íntimo o sexual, puede costar mil pesos en el mercado de explotación virtual.

En este tráfico de imágenes se ven involucrados menores de edad y se incrementa con la llegada de nuevas aplicaciones, pues los agresores van creando nuevas formas de hostigamiento y captación de este contenido.

Existen distintas manifestaciones de ciberacoso, desde suplantación de identidad, ‘doxeo’ (exhibición de datos personales y/o fotografías en internet con intención maliciosa), sextorsión (chantajear a una víctima; amenazar con publicar imágenes íntimas con el fin de obtener más fotos explícitas, videos, u obtener sexo de la víctima), hasta la creación de hashtags de hostigamiento en redes sociales

 

Comentarios