Se encuentra usted aquí

Dieron carpetazo a 12 denuncias contra García Luna

La Secretaría de la Función Pública recibió en el sexenio de Felipe Calderón 12 quejas y denuncias por enriquecimiento ilícito y abuso de autoridad, pero fueron desestimadas porque “carecían de elementos”
La SFP investigó en 2011 el uso de instalaciones de seguridad nacional para una serie de TV, pero concluyó que no hubo ninguna irregularidad. Fotos: ARCHIVO EL UNIVERSAL
07/05/2020
09:17
Zorayda Gallegos
-A +A

La Secretaría de la Función Pública (SFP) del gobierno de Felipe Calderón sí tuvo conocimiento de las irregularidades y presuntos vínculos de Genaro García Luna con el narcotráfico, pero archivó las denuncias al considerarlas “improcedentes” o que “carecían de elementos” para continuar con la investigación.

Las 12 denuncias y quejas recibidas por la SFP, la instancia que vigila que los servidores públicos actúen con legalidad, versan sobre acusaciones de enriquecimiento ilícito, vínculos con el crimen, abuso de autoridad, negligencia, ejercicio indebido de funciones, desacato, descuido y falta de atención en el cumplimiento de sus obligaciones. Desde que García Luna fue detenido en Estados Unidos el 10 de diciembre del año pasado, acusado de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa, el expresidente Felipe Calderón ha negado que él tuviera conocimiento de los nexos de su exsecretario de Seguridad Pública con el crimen.

“Es falso que mi gobierno tuviera información sobre nexos de Genaro García Luna con el narcotráfico. Actué con determinación contra el crimen organizado y recibí amenazas por ello, jamás hubiera permitido que ningún funcionario con vínculos como esos siguiera en el gobierno”, escribió el pasado 3 de mayo en Twitter.

Vínculos con crimen organizado

Sin embargo, de acuerdo con documentos consultados para este reportaje, los órganos internos de control de la Secretaría de Seguridad, Policía Federal y de la Secretaría de la Función Pública sí recibieron denuncias que alertaban sobre estos nexos.

Puedes leer: AMLO: hasta ahora, no hay elementos que impliquen a Felipe Calderón en el caso García Luna

Una de las quejas fue presentada en 2010 por expolicías federales que se quejaron de los supuestos vínculos con el crimen organizado de García Luna y sus colaboradores más cercanos, como Luis Cárdenas Palomino, entonces comisario en jefe de la Policía Federal Preventiva (PFP), y Armando Espinosa de Benito, coordinador de inteligencia de la PFP.

Los exagentes que presentaron la queja de forma anónima anexaron como pruebas una serie de mensajes que los miembros de la Coordinación de Seguridad Regional recababan durante los servicios de inspección, supervisión, seguridad y vigilancia en diversos recorridos por el país.

La mayoría de los mensajes anexados en la queja fueron encontrados por los agentes en cartulinas y mantas colgadas en puentes en los estados de Guerrero, Coahuila y Michoacán, entre otros. En los escritos que eran retirados de la vía pública se acusaba a García Luna, Palomino y Espinosa de romper códigos y de proteger a un cártel.

“Presidente: le pedimos que habrá [sic] bien los ojos y que se dé bien cuenta de la clase de gente que tiene al frente de los cargos públicos como son Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palominos, Armando Espinoza de Benito [sic], están a la orden de uno de los cárteles de la droga; asimismo, se encargan de hacer los trabajos de dicho cártel para perjudicar a los demás”, decía un escrito fechado el 14 de mayo de 2009.

La queja fue desestimada porque los policías se negaron a dar sus nombres y no pudieron comprobar lo señalado en los escritos de las mantas y cartulinas que tomaban en los estados.

Las denuncias presentadas en este reportaje se desprenden de información proporcionada por la SFP en respuesta a diversas solicitudes de información. Algunos de los expedientes de quejas fueron entregados por la SFP en el sexenio anterior, pero ahora se dan a conocer por primera vez.

Lee también: Gobierno de Calderón conocía nexos de García Luna con narcotráfico: Roberta Jacobson

En las denuncias revisadas se constata que desde el gobierno de Vicente Fox hasta el de Enrique Peña Nieto, pasando por el de Calderón, los órganos internos de control y la SFP tuvieron conocimiento de 23 quejas y denuncias por diversas irregularidades atribuidas a García Luna.

La mayor cantidad de ellas se recibió en el sexenio de Calderón, con 12 expedientes. En el sexenio de Vicente Fox hubo nueve señalamientos, mientras que en el de Enrique Peña Nieto apenas se registraron dos denuncias en 2013 por falta de atención en el cumplimiento de sus obligaciones.

Pedían investigar su patrimonio

En marzo de 2012, un ciudadano, cuyo nombre fue tachado en el expediente entregado a este diario, presentó una denuncia ante la SFP acusando a Genaro García Luna de un crecimiento patrimonial significativo, no justificado e inexplicable.

En el escrito adjuntaba información del Registro Público del Comercio de la Ciudad de México, así como datos sobre las declaraciones patrimoniales de 2002 a 2011 del exsecretario, en los que se apreciaba la compra de viviendas y terrenos a la par de sus diversos cargos en el servicio público.

Entre 2006 y 2008 compró tres propiedades a crédito y un terreno de contado, en el cual edificó en pocos meses una construcción de aproximadamente 20 millones de pesos, y terminó de pagar otra propiedad de 2.3 millones de pesos, según lo relatado en el expediente. “De acuerdo con la información que aparece en las declaraciones patrimoniales de 2001 a 2008 y que se presentan como anexo, el servidor público no tenía el salario ni los ahorros suficientes para comprar el terreno, menos para hacer la costosa construcción. Al contrario, en mayo de 2008 declaró estar totalmente endeudado a finales de 2007”, según el expediente.

En la misma denuncia, donde se pedía a la SFP investigar su crecimiento patrimonial, lo acusaban de ejercicio indebido del servicio público por no haber presentado su certificación policial mediante los exámenes de control y confianza, que eran obligatorios para todos los policías en México.

Te puede interesar: Mi gobierno no conocía los nexos de García Luna con el narcotráfico: Calderón

Sus deudas, según la declaración anual de 2008 recabada por el denunciante, ascendían a 6.8 millones de pesos. Sin embargo, en el mismo año adquirió un terreno de 4 millones 87 mil pesos donde construyó una nueva casa. La queja registrada con el expediente DGDI/004/2012 no prosperó y el 21 de mayo de 2012 la Dirección General de Denuncias e Investigaciones de la SFP determinó concluirla por “incompetencia”.

felipe_calderon_eluniversal.jpg
Las quejas en contra de García Luna no iniciaron en el sexenio de Calderón, sino que datan del gobierno de Vicente Fox, cuando se creó la AFI.

 

Mientras que en México las denuncias de presunto enriquecimiento ilícito fueron desestimadas, en Estados Unidos las autoridades indagaron sobre el patrimonio de García Luna y encontraron que tan sólo en aquel país tiene propiedades por 4 millones de dólares que adquirió mediante prestanombres y empresas fantasma.

El pasado 27 de febrero, durante una audiencia de fianza en Nueva York donde se analizó si García Luna debería enfrentar el proceso en libertad, la Fiscalía de Estados Unidos exhibió el poder adquisitivo del exsecretario de seguridad y algunos de sus bienes, entre ellos un yate e inmuebles.

Para este reportaje se buscó la postura del expresidente Felipe Calderón sobre las quejas en contra de García Luna que recibió la SFP durante su sexenio, pero declinó dar una entrevista.

Denunciaron corrupción y desvío

Otra de las quejas es la que presentó el 20 de mayo de 2008 Javier Herrera Valles, quien se desempeñó como director de la PFP en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, donde señalaba “actos de corrupción” por parte del ex secretario de Seguridad.

Herrera Valles también denunció que García Luna cometía “injusticias”, “arbitrariedades”, “intimidaciones”, actuaba con “improvisación” y los operativos en contra de la delincuencia organizada no daban resultados por falta de organización y capacitación al personal a su cargo.

También lee: Por caso de García Luna, que llamen a DEA y CIA: AMLO

Los hechos denunciados no prosperaron y concluyeron mediante “acuerdo de archivo”. Esto significa que después del análisis de la queja se determinó que los elementos aportados durante la investigación no fueron los suficientes para concluir alguna responsabilidad.

En entrevista con este diario, Herrera Valles asegura que dentro de la PFP había muchos inconformes en contra de García Luna, pero no se atrevían a denunciar porque eran reprendidos, amenazados o afectados mediante movimientos de plazas a zonas peligrosas del país.

“Yo fui prácticamente el portador de muchas quejas, mediante una carta alerté al presidente. También le señalé de compañeros que mandaron una carta a Contraloría, pero después de lo que me pasó [su encarcelamiento] se frenaron las quejas de los que querían denunciar”, explica.

El colmo, señala Herrera, es que los órganos internos de la policía no sólo archivaron la denuncia que puso, sino que abrieron una investigación en su contra por haber sustraído información y revelado secretos de la institución, inhibiendo al resto de los elementos quejosos.

Otra denuncia en contra de García Luna la presentó el PRD en mayo de 2011, acusándolo de desviar recursos públicos de la Secretaría de Seguridad para la grabación de una serie de televisión transmitida por Televisa.

Para grabar la serie El equipo, el entonces comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, le autorizó a la televisora usar sus instalaciones y le prestó patrullas, vehículos blindados, helicópteros y uniformes tácticos, y le facilitó 353 policías para que participaran como extras.

Puedes leer: La justicia no es asunto de consultas, responde Calderón a AMLO

En julio de 2011, la SFP concluyó que no hubo ninguna irregularidad en la realización de esta serie porque las instalaciones, equipo y personal facilitado estaban autorizados en el contrato firmado con Televisa.

Las primeras quejas, con Fox

Las quejas en contra de García Luna datan desde el gobierno de Vicente Fox, cuando se detectó que una decena de servidores públicos de la Policía Federal Preventiva habían destinado 312.6 millones de pesos para realizar diversas compras sin una licitación de por medio. La investigación interna se registró como “uso indebido de atribuciones y facultades”.

A García Luna, quien en la época de los hechos era coordinador de Inteligencia de la PFP, lo acusaron de “compras indebidas” al gastar en viáticos y arrendamiento de inmuebles recursos que eran de una partida especial.

Esto dio pie a que el 13 de enero de 2001 Asuntos Jurídicos de la entonces Secretaría de Contraloría (ahora llamada SFP) interpusiera una denuncia penal ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

La indagatoria en contra de García Luna y otros nueve servidores públicos no prosperó y un año después el caso fue archivado porque la PGR consideró que no había pruebas suficientes. En la SFP tampoco fue sancionado administrativamente.

Comentarios